Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El burkini, que es un hibrido del burka y el bikini, se extiende por las playas de oriente y occidente

18/08/2016 05:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al margen de la cuestión religiosa, el "burkini" no solo triunfa en las playas del Magreb, sino también en todo el mundo árabe y ahora en Europa y EEUU, y mas desde que se ha prohibido en la Costa Azul, lo cual constituye una buena promoción

El último grito en las playas y las piscinas egipcias es el "burkini", un traje de baño musulmán que solo deja al descubierto parte de la cara, las manos y los pies, y que extrañamente rechazan los guardianes de la ortodoxia islámica.

En cualquier tienda situada en un centro comercial de El Cairo, dos mujeres veladas ordenan la mercancía, compuesta por decenas de trajes diferentes de baño "islámicos", el término con el que "las clientas conocen lo que en Europa se llama burkini", aclara al periodista  la dueña del comercio, Nevine, que no quiere desvelar su apellido.

La mayoría de su público está formado por mujeres con hiyab (pañuelo musulmán), que se detienen en el escaparate de la tienda, entran y salen, ojean el género o entran en los probadores.

"Aunque tenemos bañadores normales, vendemos muchos más islámicos", asegura Nevine, una cristiana copta que posee además una fábrica en la que se confecciona este tipo de prendas, cuya denominación resulta de la ingeniosa unión de burka y bikini.

El "burkini" está destinado a "las veladas, que tienen prohibido mostrar su cuerpo en público, pero que no desean renunciar a bañarse en la piscina o en la playa", según Nevine.

Mejor diría que se ha puesto de moda para escándalo de los comercios de bronceadores.

La versión musulmana del bañador femenino está formada por una malla de cuerpo entero, similar a las de neopreno que usan los buceadores, sobre la que se coloca una túnica sin mangas y de hechura suelta, además de una capucha que cubre la cabeza y el cuello.

El bañador islámico está elaborado con lycra, "un material resistente al agua al que se le añade un poco de algodón para que se seque rápidamente", explica la empresaria.

Amina, una elegante egipcia de 40 años que lleva el hiyab a la española, recogido como un moño detrás de la cabeza, acaba de comprarse un "burkini", opina sobre la prenda "No siempre he llevado bañador islámico y no me gusta demasiado -opina la compradora-. Por supuesto que un bañador convencional, de una pieza, es mejor para el bronceado de la piel y más cómodo para usarlo en el agua".

"El marrón es el color que más gusta este verano para el traje principal, pero el resto depende de cada mujer", añade Nevine, quien explica que "hay burkinis para todos los bolsillos", pues sus precios oscilan entre las 200 libras egipcias (35 dólares) y las 450 (79 dólares).

Aun así, sostiene que los trajes importados de China, que "tienen menos calidad", se pueden adquirir en las calles de El Cairo a partir de las 75 libras.

Pero, "¿qué hacían las mujeres veladas antes de que se inventara esto?. No podían ir a nadar o bien tenían que hacerlo solo con mujeres o familiares", agrega Nevine.

El "burkini" no solo triunfa en Egipto, sino también en todo el mundo árabe y en Europa y EEUU, impulsado por los emigrantes musulmanes y "por aquellas personas recatadas de todos los credos", explica Ashma, director de una compañía que vende a través de internet bañadores confeccionados en Turquía.

"Las ventas están aumentando pero es un mercado todavía pequeño con mucha competencia", subraya Ashma, que insiste en que, además de por motivos religiosos, las mujeres lo utilizan para protegerse del sol u ocultar el sobrepeso.

Su uso, cada vez más extendido, no agrada a los académicos islámicos porque, en su opinión, trasgrede las enseñanzas religiosas. Ahora va a resultar que el burkini musulman lo rechazan los imanes y lo bendicen los obispos.

