Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamasincomplejos escriba una noticia?

Adiós 2014

31/12/2014 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

En las últimas horas del año no he podido resistirme a hacer un breve repaso de este año -par- que tanto nos ha dejado, bueno, malo y regular. Hemos reído, hemos llorado, hemos aprendido, hemos recibido algún revés, nos hemos levantado y aquí estamos, a pesar de todo, poniéndonos de gala para dejarle marchar y dar la bienvenida al 2015 -impar y ya sabéis que preferido-.

EneroDonde creía que había calma llegó una noticia que lo revolvió todo. Una vez más lo inesperado, para la mentes cuadriculadas como la mía toparse con lo inesperado jode y mucho. Más cuando revuelve algo que aprecias.

FebreroMes de aniversarios, recuerdos, tristeza y al tiempo alegría. Celebramos el aniversario de quien se nos fue y el cumpleaños de mi vida, mi tesoro, mi Rayo. 7 años ya, ¡el tiempo vuela!

MarzoPreparando la primera escapada del año, van llegando las ganas de un poquito de calor para disfrutar al aire libre. Pero a última hora la anulamos por mal tiempo. Primavera dura la de este año. La revisión de Rayo perfecta, su médico nos da el visto bueno para poder hacer lo que más le gusta: jugar al fútbol.

AbrilLa Semana Santa de este año es tardía y el primer trimestre del año se hace muy largo. En el cole las cosas empiezan a ir regular, sospechamos que el profesor del peque no hace las cosas como debe. Pero aún son sólo sospechas. En el trabajo de papá sin complejos empiezan los primeros despidos, comenzamos a pensar que él será el siguiente. En mi trabajo las cosas van como siempre, afianzando los proyectos del año, duro, cambios, cansancio.

MayoLa escapada tan deseada no la hacemos hasta este mes, nos vamos unos días a la playa, aprovechando el puente, pero la vuelta nos sorprende con un atasco de siete horas, ¡uffffff! Aún así mereció la pena pisar la arena y oler a mar. Recargamos baterías. El trabajo de mi media naranja se tambalea de verdad. En mis cosas duele ver que es oro todo lo que reluce.

JunioEngrosamos la larga lista del paro, papá sin complejos se queda sin trabajo. Las vacaciones se van al traste. Me desmarco de lo que esperan de mi, necesito unos días de descanso y que nadie me marque las pautas. Comienzo a planear aunque sean unos días libres los tres, lejos de todo. A finales de mes comienza papá con un proceso de selección de un posible trabajo. Dedos cruzados. El curso acaba y las sospechas se confirman, el profesor de Rayo es un cero a la izquierda. Presentamos las quejas correspondientes a la dirección del centro y comprueban la falta de trabajo por su parte. Los niños han perdido el curso. Nos aseguran que el próximo curso no seguirán con él, aunque el profesor seguirá en el centro.

JulioDías de parque con la pandilla. Papás y mamás también hemos creado nuestro grupillo. Tardes de pipas, charla y risas. El verano comienza suave, que poco me gusta el calor. Mega bronca con mi madre, esas cosas pasan. ¿Motivo? Las vacaciones, no pasa nada, pero fastidia. Si puedo elegir, prefiero ir a mi aire, las vacaciones en familia no son lo mío. Nos escapamos unos días a una deliciosa playa, solitaria, magnífica. Rayo disfruta muchísimo, pero los escasos 5 días saben a poco. Al regresar de nuevo lo inesperado: jaquecas, malestar que se acrecenta. A las 48 horas de iniciarse acabamos en urgencias. Bastaron dos horas para tener un diagnóstico claro, había que operar. Ese mismo día pasa por quirófano, una complicación leve, sencilla, de fácil solución. Pero aunque ya van unas cuantas, aunque nos sabemos los pasos al dedillo y los seguimos como autómatas, no nos acostumbraremos jamás. De nuevo nos damos cuenta de que en un chasquear de dedos, todo nuestro bienestar, nuestro mundo, nuestra felicidad se tambalea y se cae. Pero todo salió bien, y no nos permitimos el lujo de flaquear. Nos levantamos y continuamos. No fueron posible más vacaciones playeras debido a los puntos, pero organizamos una pequeña escapada de unos días al norte. Cantabria fue nuestro destino y tuvimos la suerte de compartir un par de días con mi querida Patricia y su familia. Días deliciosos en familia, con un único objetivo, que los niños disfrutasen. Y vaya si lo hicieron.

