Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Como ayer en Londres, la niebla asedia a Pekín. China tiembla

06/03/2015 06:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aún se recuerdan los muertos del smog de Londres, en Pekín el tráfico y el carbón todavía utilizado son los principales culpables de la niebla. Las autoridades chinas estaban desprevenidas y los enfermos cardiopulmonares colapsaron los hospitales

La fuerte contaminación que vive Pekín en los últimos días ha suscitado una ola insólita de críticas incluso en los medios oficiales y ha obligado a las autoridades chinas a prometer más medidas contra la polución.

Los medidores de contaminación instalados en la Embajada norteamericana de la capital china reflejaban estos días concentraciones superiores a 120 microgramos de partículas por debajo de las 2, 5 micras de diámetro (PM2, 5) por metro cúbico. Aunque  muy por encima de los 25 microgramos de máxima que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptables, se trata de niveles muy por debajo de los 993 microgramos que llegaron a registrarse en algunas zonas de Pekín semanas pasadas y se estabilizaron en niveles superiores a los 400 durante el fin de semana. Los altos niveles de contaminación han desatado las condenas en las redes sociales.

Algunos periodistas occidentales han recordado el primer smog de la historia moderna, que ocurrió en Londres en la década de los 50. Se le llamó “La Gran Niebla de Londres“.Y es que 1952 en fue un periodo de polución ambiental, en vísperas de navidad en diciembre de 1952. La niebla cubrió la ciudad de Londres igual que ahora Pekin. El fenómeno fue considerado uno de los peores impactos ambientales hasta entonces, siendo causado por el crecimiento incontrolado de la quema de combustibles fósiles en la industria y en los transportes. Se cree que el fenómeno causó la muerte de 12.000 londinenses, y dejó otros 100.000 enfermos, aunque las cifras parecían demasiado abultadas.

Un frente frío azotó Londres en diciembre de 1952, e hizo que la población quemase más carbón de lo normal en invierno. El aumento en la contaminación atmosférica fue agravada por una inversión térmica, causada por la densa masa de aire frío. La acumulación de contaminantes fue en aumento, especialmente de humo y partículas del carbón que se quemaba.

Debido a los problemas económicos de la post-guerra, aunque habían pasado seis años, el carbón de mejor calidad se exportaba al exterior. Como resultado, los londinenses usaban el carbón de baja calidad, muy rico en azufre, lo que agravó mucho el problema.

La niebla resultante, una mezcla de niebla natural con mucho humo negro, se volvió más densa, llegando a imposibilitar el tráfico de automóviles en las calles. Muchos cines cerraron y los conciertos fueron cancelados, ya que se llegó al punto en que desde las butacas no se podía ver el escenario o la pantalla, pues el humo invadió rápidamente los ambientes cerrados

Salud pública

Inicialmente, no hubo pánico, pues las nieblas en Londres en el estuario del Támesis, conocidas por fog, eran comunes y famosas. Aun así, en las semanas siguientes las estadísticas recogidas por los servicios médicos descubrieron que la niebla ya había matado a 4.000 personas. La mayoría de las víctimas eran niños pequeños y personas con problemas respiratorios previos. La salud era mala en Inglaterra en la posguerra. Las muertes en la mayoría de los casos, ocurrieron como consecuencia de infecciones del tracto respiratorio, causada por hipoxia, y también por la obstrucción mecánica de las vías respiratorias superiores por secreciones causadas por el humo negro y afecciones.

Las infecciones de pulmón eran principalmente bronconeumonía o bronquitis aguda. Un total de 8.000 personas murieron en las semanas y meses siguientes. De esas nieblas de los 50 nos ha quedado la palabra “smog” compuesta por “fog”(la niebla londinense+“Smoke”, humo en inglés.

Las autoridades chinas prometían construir una hermosa China pero han conseguido un país con el cielo oscurecido y aire peligroso

Incluso los medios de comunicación oficiales chinos han dedicado numeroso espacio, y críticas, al problema. Así, el diario "China Daily" advertía en sus titulares que la contaminación "puede hacer que la economía se estanque", y la agencia Xinhua publicaba un comentario en el que recordaba que las autoridades han prometido construir una "hermosa China", pero "un país con un cielo marrón y un aire peligroso de respirar evidentemente no es hermoso".

