Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Los cientificos buscan el Séptimo Sentido de Prediccion de los animales ante los terremotos

08/07/2018 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay científicos que niegan que los animales poseen un Sexto Sentido, pero el hombre cree que existe un vínculo entre el comportamiento animal y el terremoto que se basa en reglas claramente definidas. Lo difícil es encontrarlas. Es lo que hace hioy Diasporaweb

-

El sexto sentido de los animales, que algunos niegan, nos puede dar un chip que podrá predecir terremotos y salvar vidas 

 -Los grandes terremotos o tsunamis modernos dejan al descubierto una ecuación alarmante: la lista de víctimas humanas crece y la de animales muertos es casi nula. ¿Por qué? 

En el año 373 A.c., los griegos describieron cómo ratones, serpientes, comadrejas, ciempiés y escarabajos abandonaban la ciudad de Héquedias antes de un terremoto devastador. Estos hechos y otros han generaron diversas especulaciones pero no se pudo demostrar que hubiera algo extraño. Huían porque tenían miedo. ¿Pero a qué tenían miedo, si el seísmo no se había producido todavía?. Siglos después algún sabio dijo que muchos animales son capaces de detectar imperceptibles vibraciones, cambios atmosféricos u otros muchos fenómenos que los humanos ni sienten. Es un sexto sentido, o dicho de otra forma, una sensibilidad especial que les permite anticiparse a las catástrofes naturales.

Los gatos pierden la calma e intenta salir de la casa buscando refugio al aire libre, es momento de preocuparse, ya que los felinos pueden presentir anomalías horas antes de que ocurran desastres. Los gatos cambian fuertemente su comportamiento antes de un terremoto o erupción volcánica, ya que no solo captan los sonidos, sino que también cambios en la presión ambiental y la deformación del suelo, tal como se pudo ver en el terremoto y posterior tsunami que afectó a Japón en 2011 También existen gatos que predicen la llegada de sus dueños muchas horas antes de que éstos hayan decidido emprender su vuelta a casa. Los gatos, en tanto, poseen un oído sumamente agudo y son capaces de escuchar sonidos imperceptibles para el hombre además de una vista excepcional incluso en la oscuridad y un olfato muy desarrollado, siendo muy sensibles a los fenómenos eléctricos y barométricos, de modo que no es sorprendente que puedan sentir que va a llover o detectar un seismo.   

Las vacas pueden predecir terremotos con mucha anticipación. Seis días antes de un terremoto, las vacas disminuyen la producción de leche, algo que también se pudo constatar en la catástrofe del 2011 en Fukushima. Esta observación se dio en diferentes granjas ubicadas en zonas distantes del país y la causa estaría en el fuerte estrés que sienten antes del desastre y que afecta a su organismo. 

Algunas aves marinas son excelentes a la hora de sentir cambios en la presión atmosférica y acuática, logrando detectar cuándo se formará un huracán. Al sentir la importante disminución en la presión, los albatros vuelan lejos buscando refugio

 

En el tsunami que afectó las costas del océano Indico, especialmente Tailandia e Indonesia en 2004, se pudo ver como los elefantes se replegaban y huían hasta zonas de mayor altura horas antes que las olas golpearan tierra firme. Estos gigantes animales tienen un sofisticado oído capaz de detectar frecuencias imperceptibles para los humanos. 

Los tiburones pueden predecir fuertes cambios climáticos, sobre todo tormentas y huracanes. Los sensores que persiguen a estos animales detectan que los tiburones se agrupan y nadan a zonas donde hay un cambio brusco de temperatura, justo donde golpeará la tormenta más adelante. Eso si, bajan hasta el fondo oceánico para protegerse 

El mejor amigo del hombre es muy inteligente y tiene sentidos mucho más agudos que las personas. Varias veces se demostró que los perros eran capaces de sentir con anticipación los movimientos telúricos, no importa si son pequeños o si se trata de un terremoto. En el terremoto y tsunami de Fukushima, muchos perros que se encontraban a más de 2000 kilómetros de distancia del epicentro mostraron bruscos cambios de comportamiento que evidenciaron una alerta.

