Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Los arqueólogos chinos reivindican la llegada a América antes de Colon. Es sabido que vascos y vikingos estaban ya allí

06/05/2015 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En recientes excavaciones en Ballena Rising se han hallado objetos de metal de origen chino que demuestran la teoría china del Descubrimiento. Dos universidades norteamericanas se hacen eco de las andanzas de chinos, vascos y vikingos en siglos precolombinos

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Colorado (Estados Unidos) ha hallado nuevos indicios de que hubo una civilización que llegó antes a América que Cristóbal Colón: la china. Así lo afirma la versión digital de la revista «Live Science», donde Owen Mason -uno de los investigadores- ha señalado que sus conclusiones se basan en varios objetos de origen asiático con miles de años de antigüedad que han sido encontrados en excavaciones realizadas en Espenberg, un cabo ubicado en Alaska.

Tang Jigen, arqueólogo chino y experto en el estudio de la dinastía Shang, se ha manifestado dispuesto a financiar una investigación genética con vistas al hallazgo de vínculos que conecten a la dinastía china Shang con civilizaciones peruanas preincaicas. De demostrarse algún tipo de conexión, quedaría demostrado que los chinos se adelantaron por mucho a Cristóbal Colón en la llegada al continente americano. El argumento que sostiene un origen chino de las civilizaciones andinas y también yucatecas, cuna de las culturas peruana y mexicana es una hipótesis científica surgida hace dos décadas, que afirma que la última etapa de la dinastía Shang coincide cronológicamente con la primera etapa de la cultura Chavín, suponiendo un intercambio frecuente entre ambas.

Las características de algunos objetos preincaicos, como cerámicas y geo-glifos, entre otros, demuestran temas y personajes muy similares entre las dos culturas. La investigación genética será determinante para corroborar o refutar la hipótesis

Esta teoría se suma a la que fue desvelada en diciembre 2014 por la Universidad de Michigan, la cual afirmaba que los primeros en llegar a América fueron los vascos y los vikingos durante el Siglo VII. Para afirmar esto último, los investigadores se basaban en varios artefactos que habían descubierto al sur de la isla de Buffin (en la parte ártica de Canadá) y que se podían asociar a los vascos y los llamados "asesinos del norte", pues fueron éstos los que enseñaron a los vascos, el arte de la construcción naval que adoptaron de ahí en adelante, hecho que ocurrió mucho después de los contactos poco amistosos entre vascos y vikingos.

Son numerosas las historias y leyendas que rodean la figura de los balleneros vascos. Una de las más importantes es la que habla sobre la posibilidad de que llegasen continente americano en el año 1375 (exactamente a Terranova) mucho antes de lo hiciera Colón en 1492. Muchos investigadores también sostienen que al menos una veintena de hombres que partieron del golfo de Vizcaya y Bayona ya estaban en 1412 en tierras de Terranova. Esto no se ha intentado demostrar arqueológicamente, pero estas hipótesis se alimentan del hecho, junto a la suposición de que fueron los vikingos los que descubrieron América, bastante  antes de Colón y los vascos ya habían realizado para entonces expediciones a dicho continente.

Otra historia asociada a los balleneros vascos, pero que no se ha intentado demostrar, cuenta que es posible que la desaparición de las últimas colonias vikingas en Groenlandia sobre el siglo XV se debe a posibles ataques de balleneros–piratas vascos.

La presencia de los balleneros vascos al otro lado del Atlántico fue especialmente patente en Red Bay, Labrador, desde donde se fletaban al menos 15 barcos por temporada destinados a la pesca de las ballenas que se encontraban migrando entre las costa del Labrador y de Terranova.

Esta presencia supuso una gran influencia de los vascos sobre el territorio, la cual se mantiene hasta la actualidad, ya que muchos de los nombres de las ciudades, calles, personas, etc. son en euskera. Otro ejemplo de esta influencia la podemos ver en la inclusión de la ikurriña en el escudo de San Pierre et Miquelon.

Además en Red Bay podemos encontrar el Museo de los balleneros vascos, en el cual se expone una txalupa casi íntegramente conservada, puesto que estuvo atrapada en una nao vasca que naufragó en las costas del Labrador.

Por otro lado, existen otras muchas historias demostradas, tal como la que cuenta que sobre el siglo XV unos exploradores franceses que se encontraban en Terranova, se toparon con unos índigenas que les saludaban “Apezak hobeto!”. No fue hasta un tiempo más tarde cuando un marinero vasco descubrió que era euskera, y que resultaba que existía la costumbre entre los marineros vascos de responder a la pregunta “Zer moduz?” (¿Qué tal?), con la frase: “Apezak hobeto!” (¡Los curas mejor!).

