Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

El activo político de Leonel Fernández

21/05/2015 00:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLeonel FernándezEl ex presidente Leonel Fernández es un activo indiscutible de la política nacional, y una importante apuesta del Partido de la Liberación Dominicana. Es un "animal político", y de los más aventajados de los que dispone el país.Inteligente, informado, actualizado y muy hábil. Es el líder de su propio proyecto político y un referente nacional para miles y miles de seguidores a nivel nacional e internacional. Nadie, a menos que sea un necio, puede negar el potencial que conserva el que llegara a ganar tres elecciones con porcentajes superiores al 50%.

Con su ejercicio de gobernante, el país puede exhibir avances que nunca tuvo, y eso está a la vista.

Sin embargo, siendo un hombre de su sapiencia, de su inteligencia, ha permitido que su propio ego entre en competencia con esa inteligencia.

Somos de la humilde opinión de que el deterioro de su liderazgo político empezó a desmejorar cuando se negó a defender su obra de gobierno. Su Alter Ego, le impidió ponerse a responder preguntas que se le han hecho acerca de determinadas decisiones que tomó desde el Gobierno. Al parecer consideró que quienes le inquirían no estaban a " su nivel" para responder o dar explicaciones y prefirió utilizar el aislamiento y el silencio como armas para defenderse del acoso.

A pesar de que encabeza entre los demás el mayor porcentaje de las últimas mediciones, no se está seguro de que pueda vencer a una coalisión que pudiera formarse para enfrentarlo, en caso de que pudiera alzarse con la candidatura presidencial del PLD, al menos en una primera vuelta, necesario para poder asegurar que el partido gobernante pueda retener el poder.

El apadrinamiento o protección de personajes de su gobierno cuestionados y llevados a los tribunales, aunque no han sido juzgados y condenados, ha representado un alto costo político para su proyecto presidencial.

Guardar silencio o hacese el indiferente ante los cuestionamientos, no le ha servido para repuntar en las encuestas, sino por el contrario ha disminuido su potencial electoral y puesto su liderazgo en el centro de una disputa, incluso a lo interno del PLD.

Fernández ha cometido el error, calculado tal vez, de presentarse a la busca de la candidatura presidencial del PLD, con miembros de su equipo rechazados por grandes mayorías que participarán en las venideras elecciones. Los ha desafiado a los electores y mantiene su propuesta con su equipo intacto. Ni siquiera ha dado señales de querer hacer renovaciones, de hacer un relanzamiento en su entorno con figuras frescas y sin el profundo cuestionamiento.

Eso consideramos es un error que ha fortalecido su tasa de rechazo, no quizás por su persona únicamente, sino por el "equipo" que le acompaña y que al no tener luz propia, tiene que brillar con su reflejo. La tendencia es que la gente se niega a ser gobernado por un equipo de gobierno del que se tienen frescos malos recuerdos.

Si Fernández se hubiera puesto el traje de la humildad y hubiera explicado los cuestionamientos, habría salido ganando él y el país, y ya habría desactivado a sus opositores.

Ahora le viene encima otro reto que desafía su inteligencia. El Comité Político, un órgano del PLD que es una especie de "laboratorio político", y que él preside, ha tomado una decisión que él no ha acatado, y tampoco sus seguidores, y es presentar un proyecto para modificar la Constitución de la República y quitar el impedimento a presentarse para un nuevo período de un compañero de partido, beneficiado por la preferencia electoral dentro y fuera del PLD, aún sin haber dicho que aspira.

Fernández pudiera con humildad reconocer que la popularidad medida del gobierno del presidente Danilo Medina, es una victoria personal para él, porque su esposa, la vicepresidente Margarita Cedeño de Fernández, es co-partícipe de esa valoración de grandes mayorías de votantes, peledeistas y no comprometidos con esa formación política.

En lugar de confrontar ese gobierno, al que pertenece su esposa, y donde están antiguos colaboradores de sus anteriores gobiernos, debió respaldarlos sin reservas, y eso pudo permitirle badear la marea alta y fortalecerle, no quizás como candidato presidencial, pero sí como líder polítio en el PLD y como un referente nacional, por su condición de ex-presidente.

Andar por la borda de esta realidad le ha costado que hasta le hayan irrespetado y desafiado con impedirle que retorno al poder.

Este país, necesita líderes, hombres de Estado para guiarlo, para ayudarlo a conquistar nuevos estadios hacia el desarrollo, y Fernández, con su liderazgo en el partido más importante que existe al momento, el gobernante PLD, y con su influencia en el Congreso, bien pudo demostrar con hechos su amor por su país.

Pero lejos de esto, ha empezado a construir tensiones que no favorecen al clima democrático, expòne a su partido a fricciones y asomos de división como pocas veces ha ocurrido en esa formación política, y todo por una ambición personal, contra viento y marea.Si el PLD es echado del gobierno el próximo 2016 por agenciarse una debilidad estructurar que le impida vencer a la oposición, Fernández puede estar seguro de que le marcarán como el principal responsable.

Confrontar un órgano al que pertenece, y que preside como el Comité Político, no debe ser una buena idea y no tendrá resultados que no sea una catástrofe política, y eso, con su preclaridad política, Fernández debe advertirlo.

Eso lo expone, no solo a disminuiir más su liderazgo, sino que prácticamente lo pone fuera y hasta podría ser forzado por las circunstancias a abandonar el PLD.Cuando se está en un partido, es porque se está dispuesto a respetar sus decisiones, aunque no se esté de acuerdo, y más cuando éstas surgen de una votación democrática, en donde todo el que estuvo allí adoptó la decisión que consideró.

El Comité Político tal vez, sin una profunda convicción ha optado por interpretar la corriente externa que le favorece a Danilo Medina, y no podía aislarse de lo que es el reclamo de las mayorías de electores.

Si la oposición logra vencer al PLD diezmado por una división interna, el primer perjudicado va a ser Fernández, porque ya no disfrutaría de las consideraciones actuales, y podría ser desconsiderado hasta en los tribunales de la República, cosa que no sucedería si un compañero de partido como Danilo Medina, y su propia esposa, que han sido exitosos en su obra de gobierno, pudieran continuar el programa y el estilo que la gente aprueba, como lo dicen todos los sondeos realizados al momento.

Leonel Fernández, debe utilizar su inteligencia, su preclaridad, para entender estas cosas, y saber que el mundo no acaba el 2016, y que recapacitar y esperar es una buena estrategia, darse más tiempo para recomponer sus fuerzas y su liderazgo, esperar que el "río baje" y estudiar la posibilidad de proponerse en otro momento, cuando las pasiones en torno a sus aspiraciones hayan disminuido con el tiempo, y no cargar con la responsabilidad política e histórica de una humillante derrota del PLD.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
791
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.