Estos animales capaces de detectar desastres naturales son a veces más eficaces que algunas complejas herramientas creadas por científicos y quizá es bueno prepararse para huir cuando los animales nos alerten antes que esperar la llegada del desastre sin tomar las mínimas precauciones 

Ratones y perros pueden escuchar frecuencias muy altas, los elefantes frecuencias más bajas y muchos insectos sentir vibraciones que les recorren las patas. Estos y otros sentidos podrían ayudarles a detectar mínimos cambios en el ambiente y hacerlos moverse para ponerse a salvo. Huir. 

Los animales parecen presentir sucesos que los humanos ni siquiera intuyen  porque poseen un extraordinario desarrollo de sus facultades perceptivas que les permiten “ver” o “cosas” que sienten los humanos. No es exactamente  una capacidad premonitoria excepcional la que les hace capaces de detectar la proximidad de terremotos, pero pueden percibir ondas electromagnéticas, vibraciones, sonidos, o incluso hay quienes llegan a afirmar que son capaces de ver espíritus o fantasmas. 

A lo largo de la historia, se han dado numerosos casos de perros que han logrado recorrer miles de kilómetros para reencontrarse con su amo después de haberse perdido.

Los sentidos de la mayoría de los animales están mucho más desarrollados que los de los hombres. Así, Los perros tienen 40 veces más células olfativas y su rango de sonidos audibles es mucho mayor que la de los humanos.

Hemos detallado algunos casos sobre lo dicho recogidos de distintas fuentes de Internet 

En 1974, Alfred Hollidge tomó una fotografía cuando observo el extraño comportamiento de su gato que parecía seguir con la mirada un objeto por toda la habitación donde él estaba y nunca vio nada, pero al revelar el negativo aparecía una rata que no había visto en la habitación en el momento de sacar la foto, pero el gato sí..

 

También es extraño el vínculo de los animales con sus amos, que excede a veces los de los humanos. Un caso que revolucionó radicalmente la investigación etológica, fue el de un pastor escocés que vivía en Moscú. El dueño de este perro sufrió una enfermedad y estuvo convaleciente unas semanas y, posteriormente, falleció. En todo este tiempo, la mascota se mantuvo fiel, velando después el cuerpo sin vida de su amo. La tristeza marcó tanto a este can que, sin poder soportarlo, se impulsó desde el regazo del cadáver y saltó por la ventana al vacío.Es un caso único en la historia del suicidio de un perro. 

Otro caso sorprendentes es el de “Joe”. El poder especial de este perro quedó patente cuando su dueña perdió a su marido por una enfermedad y lo enterraron. El animal se escapó de casa al mes de la muerte de su amo pero la sorpresa se produjo cuando la viuda acudió al cementerio y encontró a “Joe” sobre la lápida de su amado dueño. Lo sorprendente es que el perro no había ido nunca a dicho cementerio y, además, no había vuelto a ver a su amo desde que a éste le ingresaron en el hospital 

Sólo desde 1980 tras el gran terremoto de Italia, se empezó a llevar a cabo un programa de acciones veterinarias de socorro, porque aumentó se observó el cierto interés de algunos animales sobre el terreno de la catátrofe. Las medidas con intervención de animales para afrontar las los desastres naturales tiene una larga historia, desde accidentes en el fondo de las minas, hasta la búsqueda de víctimas entre los escombros. Idéntico interés muestran en el escenario en los seismos que son los fenómenos geológicos mas terribles y más peligrosos, ya que se presentan de manera imprevisible, con una fuerza ciega y.., que puede compararse con la energía liberada por una bomba atómica, como las detonadas en Hiroshima y Nagasaki, solo que incluso parece multiplicarse varias veces. 