AgostoUna vez quitados los puntos y pasado el tiempo prudencial sin bañarse, Rayo ya no podía más y comenzamos el mes piscinero. Agua, agua y más agua, ¿qué otra cosa se puede hacer en agosto en Madrid? Cuánto disfrutó mi niño del Aquopolis, toboganes, piscina de olas, haciendo el bruto. Papá sin complejos comienza un nuevo trabajo, ¡bravo! No nos ha dado tiempo ni siquiera a darnos cuenta que estaba en el paro. Hay que rebajar un poquitín el sueldo, es lo que toca. Pero a cambio mejora en horario y condiciones. Una buena empresa, con proyecto de futuro. Y a finales de mes una pequeñísima escapada a la playa para despedir el verano. Olas, surf, paella, días interminables de playa y felicidad.

SeptiembreComienza el curso, ¡cómo ha pasado el verano! Como nos aseguró la dirección del colegio el profesor del año pasado no les dará clase. Cambiamos a una tutora maravillosa, y una lista de profesores envidiable. ¡Qué contentos! El curso promete. Las vacaciones, tan puntuales, me han sabido a poco, me siento cansada, hubiera necesitado desconectar, pero es lo que hay, ha sido un verano duro. Pero de nada sirve lamentarse. Sólo pienso en recuperar rutinas, en seguir hacia adelante. Más cosas inesperadas, Noa, nuestra gata, enferma. El diagnóstico, de los peores, insuficiencia renal. Nos preparamos para lo peor. Y preparamos también al niño, no es fácil.

OctubreMadre mía, ¡cumplo 41 años! ¿En serio? Pero si estoy fenomenal, jajajajaja. Me miro al espejo y no me puedo creer que tenga esa edad. Rayo comienza su fútbol, y nos dan la noticia de que este año además competirán. Se está pensando muy seriamente el ser portero. Comienzan también las clases de flauta, retomamos la música y nos enfrentamos a un curso más serio, lleno de nuevos aprendizajes y retos difíciles. Noa remonta, ¡hay tratamiento! Las analíticas mejoran muy poquito pero, a pesar de ello, ¡ha vuelto a ser ella! Sorpresa inesperada.

NoviembrePapá sin complejos cumple años, 43, pero está cañón el tío, jajajaja -mujer enamorada-. Reunión con la profe de Rayo, más contenta no puedo quedar, ha entendido al niño y le está dando justo lo que necesita. A la vista está lo feliz que va a clase. Pero su profesor preferido es Carlos, el de 'Cono', ¡tiene nuevo ídolo! Profesor de método distinto, donde la diversión en clase está asegurada, y además aprendiendo. Nueva revisión con el neurocirujano, ha vuelto el médico que operó a Rayo cuando contaba 15 meses. Ay Doctor, con lo que nos ayudó en su día. Contenta con que retome su caso, tiene dos médicos fabulosos, estamos en las mejores manos. En la revisión aprovecho y resuelvo muchas dudas, este médico es mucho más hablador. Comienzan las competiciones de fútbol, ¡es portero! Y encima no es malo el señorito, tras el primer partido, aunque perdieron, recibe muchas felicitaciones, el tío ha estado espléndido. Noa sigue conmigo, me he propuesto disfrutar de estos meses de regalo con ella. Son 12 años juntas, no estoy preparada para la despedida.

DiciembreComo se me pasa este mes de rápido. La sombra de las navidades sobrevuela desde el mismo día 1. No nos gustan mucho estas celebraciones. Cuando hay roces con la familia, son días difíciles. Pero intentamos normalizar todo. Preparamos una pequeña escapada, me apetece un poco de frío castellano. Valladolid es la ciudad elegida, ¡un acierto! tardes de tapeo, buen vino, un poco de historia y spa para finalizar el día en el hotel. ¿No os parece perfecto? Lo pasamos bien. Las fiestas las pasamos sin grandes revuelos.

Y hasta aquí, hoy se acaba este año. Como veis hemos tenido de todo: sorpresas buenas y malas, llantos y risas. Pero aquí seguimos.

¿Qué espero de 2015? Seguir juntos, seguir felices y seguir plantando cara a la vida, que no es poco.

Gracias por seguir ahí.

Un beso y feliz año.


Sobre esta noticia

Autor:
Mamasincomplejos (426 noticias)
Fuente:
mamasincomplejos.blogspot.com
Visitas:
2846
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.