Pretender prohibir por razones religiosas cuando las autoridades religiosas dudan es crear mas interes en la prenda

"Esta prenda no puede considerarse islámica porque la mujer muestra su figura cuando se sumerge con ella en el agua", argumenta la profesora Soad Saleh, de la Universidad de Al Azhar, la institución musulmana suní más prestigiosa del mundo islámico.

Y explica que "al salir del agua puede haber hombres que se fijen en su cuerpo y les despierte un deseo sexual".

Como alternativa, Saleh propone que las mujeres "elijan playas o piscinas destinadas exclusivamente a mujeres o vayan muy temprano".

Ashma coincide en que los lugares de baño solo para ellas son "una buena opción porque pueden actuar libremente y sentirse seguras pero tienen un inconveniente: las mujeres son parte de una familia que se rompe en estos sitios".

Lo ideal, añade, es que "los hombres no miraran a las mujeres, que tienen derecho a disfrutar de lo que Dios nos ofrece a todos".

El alcalde de Cannes (Francia), David Lisnard, ha prohibido el uso en las playas y zonas de baño de burkinis, los trajes de baño diseñados para las mujeres musulmanas que cubren todo el cuerpo menos la cara, las manos y los pies, informa el periódico francés 'Le Monde'.

Lisnard ha firmado un documento que estipula que "el acceso a las playas y a zonas para nadar queda prohibido a cualquier persona que no lleve una vestimenta correcta, respetuosa de las buenas costumbres y del laicismo, respetando las normas de higiene y seguridad". Cualquier infracción conducirá a una advertencia oral y, posteriormente, a una multa de 38 euros.

El tribunal administrativo de Niza, al que habían recurrido una asociación y tres particulares, considera que la prohibición respeta los principios de laicidad de la República. El alcalde de Cannes, David Lisnar, lo definió como “un uniforme (…) símbolo del extremismo islamista”. El colectivo que pide la suspensión de la orden recurrirá ante el Consejo de Estado.

El juez considera que la prohibición respeta las disposiciones del artículo primero de la Constitución, que define a Francia como una República laica y “prohíbe a cualquier persona hacer prevalecer sus creencias religiosas sobre el respeto de las reglas comunes que rigen las relaciones entre colectividades públicas y particulares”. Estima también que “en el contexto de estado de excepción y de los recientes atentados islamistas”, como el de Niza y el de Normandía en julio, vestir un bañador diferente del habitual puede interpretarse como algo más que “un simple signo religioso”.

Llevar estas prendas, agrega, es susceptible de “crear o exacerbar las tensiones entre los numerosos usuarios del dominio marítimo” y provocar altercados. Valida así punto por punto los argumentos esgrimidos por la orden municipal del alcalde conservador de Los Republicanos, David Lisnar.

Al conocer la orden municipal que prohíbe el burkini en sus playas, firmada el 28 de julio pero que había pasado desapercibido hasta hace unos días, el Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF) y tres mujeres habían acudido el viernes a la justicia administrativa. El alcalde de la pequeña localidad vecina de Villeneuve-Loubet, Lionnel Luca, del partido de Los Republicanos, informó ayer de que su alcaldía también había prohibido el Burkina en sus playas desde el 5 de agosto.

El abogado del CCIF, Sefen Guez Guez, considera que este veto “abre la puerta a la prohibición de todo signo religioso en el espacio público”. Solo el burka, que cubre el rostro, está vetado en las calles. El velo islámico y los signos religiosos considerados llamativos están prohibidos en los centros escolares de primaria y secundaria y para los funcionarios de la Administración pública.

Nuestro burkini como popularmente se conoce al traje de baño musulman "baju renang" muy popular en Asia, será bendecido por autoridades católicas, pues no deja ver sino la cara. ¡Al contrario de ciertos bikinis!. Moralidad global.

Hace furia en Australia, Brunei, Indonesia, Malasia, Maldivas, Qatar, Nueva Zelanda, pero no en la Costa Azul y no por culpa de ningún obispo. Tiene su página web y se vende por Internet.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1747 noticias)
Visitas:
9700
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.