En respuesta, el Gobierno chino ha ordenado más medidas para emitir con mayor prontitud alertas sobre la calidad del aire y divulgar la información rápidamente a través de todos los medios de comunicación.

Además, el portavoz del Ministerio de Protección Ambiental chino, Tao Detian, indicó que se tomarán medidas para limitar las emisiones de óxido de nitrógeno y se intensificará la supervisión de la producción, uso y puesta fuera de circulación de los vehículos que no cumplan las normas.

China es el mayor productor y el principal mercado de vehículos del mundo y en 2012 se vendieron en este país más de 19 millones de unidades. Pekín continúa con las medidas de emergencia para aplacar la dañina contaminación que padece la mitad del país.

El corresponsal de la BBC en China, Damian Grammaticas, comenta que la gran dependencia del país al carbón como fuente de energía e  indispensable para calentar los hogares ( y será difícil sustituirlo), y los escapes de gases tóxicos de los vehículos son los principales causantes de los altos índices de contaminación en la capital y en ciudades del país.

Las partículas PM2, 5 también se conocen como partículas finas en suspensión. Son contaminantes del aire constituidos por material líquido o sólido con diámetro menor de 2, 5 milésimas de milímetro. Son burbujas invisibles para el ojo humano. Pueden provenir de la combustión de vehículos a diesel y de gasolina, de reacciones químicas de gases emitidos a la atmósfera y en menor proporción de fuentes geológicas (suelo) y biológicas (polen) o naturalmente de la combustión del carbón. Causan afecciones respiratorias y problemas cardíacos y cardiopulmonares.¿Pero cómo quitarlas?

Su pequeño tamaño las hace invisibles a simple vista, pero son capaces de dispersar la luz y disminuyen la visibilidad a distancia.

En Pekin la densidad de la niebla era tanta que solo podían verse unos cientos de metros del centro de la ciudad, y los bloques de edificios se desvanecían entre el humo grisáceo, según los corresponsales que están, por cierto asustados.

Los hospitales están colapsados de gente atacada de ataques cardiacos y respiratorios, las sirenas de las ambulancias de oyen por todas las esquinas y su sonido se extiende aún más porque la niebla la amplifica..Es un panorama dantesco. Se ha desencadenado una oleada de ventas de mascarillas respiratorias y de máquinas para filtrar el aire.

Las autoridades pekinesas han ordenando la suspensión de las operaciones de una centena de fábricas, plantas químicas, refinerías y obras de construcción por sus altas emisiones de carbono, mientras que más de un 30% de los vehículos gubernamentales han sido retirados de las calles y aun así se forman atascos de horas y los consabidos accidentes. Se circula a 25 kms por hora.

En la ciudad de Shijiazhuang, vecina a Pekín y una de las que registró peor calidad de aire durante semanas, más de 700 obras en construcción han paralizado sus trabajos. Además, el Gobierno recomendó a sus ciudadanos utilizar los medios de transporte públicos y dejar sus vehículos en el garaje.

Sólo Greenpeace vaticinó lo que iba a ocurrir inexorablemente no sólo en Pekín. Pero las autoridades prefirieron el desarrollo industrial al medioambiental

Hasta tal punto se ha hecho densa la capa de contaminación que, en la ciudad de Zhejiang (este), impidió que los residentes cercanos a una fábrica de muebles se dieran cuenta de que se estaba incendiando. " Era difícil para la gente distinguir el humo de incendio del smog", lo que motivó que para cuando se dio la alerta el incendio ya se encontraba fuera de control, informó la agencia oficial, Xinhua.

Los dirigentes de la segunda economía mundial descuidaron durante décadas el medio ambiente en aras de un rápido desarrollo industrial, lo que ha fue produciendo una grave degradación de su atmósfera,   de sus ríos y lagos. Según afirma el periodista Grammaticas que incluso en el interior de las casas se percibe un aire denso.

Según Greenpeace, sólo en 2012 los altos niveles de contaminación del aire causaron unas 8.500 muertes prematuras en Pekín, Shanghái, Cantón y Xian. Ha sido esa organización más que la cúpula del poder la que ha tratado desde siempre evitar lo que vemos hoy, sin que las autoridades le hicieran caso.