La "matanza de los españoles" (en islandés, Spánverjavígin) de 1615: Ese año, un grupo de balleneros vascos, que habían viajado a Islandia a la pesca de cetáceos, se vio obligado a pasar en esa isla el invierno cuando un vendaval destrozó sus buques. La hostilidad hacia los extranjeros causó numerosos conflictos con la población local de la región de Vestfiroir, que terminaron con el asesinato colectivo de todos los que no se cuidaron de huir a tiempo. Un crimen instigado por las autoridades locales que provocó la brutal muerte de 32 hombres.

Los vascos tuvieron experiencias muy buenas y muy malas en sus viajes a América, pero los chinos llevaron allí objetos raros y sus genes

De estas andanzas nos han quedado los esqueletos completos de tres ballenas francas:

- Museo Zoológico de Copenhague (pescada en Zarautz).

- Museo Zoológico de Nápoles (pescada en Getaria).

- Museo de la Sociedad Oceanográfica de Gipúzcoa (pescada entre Zarautz y Getaria).

Algunos de los pueblos que tienen en sus escudos ballenas representadas, fruto de su pesca de la ballena, son:

- En Laburdi: Guethary, Biriatou, Hendaya, Bidart y Biarritz.

- En Guipúzcoa: Hondarribi, Mutriku, Getaria, Donostia y Zarautz.

- En Vizcaya: Bermeo, Lekeitio, Plentzia, Ondarru y Castro Urdiales (en aquella época estaba ligada a Vizcaya)

Los hallazgos de Mason, por el contrario, situarían el descubrimiento arqueológico por los chinos de esta región en el siglo VII d.C.

El equipo ha hallado los artefactos en una vivienda china de más de 1.000 años de antigüedad, De las decenas de elementos descubiertos, destacan principalmente una hebilla y un silbato. Esta cuenta con un trozo de cuero fechado hace más de 1.400 años- y un objeto que, según se cree, podría haber sido utilizado como silbato. Ambos elementos, en palabras del arqueólogo, cuentan con determinadas características que desvelan su origen asiático. Una de ellas sería que están elaborados en bronce, una aleación que no se había descubierto en Alaska por entonces.

Uno de los artefactos de bronce encontrados se conserva en la universidad de Colorado y cualquiera puede revisarlo. Puede que originalmente se utilizara como una hebilla o sujetador, aunque su uso cuando alcanzó Alaska pudo haber sido diferente. Cuenta con un pedazo de cuero que ha proporcionado una datación por radiocarbono alrededor del año 600 d.C., aunque se realizarán más pruebas en un próximo futuro.

Así pues, los investigadores mantienen la teoría de que los pueblos de esta región comerciaron con alguna civilización asiática que atravesó las aguas para llegar hasta ellos."Creemos que hubo interacciones, directas o indirectas, con las llamadas "grandes civilizaciones" de China, Corea o Yakuta (en Rusia)", determinan los arqueólogos. La historia sustenta sus afirmaciones, pues todas ellas eran regiones  en las que el trabajo del bronce estaba muy desarrollado.

Los dos artefactos de bronce fueron hechos originalmente en Corea, Manchuria (en China) o en Yakutia y  los encontraron en el lugar de la Ballena Rising, en el cabo Espenberg Alaska. Además, la obsidiana (vidrio volcánico) encontrada en el enclave de la Ballena Rising tiene una firma química que indica que procede del valle del río Anadyr, en Rusia.

A su vez, dentro de la vivienda los investigadores han encontrado multitud de artefactos elaborados con obsidiana (vidrio volcánico), un material cuya firma química les ha dirigido hasta le valle del río Anadyr, en Rusia.

Todos estos descubrimientos ponen punto y final a más de un siglo de excavaciones realizadas en la zona y que, finalmente, han determinado que los asiáticos viajaron a Alaska a través del estrecho de Bering antes de la llegada de la Pinta, la Niña y la Santa María.

Las investigaciones comenzaron su investigación en 1913 cuando el antropólogo Berthold Laufer afirmó que los chinos habían viajado hasta esa región con el objetivo de obtener marfil y otros elementos de las morsas. En este sentido, no son pocos los expertos que han relacionado las armaduras utilizadas por los guerreros de Alaska con las que se pueden ver en China, Corea, Japón y el este de Mongolia.

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1875 noticias)
Visitas:
11105
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.