Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Comentarios: el otro lado de la seguridad jurídica

01/03/2013 14:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por J.Modesto Rodríguez.

Con frecuencia, los representantes de los intereses extranjeros, tanto algunos dominicanos enganchados a "Lobbistas" advierten en sus declaraciones, posibles o supuestos riesgos del país de ser llevado a un tribunal de arbitraje internacional a consecuencia de haber violentado un contrato con una empresa extranjera.

La idea es que el país mantenga aquelloa contratos, muchas veces alcanzados con argucias políticas, aunque perjudiquen los intereses nacionales.

El cuento viene por la advertencia que hace entre otros entes, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), que alberga como socio a la Barrick Gold, de que revisarle el contrato a la minera canadiense Barrick Gold atenta contra la seguridad jurídica. Nos preguntamos, ¿Es seguridad jurídica que es un país sea afectado por los términos contractuales, mientras la otra parte es la única beneficiada?.

En el caso de la Barrick Gold, el propio presidente Danilo Medina, en su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional Legislativa el pasado 27 de febrero, dijo que en el actual esquema fiscal validado por el contrato que le ratificó el Congreso Nacional la empresa minera se ganaría 97 dólares y el pueblo dominicano apenas 3 dólares.

En el anterior contrato, el que compró la Barrick, primero el contato que tenía Placer Dome Dominicana, luego la minera Pueblo Viejo Dominicana, la proporción como socio de la mina, el Estado dominicano recibiría 50-50% de la extracción de los minerales de la fuente minera, entre ellos oro y plata.

Malos dominicanos, proclives a perjudicar el país y beneficiar los intereses extranjeros, modificaron el contrato original para darle esa odiosa ventaja a un capital externo por nuestro oro. Esa antipatriótica modificación se hizo en la anterior gestión del presidente Leonel Fernández y en un congreso complaciente y descuidado a drede. En el caso del ex-presidente Fernández, no ha tenido otro camino que respaldar a Medina, ante el respaldo popular que ha tenido el anuncio del presidente Medina, de que si pasado un plazo prudente, la Barrick Gold, que se ha resistido a negociar la revisión del contrato, no se reúne con la comisión gubernamental que encabeza el secretario de la Presidencia Gustavo Montalvo, someterá un proyecto de ley al Congreso, conteniendo nuevos impuestos a las exportaciones mineras, y según se ha dicho, mientras tanto, habrá una prohibición de sacar ni el olor del oro por los puertos dominicanos.

Rectificar es de sabios, y aunque se vea como un "cinismo" de Fernández, su posición ayuda a la tarea del presidente Medina de finalmente revisar el esquema fiscal del contrato de la Barrick Gold para buscar la ventaja que debe tener el propietario del oro, que es el pueblo dominicano.

La visión de la AIRD, nos averguenza. Se ha puesto de espaldas a los intereses nacionales para respaldar un contrato maniqueado como el que se le modificó a la Barrick Gold para que se lleve nuestro oro, sin darle nada más que "migajas" al país, tal y como dijo el presidente Medina, que subrayó, esa intención es"inaceptable".La seguridad jurídica, entendemos es hacer los contratos conforme a los intereses válidos de las partes y a las normas internacionales. No venir a un país a jugar a la política, a la engañifa, para ejecutar términos contractuales, que no está lejos de ser calificado como "robo". Eso, más o menos, es lo que ha hecho la Barrick Gold, con el contrato que compró de la minera Placer Dome- Pueblo Viejo Dominicana.

Entonces, la llamada "seguridad jurídica", debe verse en hacer desde el principio las cosas bien para luego no tener que revisarse o poner cláusulas de imprevistos, porque los mercados no son estáticos y las condiciones internacionales no van en línea recta, ni en vertical ni en horizontal, sino en variables, como ha sido el caso del precio internacional del oro y plata por citar estos casos.

En América Latina, Venezuela, Argentina, Bolivia, entre otros, sus presidentes han revisado o adquirido en nacionalizaciones, inversiones extranjeras que afectan los intereses nacionales, y los alegatos de seguridad jurídica sólo han venido de los inversionistas y de sus adláteres locales y de sus propios países. Cómo llamarle seguridad jurídica a que un país se introduzca con un puñado de dólares o euros a otro país a llevarse sus recursos mineros, sus recursos naturales, su materia prima, en condiciones en que solo hay ventaja del lado del inversionista?. Eso es simplemene "robo", y a nadie le gusta, o nadie permite que le roben. Lo que ha hecho Evo Morales, Cristina Fermnández, Hugo Chávez y ahora Danilo Medina, lejos de atentar a la seguridad jurídica, es la defensa de los intereses de sus propios países, intereses, que no puede estar por debajo de los intereses extranjeros.Seguridad jurídica es alcanzar el "equilibrio" jurídico en un acuerdo contractual para invertir y operar un recurso nacional, y sobre todo dejar que se manifieste la buena fe, la prudencia y el respeto, en lugar de un acto de oportunismo y de "piratería internacional".


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
445
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.