Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Comentario: Joaquín Ascensión

01/09/2013 12:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El último adiós a un Príncipe image Manuel Volquez En horas de la tarde del sábado 31de agosto me he enterado del fallecimiento del periodista, abogado y dilecto amigo Joaquín Ascención, un comunicador de larga data que desempeñó cargos de reporteros y relacionista en diferentes instituciones públicas y privadas. Era un tremendo ser humano, de exagerado trato y solidaridad extrema con la clase profesional y con todas las personas que se acercaban a su oficina en busca de ayuda o de asesoría. Joaquín tenía fuertes vínculos con el sector económico y social del país y también se ganó el aprecio de muchas personas fuera del país, sobre todo en Puerto Rico donde por varias décadas ejerció de corresponsal del periódico El Vocero. Todas las mañanas abría su oficina de la calle Rosa Duarte, Distrito Nacional, leía los periódicos para estar al día con las noticias cotidianas y así poder desarrollar los temas en el programa de televisión que producía junto al periodista de origen cubano Mario Rivadulla. En ocasiones, le asistí en la redacción informaciones de sus compromisos de relacionista y compartíamos conocimientos de distintas índoles en franca camaradería. Como abogado, mantuvo profundas relaciones con jueces de todos los niveles, miembros del ministerio público, alguaciles y abogados en ejercicio. Conocía muy bien la ley de Migración y todos los procedimientos para obtener residencias y ciudadanía en el país, cualidades profesionales que le agenciaron frecuentes visitas de extranjeros a sus oficinas. A todos sus amigos los saludaba de manera cordial con la palabra "Príncipe", que la convirtió en una especie de marcha de cortesía particular. Lamento no acudir a la funeraria a darle el último adiós, pero lo voy a recordar siempre como a un gran ser humano que siempre me dio acceso a su pequeña biblioteca, donde exhibía los libros de Derecho, las veces que fui a consultar. Como prenda literaria, conservo hasta la muerte el tomo del Código Penal que un día me obsequio, dando muestra de un desprendimiento poco común en algunas personas. Joaquín Ascención fue derrotado por un fatídico cáncer de páncreas después de librar una larga lucha contra esa enfermedad. Falleció cuando más quería seguir viviendo.

Hoy descansa en paz, dejando dolor a su esposa doña Guillermina Abreu, a sus hijos y a Janet Ascención, quien por varios años trabajo con él. Hasta siempre, Gran Príncipe.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23815 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
183
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.