Se espera que los altos niveles de contaminación continúen hasta la llegada de un frente frío con vientos del norte que dispersen las partículas nocivas.

El aire se considera altamente peligroso cuando se eleva a más de 100 microgramos por metro cúbico, y si los niveles ascienden a 300 se recomienda que los niños y las personas mayores permanezcan en casa. En Madrid está por los 26/metro cúbico.

A pesar de las advertencias de los medios de comunicación, algunos ciudadanos se aventuran a salir de sus casas, muchos de ellos llevando máscaras.

Este lunes pasado, las autoridades de Pekín aseguraron que los niveles de contaminación habían descendido a 350 microgramos, pero los niños seguían bajo techo y los medios de comunicación aconsejaban al resto de los residentes hacer lo mismo y reducir el nivel de actividad.

Problemas de planificación

Sin embargo, un artículo del periódico China Daily afirma que no hay ninguna razón "para no para reflexionar sobre nuestra contribución a esta ola de niebla tóxica".

Los medios chinos han hecho hincapié en la falta de planificación urbana y en el aumento de vehículos en la ciudad.

"En medio de un proceso de rápida urbanización, China tiene que pensar en cómo continuar con dicha transformación sin comprometer la calidad de vida con condiciones atmosféricas cada vez peores", apunta el artículo en China Daily. En las oficinas y trabajo faltaron a sus puestos del 83% de las plantillas

"El problema de la calidad del aire se hubiese podido evitar con un mejor control de su densidad, si se hubiesen plantado más árboles que compensaran por la gran cantidad de zonas residenciales y si se hubiese limitado la cantidad de vehículos en la ciudad".

Por su parte, el tabloide oficial Global Times afirma que las medidas adoptadas hasta ahora para luchar contra la contaminación en China -a la que el  gobierno llama "la mayor obra de construcción en el mundo"- no han sido suficientes para aliviar el problema.

Este medio acusa al gobierno de no hacer frente a las dificultades de la contaminación con claridad y le invita a "hacer públicos los datos ambientales para crear conciencia y tomar las medidas necesarias".

Las redes sociales también se han visto inundadas por comentarios generalmente negativos o insultantes contra las autoridades sobre el tema, especialmente la versión local de Twitter, Weibo, y todos los usuarios se quejan de la falta de acción por parte del gobierno.

La contaminación que se registra en Pekín y sobre todo la niebla obligaron a cancelar 13 vuelos que iban a salir de la capital, además de forzar a otros 29 a aterrizar en ciudades cercanas y que otros regresaran a sus ciudades de origen, según informó la televisión estatal china, CCTV.

Las condiciones atmosféricas que tiene  Pekín y otras zonas del norte de China se deben a una "densa niebla", según la versión oficial, pero las mediciones del aire realizadas por otras fuentes, como las que hemos citado al principio de origen diplomático en la capital, indican que la urbe se encuentra en un nivel de contaminación "peligroso", por lo que ha instado a sus ciudadanos a no realizar actividades físicas al aire libre. Las fuentes oficiales en  general callan, como si este panorama no lo viera todo el mundo.

Además de la cancelación de vuelos, también se han cortado decenas de autopistas interprovinciales, entre ellas, algunas carreteras que unen Shanghái con Pekín o con Harbin, en el norte de China.

Las medidas coinciden con el sexto y penúltimo día de la Semana "Dorada" de China, durante la cual el país celebra la 64 fundación de la República Popular, y en el que millones de chinos comienzan la operación retorno.

Según recoge la agencia oficial Xinhua, la visibilidad en la capital es inferior a los 1.000 metros en el centro, mientras que en el aeropuerto la visibilidad se reduce a entre 250 a 500 metros.

China anunció que instalará un sistema de alerta de la calidad del aire en las ciudades más contaminadas como Pekín o Tianjin, una nueva acción del plan quinquenal que han impulsado las autoridades para luchar contra la polución.

El objetivo del Gobierno es reducir en un 10 % para 2017 las emisiones de partículas PM 2.5, aquellas de un diámetro inferior a 2, 5 micras y que están consideradas las más peligrosas para la salud, por su capacidad de infiltrarse en los pulmones o la sangre, en las grandes ciudades y hasta un 25% en Pekín.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1875 noticias)
Visitas:
9470
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.