Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Feminafutbol escriba una noticia?

El "aburrido" fútbol femenino

25/06/2017 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Este sábado 24 de mayo de 2017, el estadio el Campín fue testigo de un acontecimiento épico. No estoy hablando de la definición del equipo ganador del primer campeonato profesional femenino de fútbol, ni de la entrega del primer trofeo otorgado a un equipo femenino en esa categoría. Tampoco me refiero a la finalización del campeonato femenino, que algunos llamaron como un "experimento" (entre ellos, Héctor García, Presidente del Club Atlético Bucaramanga)[1]. Tal cual, como si gozar de igualdad de oportunidades en el fútbol fuera una simple prueba que hombres de buen corazón, en su generosidad, quieren donarles a las mujeres.

El Estadio el Campín fue testigo del inicio de un cambio cultural, algo inimaginable hace algunos años atrás. Aproximadamente más de 33.000 personas llenaron el estadio; era la primera vez que tanta gente junta, movida por el espectáculo de ver a las mujeres como principales protagonistas, se dirigiera al Campín con la expectativa de ver buen fútbol.

Hace algunos años, en el 2014, cuando Colombia participó en la Copa América Femenina realizada en Ecuador, hice una investigación académica sobre las "Representaciones sociales de la selección femenina de fútbol de Colombia en la Copa América"[2]. En esa investigación analicé lo que pensaba la gente de las jugadoras de la selección Colombia y sobre el fútbol femenino, a través de los comentarios escritos en las noticias relacionadas con ese campeonato, publicadas en la página de Facebook del periódico El Tiempo.

Fueron identificados muchos comentarios en su mayoría de hombres, que expresaban que el fútbol femenino no atraía público, que ese no era deporte para mujeres, que no llamaba la atención verlas jugando porque su "feminidad" estaba en juego. Cuando estas personas hablaban de feminidad, lo hacían sobre la base de una feminidad hegemónica, es decir, aquella que se ha impuesto sobre las mujeres en nuestra cultura: debilidad, fragilidad, delicadeza, o sea, todas las cualidades contrarias a las requeridas para jugar fútbol de forma competitiva.

Esa forma de pensar es fruto de una cultura machista, y sexista, que normaliza una forma de feminidad, trayendo como consecuencia la exclusión y marginación de las mujeres en espacios sociales, como el deportivo, por ejemplo.

A esas personas quisiera dedicarles la final de la primera Liga Profesional Femenina de Fútbol en Colombia. Piensen en más de 33.000 espectadores y espectadoras que un sábado por la noche asistieron a un partido de fútbol jugado por mujeres, algo que hasta hace unos meses atrás solo existía en sueños para las jugadoras de fútbol, por lo menos, en este país.

imageCortesía: Independiente Santafe

Muchas instituciones deben comprometerse en aportar a este cambio cultural. En primer lugar, ustedes medios de comunicación; ustedes tienen una responsabilidad inmensa en aportar a la igualdad de género: mayor transmisión de los partidos, mayor variedad en esas transmisiones, capacitación en Educación de Género a sus locutores y locutoras para que dejen de expresarse de las jugadoras tomando como base su color de piel, o a través de diminutivos que las infantilizan, y sobre todo, para que se aprendan los nombres de las jugadoras.

DIMAYOR, de alguna forma deben exigirle a los clubes profesionales de fútbol tener también un equipo femenino. Vigilen la inversión que los clubes hacen con el dinero que ustedes otorgan para el desarrollo del fútbol femenino; que de verdad ese dinero se invierta en las jugadoras y en sus necesidades. Al decir esto pienso en las jugadoras del Atlético Bucaramanga a quienes no les ofrecían ni agua en los entrenamientos, y quienes viajaron en bus largas distancias a algunos de sus partidos.

Sociedad en general, gracias por apoyar los cambios, gracias por abrir sus mentes y sus corazones al fútbol femenino. Ver el Estadio el Campín con esa cantidad de público me hace sentir, como lo dijo el poeta, que "no se goza bien de lo gozado sino después de haberlo padecido"[3], que todo esfuerzo vale la pena para construir una sociedad más incluyente. Claro, estoy hablando solamente de fútbol, pero al fin y al cabo el fútbol también es una expresión social.

[1] Puede leer las declaraciones del presidente del Club Atlético Bucaramanga en el siguiente enlace: http://periodico15.com/index.php/2017/03/06/jugadoras-liga-profesional-tratadas-aficionadas/

[2] Para conocer más sobre la investigación puede visitarle en el siguiente enlace: http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/educacionfisicaydeporte/article/view/23739

[3] Poema de Francisco Luis Bernardez, llamado: Si para recobrar lo recobrado.


Sobre esta noticia

Autor:
Feminafutbol (1483 noticias)
Fuente:
feminafutbol.com
Visitas:
5789
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.