Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamvas escriba una noticia?

No hay acuerdo comercial entre EEUU y China.. y las diferencias se agudizan

10
- +
13/05/2019 08:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nick Beams, wsws

Las conversaciones entre los negociadores comerciales de Estados Unidos y China en Washington se rompieron este jueves sin ningún acuerdo tras la imposición de aranceles adicionales por parte de la administración Trump sobre productos chinos por un valor de $200 mil millones. No se ha fijado fecha para futuras discusiones.

La preocupación más inmediata de ambas partes a medida que emergían de la reunión era emitir garantías de que las negociaciones no se habían roto por completo para calmar a los nerviosos mercados financieros.

El Financial Times , citando a una "persona familiarizada con las conversaciones", dijo que China no había cedido mucho terreno significativo en los puntos clave, pero ambas partes "sintieron la necesidad de gestionar las expectativas del mercado y evitar la percepción de un colapso completo".

Hace una semana, se esperaba que las discusiones llegaran a un acuerdo listo para ser firmado por el presidente Trump y el presidente de China, Xi Jinping. Pero ese escenario no pudo cumplirse cuando el gobierno de Trump acusó a Beijing de dar marcha atrás en los compromisos para convertir en ley los cambios en sus políticas económicas, tal como exigía Estados Unidos.

Las nuevas tarifas, que elevaron las tasas del 10 por ciento al 25 por ciento, se impusieron el viernes. Trump también anunció que había iniciado el "papeleo" para la imposición de un arancel del 25 por ciento sobre otros $325 mil millones en productos chinos no cubiertos hasta el momento.

Las tarifas no entrarán en vigencia hasta que los barcos que salieron de China ayer lleguen a los Estados Unidos, un período de tres a cuatro semanas. Las cargas actualmente en tránsito no serán gravadas con las tasas más altas. Esto proporciona una pequeña ventana de oportunidad para futuras discusiones.

Trump ofreció esa perspectiva en una serie de tuits sobre el resultado de la reunión.

"En el transcurso de los últimos dos días, Estados Unidos y China sostuvieron conversaciones sinceras y constructivas sobre el estado de la relación comercial entre ambos países". "La relación entre el presidente Xi y yo sigue siendo muy fuerte, y las conversaciones en el futuro continuarán. Mientras tanto, los Estados Unidos han impuesto aranceles a China, que pueden o no eliminarse, dependiendo de lo que suceda con respecto a futuras negociaciones".

China también intentó ofrecer garantías de que las negociaciones no se habían roto por completo. En una declaración emitida poco después de que se impusieran las nuevas tarifas, el Ministerio de Comercio dijo que "lamentaba profundamente" las acciones de Trump y advirtió que China "tomaría las contramedidas necesarias".

Sin embargo, también buscó suavizar el tono, expresando la esperanza de que se pudiera llegar a un acuerdo y que las dos partes "se encontrarán a mitad de camino".

El viceprimer ministro y negociador comercial en jefe de China, Liu He, dijo a la Televisión Central de China que había viajado a Estados Unidos "bajo presión" y que su decisión fue un signo de la "sinceridad" de China. "Creo que hay esperanza", dijo.

Los esfuerzos combinados para calmar a los mercados tuvieron éxito, al menos a muy corto plazo. Wall Street terminó arriba por más de 100 puntos para el día después de caer bruscamente en la apertura, registrando una caída general de más de 500 puntos.

Nunca iba a haber un acuerdo en las negociaciones de esta semana después de la subida de tarifas porque a Liu no se le había dado la designación de enviado especial al presidente. Como resultado, solo pudo informar y no hacer ningún compromiso.

Al intentar calmar los mercados, Trump también emitió una serie de tuits agresivos. "Soy diferente a mucha gente. "Creo que las tarifas para nuestro país son muy poderosas", dijo.

En otro Trump dijo que si bien EEUU continuaría negociando, no había "ninguna necesidad de apresurarse. Las tarifas harán que nuestro país sea mucho más fuerte, no más débil. ¡Siéntense y miren!"

La retórica también se está intensificando en Beijing. Si bien Lui e incluso Xi, en cierta medida, pueden estar preparados para hacer concesiones a los EEUU, existen fuerzas poderosas en el régimen chino que se oponen a lo que consideran una capitulación ante los EEUU.

Estos se exhibieron en un foro celebrado esta semana en Beijing, informado por el Financial Times , en el que participaron representantes de empresas militares estatales.

Dai Xu, un coronel retirado de la fuerza aérea y ahora profesor en la Universidad de Defensa Nacional de China, dijo: "Espero que las negociaciones se rompan". En una imagen reflejada de los arrebatos de Trump, continuó: "Una vez que finalicen las negociaciones "Estados Unidos estará terminado, seguro... echaremos a todas las compañías estadounidenses y traeremos de vuelta las nuestras".

Dai dijo que se oponía a los conceptos tradicionales de que "no importa cuánto hayan lastimado a China, estamos educados para olvidar... ¿cuál es el significado de recordar la historia sin el odio? No tiene sentido".

La historia estuvo muy presente en los comentarios de Wu Qiang, comentarista y exprofesor de política en la Universidad de Tsinghua. "Xi está muy preocupado por su autoridad, ya que no quiere ser visto como Yuan Shikai", dijo.

Yuan fue presidente de China durante la Primera Guerra Mundial, cuando Japón, después de tomar un enclave alemán, emitió una serie de 21 demandas de derechos extraterritoriales y otras concesiones radicales. El eventual acuerdo de Yuan con la mayoría de las demandas provocó una oleada de oposición a su gobierno.

Tan Yungang, un coronel de la fuerza aérea, dijo al foro: "Estados Unidos nos ve abiertamente como su mayor enemigo. Estados Unidos bloqueará a China más que a la antigua Unión Soviética".

Washington ha estado llevando a cabo una serie de "bloqueos tecnológicos" contra China para mantener su propio dominio, dijo.

La política oficial de China aún es continuar las negociaciones, manteniendo la perspectiva de un acuerdo de ganar-ganar. Pero hay indicios claros de que la continua y creciente beligerancia de la administración de Trump está produciendo una reacción violenta en los círculos gobernantes.

Un artículo publicado en el blog Taoran Notes, que parece gozar de respaldo semioficial, fue titulado: "Si quieres hablar, podemos hablar, si quieres luchar, también podemosluchar".

El artículo, que fue rápidamente publicado tanto por el People's Daily como por la agencia de noticias Xinhua, ambos medios estatales, se referían a la Guerra de Corea, diciendo que "durante dos años, [las partes] lucharon mientras negociaban al mismo tiempo".

Tales comentarios apuntan a la lógica objetiva subyacente de la guerra comercial: la erupción de un conflicto militar, mucho más devastadora que la Guerra de Corea, ya que Estados Unidos se esfuerza por mantener su dominio frente a la expansión económica de China.


Sobre esta noticia

Autor:
Mamvas (4708 noticias)
Fuente:
mamvas.blogspot.com
Visitas:
32
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.