La utilización de perros no es mas que el resultado de la observación de los hombres de ciencia de su utilidad a la hora de salvar vidas humanas, pero que aun no se aplica en la practica sistematicamente, por lo que hoy la gente está todavía pendiente sólo de los movimientos impredecibles de los seismos y no cuenta a su favor, mas que con la posibilidad de resistirlos, construyendo viviendas en lugares seguros donde sean mínimas las posibilidades de seismo  y asegurándose que las edificaciones puedan resistir los movimientos vibratorios, con nuevas técnicas. 

Pero el otro aspecto el de la predicción, es el que ha atraído desde hace tiempo la atención de geólogos, sismólogos y biólogos ya que cuando se disponga de la tecnología adecuada, si bien no podrán evitarse los sismos, se podrán minimizar la  perdida de vidas humanas y los daños materiales pueden ser menores.Y cada día son más numerosos los científicos que consideran vale la pena ahondar en la hipotética capacidad de multitud de animales a la hora de predecir cataclismos.  

Los científicos modernos y los sabios de la antigüedad coinciden en afirmar que si supiéramos interpretar los aullidos de un perro, el croar de las ranas y la conducta de las aves, nuestro futuro sería mucho más seguro frente a la naturaleza.  Parece como si los animales tuvieran un chip que se activa, cuando los humanos duermen.

Lamentablemente los animales han estado infravalorados también hasta ahora en casos de catástrofe para buscar personas bajo tierra.…afortunadamente el hombre ha despertado y hay organizacones de  socorro que buscan y encuentran con ayuda de perros bien entrenados para que escarben debajo de las ruinas, cuando a todos parece que es demasiado tarde. 

Y pasamos la página una decena de años atrás, porque desde el principio del mundo los animales ya interpretaban la escala Richter.

Los científicos modernos y los sabios de la antigüedad coinciden en afirmar que si supiéramos interpretar los aullidos de un perro, el croar de las ranas y la conducta de las aves, nuestro futuro sería mucho más seguro frente a la naturaleza

Cada día son más numerosos los científicos que consideran demostrada la hipotética capacidad de multitud de animales a la hora de predecir cataclismos. El 26 de diciembre de 2004 decenas de miles de personas murieron en Sri Lanka (Indonesia) víctimas de uno de los más devastadores terremotos que se han desatado en la Tierra durante los últimos siglos. El monumental seísmo fue tan sólo el preludio del tsunami que asoló, entre otras muchas zonas costeras, el famoso Parque Nacional de Yala. Un lugar donde, días después, en las labores de rescate, los humanos advirtieron un hecho extraño: no se encontró un solo animal muerto.Ellos supieron mucho antes que nosotros lo que venía y tuvieron tiempo de coger el último tren.A nosotros nos pilló el tren de la catastrofe 

Dos horas antes de comenzar la tragedia, mientras las olas gigantescas del Océano Índico se aproximaban a las costas de Sri Lanka, las aves iban congregándose en bandadas y en vuelos en redondo ejecutando una migración extraña y extraordinaria camino de las llanuras que tapizan la mayor parte de los 1.300 kilómetros cuadrados del mencionado Parque Nacional de Yala. A su vez, los elefantes emprendieron una pesada retirada hacia las montañas, mientras búfalos y ciervos seguían los pasos de los paquidermos alzando su cabeza hacia el cielo. Todos los animales parecían haber escuchado algún tipo de siniestra voz de alarma.Lástima que no supieran hablar. Todos sabían que...

Pocos años después, en mayo de 2008, más de diez mil personas murieron en China como consecuencia de un terremoto cuyo epicentro se localizó en la localidad de Sichuan. Dos días antes de que tuviera lugar aquella violenta hecatombe, cientos de miles de ranas y sapos invadieron aquellos territorios en el curso de un enloquecido e inexplicable éxodo. Al día siguiente, el China Daily, uno de los más prestigiosos diarios del país, reconocía en su portada que “Desgraciadamente, nadie tuvo en cuenta la advertencia de los sapos”. Son también conocidos casos como el de la insólita invasión de serpientes de cascabel ocurrida en la ciudad californiana de Parkfield en junio 1966, dos días antes de un temblor de tierra.

