Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Mi Artículo:Ojo con los parqueadores callejeros

19/01/2014 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ojo con los parqueadores callejeros

image Manuel Vólquez Las calles y avenidas de las principales ciudades del país se han llenado de personas que dicen ser "parqueadores" de vehículos, que se han convertido en un problema que no debe pasar desapercibido por las autoridades encargadas de velar por la tranquilidad y seguridad de los ciudadanos. Vestidos de chaquetas color verdes o naranjas y hasta con un pito de los que usan los policías, estos señores están al acecho de los automovilistas cuando se están parqueando para cobrar honorarios "por servicios prestados", utilizando la consabida frase de "ahí está bien, váyase tranquilo". La estrategia es muy simple. Se apoderan de áreas cercanas a las oficinas gubernamentales, Restaurantes, Congreso Nacional, Procuraduría, Palacio de Justicia, estadios deportivos, supermercados, el malecón, ayuntamientos, edificio de Migración, universidades, lugares donde se celebran actos importantes, y otros puntos, para extorsionar a los propietarios de vehículos con el alegato de que "le cuidamos su carro". Si el dueño de vehículo se niega a satisfacer sus demandas de pago, entonces la respuesta de estos señores es, de manera disimulada, rayarle el carro, desinflarle los neumáticos, romperle una mica, en fin, destruir la propiedad privada. Algunos hasta entregan tickets a los propietarios de vehículos para obligarlos a pagar el supuesto servicio. Esos tickets varían entre 100 y 400 pesos, y es obligado pagarlos. Son sus reglas, porque ellos construyeron las calles. Tremendo negocio. Se supone que un parqueador debe tener licencia de conducir, pero estos ciudadanos no estacionan, sino que supuestamente "vigilan" para que no se roben los vehículos. Burdas mentiras. Estos sujetos se aprovechan de la debilidad de las mujeres para exigirles altas sumas de dinero al momento de ellas retirarse de la zona del parqueo, situación que se torna más complicada porque son agresivos, bravucones, prepotentes y malcriados. Si las damas andan acompañadas de niños, la presión para que pague se hace más persistente. ¿Qué derecho tienen estos carajos de apropiarse de las calles para ejercer el trabajo de parqueadores? ¿Tienen licencia para esas funciones? ¿Pagan impuestos a los ayuntamientos por ese trabajo? ¿Alguien los protege o hay complicidad en este negocio? He sido algunas veces víctima de las acciones de estos "humildes padres de familia", que en la generalidad de los casos son ladrones que muchas veces se hacen pasar por lavadores de carros. Un día tuve que halar un arma de fuego contra uno de ellos cuando en forma agresiva trataba de impedirme que me parqueara en la calle, exigiéndome dinero para permitirme estacionar. "Esta área la controlo yo", me dijo. En esa ocasión, me auxilié de un policía quien obligó al sujeto a retirarse de la zona. Las autoridades deben actuar rápido para erradicar esa práctica porque llegará el día en que ocurrirá una tragedia. No dudo que estas personas, que se han convertido en una plaga social, actúen en complicidad con ladrones de carros. Lo mismo debe hacerse en el caso de los supermercados y otros negocios donde se permite el estacionamiento de vehículos, pero los propietarios de los establecimientos no se hacen responsables de robos de vehículos u otras pertenencias dejadas en su interior, por cierto, áreas vigiladas por un equipo de seguridad y cámaras de vídeos. Esa irresponsabilidad debe erradicarse. Las autoridades están en la obligación de proteger a los ciudadanos. Cualquier persona que sea víctima del robo de su vehículo tiene derecho a entablar una demanda contra los propietarios de esos negocios para obtener una compensación por los daños sufridos. En dado caso, auxíliense de un abogado. Los derechos adquiridos, nunca se pierden.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
409
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.