Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

El chileno sospechoso de la desaparición de una japonesa niega el crimen

16/02/2017 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El chileno sospechoso de la desaparición y posible asesinato de una estudiante japonesa en diciembre en Francia, ratificó que estuvo con ella el día en que desapareció pero negó estar implicado en su posible crimen.

En su declaración voluntaria ante la policía chilena -a la que tuvo acceso la AFP-, Nicolás Zepeda, de 26 años, relató en detalle lo que fue su última cita con la estudiante japonesa Narumi Kurosaki, quien desapareció de su residencia universitaria en Besançon, Francia, presumiblemente después de ese encuentro.

Aunque su cuerpo aún no ha sido localizado, la policía y la justicia francesas están convencidas de que fue asesinada.

"Nos encontramos el día domingo 4 de diciembre por la tarde una vez que ella había llegado a su domicilio. Sorprendida y llorando, nos abrazamos y le conté cuál era la razón de mi visita a Europa", relata el joven chileno, quien el martes acudió a la Corte Suprema de Santiago en el marco de un pedido de extradición de la justicia francesa.

Después de ese encuentro, fueron a comer a un restaurante de Ornans y luego -por petición de Narumi- regresaron a su dormitorio "para intimar".

"En esa oportunidad, Narumi se mostró muy receptiva y compenetrada en el acto, y prueba de ello, fueron los gemidos que vociferó. Terminado el acto, Narumi se mostró muy culpable. Me contó que tenía una relación. Tuvo una crisis de pánico, pues vio que había sido infiel en su relación actual", dice Zepeda en su declaración judicial, agregando que luego ella le pidió que se retirara.

Al salir del campus universitario, Zepeda narró que se le resbaló el celular, y que por buscarlo, terminó saliendo por una salida de emergencia en vez de ocupar el lugar habitual al interior del campus.

"Pensativo, caminé hacia el centro esperando que Narumi me contactara, cuestión que no sucedió más", finaliza su relato el joven chileno.

El caso ha generado un gran impacto, tanto en Francia como en Japón.

Vista por última vez el 4 de diciembre, Kurosaki -de 21 años- comenzó a ser buscada por sus amigos y familiares luego de días sin poder tener contacto con ella y, aunque su cuerpo aún no ha aparecido, todos los indicios apuntan a un asesinato.

Varios estudiantes que vivían en el mismo piso de su residencia universitaria dijeron que escucharon gritos, el llanto de una mujer y golpes en las puertas la noche del 4 de diciembre.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3661
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.