La conducta de todos los animales en cualquier catástrofe natural es algo que el humano admira desde niño

Sin embargo, los chinos han seguido a ver el comportamiento de los animales como una ayuda para la predicción de terremotos. Han tenido varios éxitos notables y también unas pocas falsas alarmas, según Rupert Sheldrake, biólogo y autor de libros sobre animales. el científico dice que los perros  saben cuando sus amos estan camino de casa o cuando n va a volver más. Hay que interpetar  el sentido de una mirada fija. 

" Una conexión entre el comportamiento reproductivo de los animales y los terremotos se podría hacer, dijo, pero "como los chinos han descubierto, no todos los terremotos causan un comportamiento animal extraño o inusual. Aunque muchos lo hacen. Sólo a través de la investigación detallada podríamos saber por qué puede haber diferencias". 

Sheldrake hizo su propio estudio en busca de las reacciones de los animales antes de los temblores más importantes, incluyendo el terremoto de Northridge, California, en 1994, y los terremotos griegos y turcos en 1999. 

 En todos los casos, dijo, se recibieron informes de la conducta peculiar de antemano, como los perros aullando en la noche misteriosa, pájaros enjaulados que inquieto, nervioso qusieran salir de la jaula y los gatos ocultarse. 

Los geólogos, sin embargo, desdeñan este tipo de informes, diciendo que es "el efecto psicológico de enfoque, " porque la gente recuerda comportamientos extraños sólo después de una catástrofe por un terremoto o de otro tipo ha tenido lugar.. Si no hubiera pasado nada, sostienen, la gente no tendría que recordar el extraño comportamiento.

Informes Comportamiento extraño 

Patrones comparables del comportamiento animal antes de los terremotos se han reportado de forma independiente por personas de todo el mundo, dijo. "No puedo creer que todos ellos podrían haber formado por tales historias similares o que han adolecido de trucos de la memoria." 

 Se necesita más investigación y es desde hace mucho tiempo, dijo Sheldrake, quien propone una línea telefónica especial o un sitio web donde la gente puede llamar o escribir en si vio el extraño comportamiento de sus animales. Luego, una computadora que analiza los mensajes entrantes para determinar su origen. Un aumento repentino de las llamadas o mensajes de correo electrónico de una región particular, podría indicar que un terremoto inminente. 

La información se comprueba para asegurarse de que las observaciones no fueron causados ​​por otras circunstancias se sabe que afectan el comportamiento de los animales, tales como fuegos artificiales, o cambios en el clima. Y para evitar la emisión de advertencias falsas, dijo Sheldrake, los datos se utiliza en conjunción con otros dispositivos de control, tales como mediciones sismológicas.

Cuando golpea un terremoto, diferentes vibraciones viajan a través del suelo a diferentes velocidades.

Las vibraciones primarias viajan el doble de rápido que las secundarias, que provocan la mayoría de los temblores reales. Estas ondas primarias son generalmente demasiado sutiles para ser sentidas por los humanos, aunque los sismógrafos las detectarán. Pero algunos animales pueden ser capaces de detectar estas vibraciones primarias antes de que lleguen las secundarias.Esto les daría al menos dos minutos para cualquier temblor que esté lo suficientemente cerca para afectarlos.

Historias de serpientes dejando sus madrigueras, perros ladrando excesivamente o pájaros que vuelan siguiendo patrones inusuales, días o semanas antes de un terremoto son más discutibles.

Pero puede haber sutiles cambios previos a un terremoto que los animales sean capaces de detectar.

Un estudio de 2011 de la Open University en Reino Unido encontró que las tensiones que se acumulan a lo largo de las líneas de falla del terremoto liberan partículas con carga eléctrica que se trasmiten por las rocas produciendo cambios químicos en las aguas subterráneas.

