Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

mi articulo, 28 abr 2013

29/04/2013 05:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Consecuencias de las acciones premeditadas

image Manuel Vólquez La muerte del coronel de la Policía Nacional Julián Suárez Cordero en los incidentes protagonizados por estudiantes y fuerzas ajenas a nuestra querida Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), nueve a mucha preocupación, pues independientemente de que era un hombre de uniforme en el cumplimiento de su deber, era un ser humano que tenía derecho a vivir, como todos nosotros. Lamentablemente, a la UASD entran delincuentes que se hacen pasar por estudiantes para cometer acciones vandálicas que creíamos habían desaparecido del escenario. Como la del oficial, en el entorno de la UASD han matado otros policías; también civiles inocentes que, por desgracia, pasaban por la escena de los desórdenes. Cada vez que ocurren esas protestas, la Policía Nacional va al escenario a evitar que los protagonistas de esas acciones pasen del límite del terreno universitario a causar daños a la propiedad privada. Esa, entre otras cosas, es la labor de esa institución. No es la primera vez que disparan contra los hombres encargados de velar por el orden público, pues para los organizadores de las prestas, éstos se constituyen en obstáculos para sus planes. Ya los grupos estudiantiles en la universidad estatal perdieron su espacio. Ahora se han convertido en instrumentos de los partidos y gremios políticos que desde afuera trazan líneas para enfrentar el poder de los gobernantes de turno, sin importar quien esté al mando. Son organizaciones fácticas que cumplen al pie de la letra la misión desestabilizadora que les encomiendan sus patrocinadores. Se comentan que muchas reciben subsidios de todo tipo de sectores económicos y gremiales para organizar protestas anárquicas en distintos puntos del país con propósitos y metas bien definidos. En el caso de la Universidad Autónoma, se ha dicho que el motivo de las protestas que culminó con la muerte del coronel Suárez Cordero era respaldar al Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), que en esos momentos estaba haciendo de las suyas quemando neumáticos y enfrentando a las fuerzas policiales en la zona del Cibao. El Falpo es un grupo fáctico que ha provocado muchos incidentes lamentables, a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional. Como algunas organizaciones que operan en la unidad académica estatal, esa organización también utiliza armas caseras (chilenas) y de diferentes destinos para provocar desórdenes en la vía pública. ¿Cómo obtienen esas armas?, ¿Quiénes ayudan a conseguirlas y cuál es el costo? Busquen, queridos lectores, la respuesta correcta. No basta con echar de la Universidad al grupo estudiantil Felabel y expulsar de por vida a todos sus dirigentes. Las autoridades universitarias deben actuar con más firmeza, responsabilidad, y hacer una limpieza total de todas las personas que desde hace décadas viven a costa de esa institución y que incluso se refugian allí para organizar incidentes como el que estamos citando. Muchos de esos dirigentes han permanecido más de veinte años inscritos en las carreras, pero nunca aprueban las materias. Aun así se les permite su permanencia. ¿Por qué?, por su alto estatus de dirigentes con posiciones especiales en los organismos deliberativos del centro académico. Son miles las personas que desisten estudiar en la UASD y la justificación está en que las carreras se prolongan más allá de lo programado, precisamente por los constantes desórdenes. Esas entidades estudiantiles, que en el pasado desarrollaron tareas encomiables se han apartado de los sanos propósitos, objetivo y misión que imperaban cuando fueron creados. Esa lamentable muerte del oficial de la Policía no se debe repetir, como tampoco otros ciudadanos. Es hora de dar un ejemplo sancionando a los verdaderos responsables de los incidentes en el terreno de la justicia y que aquellos que continúen con estas demoníacas iniciativas aparentemente premeditadas, sepan que el pueblo las repudia.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23815 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
168
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.