Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Barroso avisa de que la integración europea no podrá avanzar más sin apoyo de los ciudadanos

08/05/2014 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho este jueves -en un discurso que ha presentado como su testamento político tras 10 años en el cargo y a pocos meses de ser sustituido- que si la UE no continúa con su proceso de integración se arriesga a la "irrelevancia" en la escena internacional, pero ha avisado de que esta integración sólo será posible con el apoyo de los ciudadanos.

"La crisis ha señalado el fin de la era del 'consenso implícito', la naturaleza casi intuitiva de la integración europea. Ahora, el consenso debe hacerse explícito. Es el momento de tener un debate político y social sobre qué tipo de comunidad queremos en la UE", ha dicho Barroso en la Universidad Humboldt de Berlín.

El presidente del Ejecutivo comunitario ha admitido que algunos ajustes exigidos por la UE durante la crisis han sido "extremadamente dolorosos" y que se ha producido una situación de "emergencia social" en algunos países. Pero ha sostenido que los recortes se habrían tenido que hacer incluso sin la UE y el euro, y ha defendido que estas políticas han tenido éxito. "Irlanda, España y Portugal han estado haciendo progresos notables" e incluso Grecia y Chipre están "en el buen camino", ha dicho.

Barroso ha reconocido además que durante la crisis "la confianza en la influencia global de Europa se vio gravemente dañada internacionalmente" y "nuestros valores y nuestra autoridad como actor global se pusieron en duda". "Ahora necesitamos luchar y recuperar nuestro papel y nuestra influencia", ha señalado.

En su opinión, "la simple deliberación burocrática, tecnocrática y diplomática ya no funcionará. Incluso la proliferación de cumbres ha alcanzado sus límites". "No podemos avanzar sin impulso. No podemos -y no deberíamos- forzar la mano de la opinión pública. Pero podemos intentar forjar el consenso necesario. Y aquí se plantea la cuestión del liderazgo político", ha subrayado.

Para el político portugués, "la gran mayoría de los ciudadanos no quiere que la unidad europea vaya en detrimento del estado nación". Pero al mismo tiempo no se puede ignorar que "los Estados nación por si solos ya no sirven para ofrecer a los ciudadanos lo que esperan".

"El reto específico al que la UE se ha venido enfrentando recientemente es este: frente a las crecientes voces del euroescepticismo e incluso de la eurofobia, algunas fuerzas políticas mayoritarias han internalizado los argumentos populistas en lugar de combatirlos", ha indicado Barroso.

Por ello, ha lanzado un llamamiento a estos partidos mayoritarios para que "abandonen su zona de confort" y "en lugar de abandonar el debate para los extremos, recuperen la iniciativa".

Sólo en una segunda fase deberían abordarse nuevos cambios institucionales, que a su juicio deberían limitarse al mínimo imprescindible. La prioridad debe ser convertir a la Comisión en el auténtico ejecutivo de la UE, "incluyendo la función de Tesoro de la Unión".

A medio plazo, la oficina del vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos debería fusionarse con la del presidente del Eurogrupo. Y más a largo plazo, Barroso ha defendido unir los cargos de presidente de la Comisión y presidente del Consejo Europeo.

UN ESTATUS ESPECIAL PARA REINO UNIDO

En su discurso de testamento, Barroso ha defendido que "Europa es más fuerte con Reino Unido como miembro y que Reino Unido es más fuerte como miembro de la UE que por cuenta propia" y se ha mostrado dispuesto a buscar un estatus especial para Londres, siempre que no se convierta en la regla para el resto de Estados miembros.

"Admito que por razones históricas, geopolíticas y económicas, el caso de Reino Unido puede verse como especial. Precisamente por esto, sería un error transformar una excepción para Reino Unido en la regla para el resto del mundo", ha argumentado el político portugués.

"Podemos y deberíamos encontrar formas de satisfacer la especificidad de Reino Unido, siempre que esto no amenace la coherencia de la Unión en su conjunto", ha dicho.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
760
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.