Esto podría haber sido la razón de que los sapos de repente dejaran sus estanques unos días antes del terremoto que golpeó L’Aquila, en Italia, en 2009.Su estanque se hallaba a 74 kilómetros del epicentro del terremoto.

La carga positiva podría incluso afectar los campos electromagnéticos que murciélagos y pájaros utilizan para orientarse, pero no hay ninguna evidencia directa de esto todavía

Ni existe ninguna evidencia de que los animales posean un sexto sentido que les permita predecir un seísmo antes de que se produzca, según una investigación del German Research Center for Geosciences, publicada en el Bulletin of the Seismological Society of America.  Para llegar a esta conclusión, los sismólogos han repasado 180 estudios científicos que reagrupaban más de 700 observaciones durante 160 terremotos diferentes sobre el comportamiento de 130 especies.  Según estas publicaciones, los animales pueden percibir un seísmo desde meses a segundos antes de que ocurra. En algunos casos, se habla de animales que se encontraban a algunos kilómetros del epicentro y de otros que estaban a cientos de kilómetros de distancia.  La mayoría de estas observaciones fueron puntuales: sólo 14 de ellas se prolongaron hasta 12 meses. Además, muy pocos estudios presentaban datos cifrados. Según los científicos alemanes, la falta de rigor científico de estas investigaciones no permite concluir que los animales tengan un comportamiento anómalo antes de que se produzca un seísmo.  Sin embargo, los investigadores han descubierto que el número de animales precursores analizados está relacionado con la proporción de terremotos, lo que les ha llevado a pensar que la mayoría de ellos percibieron el seísmo cuando ya había comenzado.  Detección temprana  Los supuestos comportamientos anormales habrían comenzado desde las primeras etapas de un seísmo, según esta investigación: esos primeros momentos son imperceptibles para los humanos. “Los animales pueden sentir las ondas sísmicas generadas por los terremotos”, sugiere el investigador principal, Heiko Woith, en un comunicado.  Otra posible explicación del comportamiento animal es que los efectos secundarios de los terremotos, como los cambios que se producen en las aguas subterráneas o la liberación de gases procedentes del suelo, sean percibidos por los animales.  En ambos casos, según los investigadores, los investigadores consideran que los animales no sienten cambios ambientales antes de que comience un terremoto, sino más bien cuando ya se ha iniciado el movimiento telúrico.  También destacan que, sin un seguimiento durante años de los animales, es imposible descartar que su comportamiento antes o durante de un terremoto, no sea el resultado de una enfermedad o de otro factor ajeno al seísmo.  Heiko Woith y sus colegas del GFZ añaden queque algunos niegan, como la distancia del animal a los terremotos de cierta magnitud), si el comportamiento del animal ha sido observado alguna vez y no seguido por un terremoto, si existe una hipótesis de prueba estadística para examinar la evidencia y si la población de animales es sana, entre otras preguntas. 

 

Primer enfoque estadístico para evaluar datos  "Existen muchos artículos científicos sobre el potencial de los animales como precursores de terremotos, pero a nuestro entender, esta es la primera vez que se utiliza un enfoque estadístico para evaluar los datos", añade Woith.  Entre estos artículos científicos figura uno, publicado en 2011 según el cual los cambios químicos que se producen en la corteza del planeta alertan a los animales de la inminencia de un seísmo.  Otro de los estudios más significativos al respecto,   pblicado en 2015 describió alteraciones en el comportamiento de los animales silvestres del Parque Nacional Yanachaga de Perú antes de la aparición de un terremoto.  El nuevo estudio de los investigadores alemanes, más que cuestionar el rigor de estas investigaciones, plantea que en realidad estos comportamientos pueden deberse no tanto a la anticipación como a la detección temprana de los terremotos por parte de los animales. La numerosa documentación analizada les ha llevado a la conclusión de que no se puede confirmar científicamente la existencia de ese sexto sentido precursor de seísmos. 

