Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que V. M. Rawlins escriba una noticia?

¡4% Ahora & de forma justa!

05/07/2013 18:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

EL hecho de que la Coalición por una Educación Digna tenga que reclamar que el gobierno ejecute lo asignado por el 4% es algo que debe ponernos en alerta

EL Hecho de que la Coalición por una Educación Digna tenga que reclamar que el gobierno ejecute lo asignado por el 4% es algo que debe ponernos en alerta. No dudo de las intenciones del presidente Danilo Medina Sánchez, ni en sus dotes como economista. Pero en quienes no confío es el equipo que lo rodea. Ese mismo que fue renuente a que la partida presupuestaria, un logro legislativo nacional, no fuese puesta en vigencia. Recordemos cómo, comenzando con el Ministerio de Educación (primero con Melanio Paredes y luego con la señora Josefina Pimentel), pasando por el vocero de la Presidencia y siendo eco el anterior presidente del senado; se alzaron voces en contra del 4%. Voces que cambiaron al cambiar de régimen. Pero, como mañosos que son, usan la “victoria de la sociedad” como excusa para analizar, requeteanalizar y recontrarequeteanalizar como será distribuida la partida.

En el campo de donde vengo se le llama a eso “remoleo”. Para el que no está habituado a la jerga dominicana, eso significa “darle largas al asunto”. ¿Finalidad? Que los ciudadanos se cansen de esperar y confiando en la forma dominicana de “soltar en banda” lo que da mucha lucha; la sociedad se desvincule del tema. También puede ser que se desee aplicar la máxima aquella de que “el que reparte toca la mejor parte” y en un país tan corrupto como el nuestro, el presupuesto del 4% es “un fruto prohibido” que no pocos adanes y evas desearían morder.

El 4% no es, y siempre lo mantendré, un logro de la clase magisterial publica. La ADP, específicamente su presidente de entonces Radhames Camacho, no alzo la voz de lucha. La mayoría de los profesores, como siempre, se mantuvieron alejados de las concentraciones del “grupo disiderente” de maestros que nos congregábamos en Consuelo y la Ana Josefa bajo amenaza de nuestra seguridad y trabajo, y atendiendo al llamado de la dirigente Maricela Contreras (Que pese a nuestras diferencias políticas debo reconocerle que ha estado al frente en los momentos difíciles, aun cuando muchos dirigentes se escondieron). Un grupo muy reducido en comparación a la cantidad que habemos en San Pedro. Y quienes nos unimos a los grupúsculos en todo el país que decidieron irse contrario a lo que la ADP de entonces mandaba por omisión. El 4% fue una lucha de la clase media y alta. Ni siquiera de los padres pobres que si necesitan del mismo y que ahora no dicen nada (al menos que sea para radiar a un director o profesor que no actúa según sus criterios y apoyados por dirigentes educativos que les encantan sentirse aceptados por la opinión pública)… ¡de nuevo!

En el campo de donde vengo se le llama a eso “remoleo”. Para el que no está habituado a la jerga dominicana, eso significa “darle largas al asunto”

La Coalición por la Educación Digna debe ser apoyada. Los y las educadores debemos unirnos y sacudirnos de la mezquindad y lambonismo que nos rodea. Estamos tan habituados a no movernos al menos que el CEN lo diga, como perros amaestrados, que dejamos pasar las luchas. Pero debemos recuperar nuestra individualidad y dignidad. Yo siempre me he identificado como profesor progresista del PLD. No me da pena ni miedo ni vergüenza reconocerlo. Pero tengo el doctrinal de Juan Bosch que decía que uno “Viene para servir la Patria no así mismo”. Primero hombre pensante, luego hombre familiar y por último hombre político. Como educador me son importantes tanto los alumnos como los profesores. Pese a la idea de MINERD, tu profesor y profesora eres importantísimo. Sin ti los alumnos no aprenderán nada.

Yo, al menos que se muestre lo contrario, no espero nada de la ADP en el sentido de lucha. Ojala estar equivocado y si me demuestran mi equivoco con acciones firmes y nada mezquinas (no como las payasadas de la lucha anterior) estaré a gusto de escribir un reconocimiento publico. Pero ahora apelo a la conciencia de los educadores de corazón, no los políticos y pegados por acuerdos, sino aquellos que nos duele nuestra clase y el futuro de la educación. Pues, déjeme confesarles algo: NINGUN GOBIERNO QUE SE RESPETE PERMITIRA UNA EDUCACION TAL QUE LLEVE AL VULGO A CUESTIONARLO; Y NO INCENTIVARA A QUIENES PUEDEN HACER ESO.

¡4% por la educación! ¡Que se aplique ahora!


Sobre esta noticia

Autor:
V. M. Rawlins (15 noticias)
Visitas:
421
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.