Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fitness House escriba una noticia?

Agujetas: Mitos y verdades

10/12/2015 10:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Antes de empezar a desglosar o citar teorías, se ha de dar al lector, muy interesado seguro en el tema por el hecho de clickar en el post, suficiente información para que pueda llegar a su propia conclusión sobre dicho tema

Antes de empezar a desglosar o citar teorías, se ha de dar al lector, muy interesado seguro en el tema por el hecho de clickar en el post, suficiente información para que pueda llegar a su propia conclusión sobre dicho tema.

Hay dos tipos de molestias que aparecen después del esfuerzo: el dolor muscular post-esfuerzo de aparición rápida (DOMPAR), provocado por la acumulación de productos derivados del metabolismo muscular (lactato) que afecta las terminaciones nerviosas libres, y el dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía (DOMPAT), que aparece a las 24 horas y esto si que son nuestras amigas: las agujetas.

No son una lesión, son una alteración muscular muy frecuente que se puede definir como dolor y/o rigidez muscular que aparece después de un esfuerzo físico intenso y/o poco habitual.

Aparecen sobretodo en trabajo muscular excéntrico (necesario para poder mejorar), hay una disminución de la fuerza máxima entre el 10-20% y acostumbran a aparecer, como hemos dicho, entre 24-72 horas y a desaparecer entre los 5-7 días después del ejercicio.

Entendido, pero como las trato?

Como cualquier alteración muscular lo importante es la prevención, siempre dentro del paréntesis de su inevitable aparición, que consiste en:

  • Augmentar la temperatura muscular antes del ejercicio con trabajo concéntrico y progresión paulatina del esfuerzo.
  • Calentamiento pre-ejercicio .
  • Ducha con agua fría después de la actividad.
  • Toma regular de vitamina C y proteínas para que la musculatura no se debilite (sí, los vegetarianos tienen más riesgo de sufrir lesiones por su escasa ingesta).

Una vez han aparecido, lo más importante es la recuperación rápida:

Durante las primeras 48 horas debemos disminuir la rigidez y el dolor para facilitar la reabsorción de la inflamación:

Baños de immersión.

  • Duchas frías.
  • Criomasaje.

Después de las primeras 48 horas:

Hidrotermoterapia (Spa, Jacuzzi, Infrarojos...).

  • Masaje (suave, para disminuir el tono muscular y la reabsorción del edema).
  • Estiramientos al límite del dolor (para flexibilizar la musculatura y disminuir el tono muscular).

Lo más importante es el reposo activo a partir de las 24 horas de su aparición mediante ejercicios suaves ( trote, bicicleta estática, elíptica, natación...) para activar el sistema circulatorio, aumentando así la temperatura intramuscular y produciendo así una regeneración más rápida; en caso de actividad intensa “obligatoria”, debería realizarse un buen calentamiento.

Diferentes teorías y su desmitificación

El argumento más escuchado sobre su aparición es la acumulación del ácido láctico, que se cristaliza y produce lesiones; esto no es cierto por una simple razón: aparecen agujetas muchas veces cuando el gasto energético no es demasiado elevado.

Otra creencia, es la del espasmo muscular: en la contracción, se produce una disminución del aporte sanguíneo lo que provoca isquemia; cuando la contracción es isométrica también hay isquemia y no aparecen agujetas.

Y por último, también se ha comentado el aumento de temperatura como causa, pues produce necrosis de las fibras musculares y rotura del tejido conectivo; pero hay que recordar para desmentirla, que la temperatura muscular es superior en trabajo excéntrico.

Así, la teoría cierta es la del remodelado mio-fibrilar o trastorno sarcomérico, que produce cuatro tipos de cambios:

  1. Deformación de la amplitud de la línea Z.
  2. Sarcómeros deformados.
  3. Doble línea Z.
  4. Aumento del números de sárcomeros.

Dicho en idioma más popular y notorio: un ejercicio no familiar, provoca un daño en las mio-fibrilas (encargadas de la contracción), produciendo dolor (agujetas), inflamación, lo que llevara a la adaptación y a su recuperación : TEJIDO MÁS RESISTENTE AL DAÑO.

Otros mitos.

En ocasiones, sobretodo en el mundo del fitness y la musculación, existe la creencia de que durante el período de agujetas, es cuando más adaptación muscular hay (hipertrofia muscular); parte de razón tienen los monitores de fitness que utilizan este método, pero como fisioterapeuta he de añadir que es el período dónde hay más riesgo de lesiones (alteración del reclutamiento fibrilar), así pues: no se debe trabajar la fuerza explosiva (trabajo de musculación, sprints, velocidad, potencia...) durante su aparición.

Otro mito, es el de los estiramientos: quién no ha escuchado la frase en su equipo de fútbol, grupo de entreno o gimnasio de “estira que si no mañana las agujetas...!”. Los estiramientos, vitales siempre en cualquier disciplina, no previenen las agujetas, ayudan a la recuperación muscular post-competición sobretodo el día después del esfuerzo, pero no evita la aparición de “nuestras compañeras”; hablando de frases, una muy escuchada, que también desmitificaremos, en el mundo de la salud deportiva: “fisio, una descarga que tengo unas agujetas...!”, craso error también, el masaje como cualquier técnica donde la musculatura se oxigena y se llena de sangre es positiva, pero nunca una descarga muscular, pues nuestro cuerpo sufriría sin ningún resultado, de hecho, como atleta popular, las cursas donde después se realizan masajes, las considero una auténtica aberración, pues sino te has lesionado durante la prueba, lo puedes hacer encima de la camilla. En estas ocasiones el criomasaje o masaje con hielo es mucho más agradecido, saludable y efectivo.

Con todo lo que he leído...Son buenas o no?

Las agujetas son BUENAS, porque significan trabajo, pero son MALAS, porque como cualquier alteración muscular, puede llegar a ser el paso previo a una lesión muscular si no se tratan y se solucionan correctamente; así según cual sea el momento o el objetivo del ejercicio físico practicado, se le puede poner el adjetivo que el deportista quiera, yo personalmente me quedo con el de INDISPENSABLE: son indispensables para mejorar el rendimiento del deportista, siempre y cuando todo esté organizado y planificado. Son beneficiosas porque nuestro organismo mejora cuando está sometido a una situación de estrés superior a la normal ya que el cuerpo realiza una adaptación y así mejoramos la capacidad y el rendimiento del deportista.

Para gente menos metida en el mundo del deporte, recomiendo empezar poco a poco, por ejemplo con aparatos o máquinas de Fitness que trabajen grupos musculares por separado, para así ir tonificando poco a poco todo nuestro volumen muscular antes de pasar a rutinas de cuerpo completo.


Sobre esta noticia

Autor:
Fitness House (319 noticias)
Visitas:
631
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.