. "Este proyecto captura la imaginación de millones de personas, fomentar la participación pública a gran escala y la investigación y sería divertido", dijo. "Lo que está llevando a cabo esta investigación posterior no es el dinero sino el dogmatismo y la estrechez mental." 

Los perros en Haití sintieron que una gran catástrofe iba a ocurrir en 2010 

Y las gentes del lugar en Puerto Príncipe (Haití) recuerdan el sobrecogedor documento audiovisual previo al terrible terremoto sucedido en Haití el 12 de enero de 2010, aquel en el que un perro parece enloquecer segundos antes de que bajo sus patas se desatase el Apocalipsis. Matthew van Lierop, especialista en el comportamiento animal del Parque Zoológico de Johannesburgo, afirma que “no hay ningún estudio específico sobre esta cualidad de los animales, sencillamente porque aún no hemos sido capaces de verificarla en laboratorio”. Sin embargo, las más recientes investigaciones de geólogos y zoólogos coinciden en todas las conclusiones. 

Las alteraciones físicas que se desencadenan en la superficie terrestre cuando se produce un terremoto resultan ser tan recurrentes como lo es la sintomatología de una enfermedad. Todo comienza cuando los movimientos tectónicos liberan cargas eléctricas por la flexión de los minerales, produciendo variaciones en el equilibrio eléctrico del aire; posteriormente, el movimiento y la fractura de la corteza terrestre genera ondas sonoras de bajísima intensidad que se adelantan al seísmo como aviso de la ruptura

Cuando se piensa las muchas cosas que están sucediendo a estas rocas durante el seismo, sería raro que los animales no se vieran  afectados de alguna manera Los animales pueden sentir cambios químicos en las aguas subterráneas que ocurren cuando un terremoto está a punto de ocurrir.

Poco más tarde comienzan a emerger gases del subsuelo, y cuando el calor generado por la fricción y la ruptura de las rocas alcanza las aguas subterráneas, se genera un vapor que escapa a la atmósfera formando nubes helicoidales. Todas estas anormalidades resultan inapreciables para los sentidos del ser humano. En realidad, siendo precisos, los humanos somos incapaces de percibirlas como consecuencia del uso del caudal perceptivo que nuestra evolución nos ha otorgado. Según muchos, “los animales no tienen un sexto sentido, sino dimensiones sensoriales distintas a las nuestras, y desde luego mejor equipadas para interactuar con el ambiente”.

Según los científicos, esa podría ser la causa del comportamiento extraño de los animales respecto los terremotos.

Los investigadores comenzaron a comprobar estos efectos químicos después de ver una colonia de sapos abandonar su estanque en L’Aquila, Italia, en 2009 – días antes de un terremoto cuyo epicentro estaba a 74 kilómertros de distancia.

 

Las conclusiones de esta investigacion se publican en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública. Al parecer en el artículo se describe un mecanismo por el cual las rocas estresadas en la corteza terrestre liberan partículas que reaccionan con el agua subterránea.

Dejando a un lado supersticiones de los que no saben, lo cierto es que las tribus que habitan recónditos rincones del planeta, absolutamente ajenas a la esquizofrenia tecnológica de la civilización occidental, continúan prestando atención a los mensajes “extrasensoriales” de los animales, nuestros compañeros en la aventura de la vida. Y con un éxito mucho mayor que el nuestro.Los animales que viven en o cerca de las aguas subterráneas son altamente sensibles a cualquier cambio en su química, por lo que pueden sentir estos días antes de que las rocas finalmente “se deslice” y causar un terremoto.

El equipo, liderado por Friedemann Freund de Nasa y Rachel Grant de Open University del Reino Unido, espera que su hipótesis inspire a biólogos y geólogos a trabajar, para descubrir exactamente cómo los animales reconocen esas las señales relacionadas con un trremoto de un terremoto inminente.

El cOmportamiento animal podría ser incorporado en la predicción de terremotos.

 

.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1692 noticias)
Visitas:
4028
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.