Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Europa empieza a votar con la vista puesta en el ascenso de la ultraderecha

22/05/2014 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Holanda y Reino Unido fueron este jueves los primeros países en votar en las elecciones al Parlamento Europeo, cuyo interés se centra en el ascenso de los partidos de ultraderecha.

A las 07H30 (05H30 GMT) de la mañana, los holandeses empezaron a depositar sus votos y los británicos lo hicieron media hora después.

Las elecciones se prolongarán durante 4 días. Unos 328 millones de votantes de 28 países están convocados a las urnas para elegir a 751 diputados que tendrán un mandato de 5 años.

Después de Reino Unido, que también celebra elecciones locales, y Holanda, Irlanda votará el viernes; República Checa, el viernes y el sábado; Italia, Malta, Eslovaquia y Lituania, el sábado; y el resto de la UE, el domingo.

Los resultados de las europeas se difundirán el domingo a las 21H00 GMT.

image

Con 26 millones de personas sin trabajo y con un gran resentimiento hacia las políticas de austeridad dictadas por las instituciones europeas a los países en crisis, los partidos contra la inmigración y contra Bruselas juegan con ventaja.

Los sondeos pronostican que en Reino Unido, Francia y Holanda podrían ganar las elecciones los partidos más escorados a la derecha, el UKIP, el Frente Nacional y el Partido de la Libertad (PVV), paradójicamente los más antieuropeos del arco político.

Pero, ¿para qué ir al Parlamento de una institución que detestan? Para ganar visibilidad política, respondía a la AFP Nigel Farage, líder del UKIP, el Partido por la Independencia de Reino Unido. "Para exponer" la posición sobre la UE, "así de simple", afirmó.

El líder británico resumió el complicado equilibrio de su credo: "¿antieuropeo yo? Noooo. Es ridículo decir eso. Me gusta Europa, es un gran lugar. Estoy casado con una europea, trabajé para empresas europeas y me gusta la cultura europea, pero odio la bandera. Odio el himno. Y odio las instituciones".

image

"La subida de los euroescépticos podría ser más peligrosa que la emergencia del Tea Party en EEUU", estima Mark Leonard, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. "Podría llevar a un extraño espectáculo de un Parlamento que se odia a sí mismo, que básicamente busca asegurar su propia abolición", añade.

Según el último sondeo -PollWatch2014, difundido el 20 de mayo-, los partidos de ultraderecha y antisistema sumarán unos 95 escaños, un 12, 6% del total, una diferencia abismal respecto a la Eurocámara saliente, en donde sumaban unos 33 eurodiputados (4, 3%).

Aún así, conservadores y socialistas, agrupados respectivamente en el Partido Popular Europeo (PPE) y Socialistas y Demócratas (S&D), se mantendrán como los dos principales grupos políticos. El PPE conseguirá 217 (57 menos que en las últimas) de los 751 diputados y el S&D, 201 (+5).

- Votos de castigo -

image

Los votantes europeos se permiten en las elecciones al Europarlamento decisiones que luego no mantienen en las elecciones nacionales.

Un ejemplo recordado fueron los seis eurodiputados que en 1999 logró el partido francés Caza, Pesca, Naturaleza y Tradiciones, antes de caer en el olvido.

La pregunta que rodea a la pujanza europea de la ultraderecha y los antisistema es si se mantendrá en las próximas citas nacionales.

"Sí, creo que lo harán", dijo a la AFP Simon Hix, analista de la London School of Economics (LSE), refiriéndose al caso concreto del UKIP. Una victoria en las europeas, agregó, "se percibiría como un punto de inflexión" porque habrían "ganado escaños y votos en todos los rincones del país".

- Una institución que no entusiasma -

Es la octava vez que los europeos votan sus representantes en el Parlamento desde que en 1979 empezaron a hacerlo.

Su entusiasmo ha ido decayendo. Si entonces votaron el 63% de los europeos con derecho a hacerlo, en 2009 fue el 43%. Para estas elecciones, los sondeos pronostican nuevos récords de abstención, la más alta de la historia democrática en España, por ejemplo (participación en torno a un 40%).

El presupuesto de la institución para 2014 es de 1.756 millones de euros, de los que el 35% se dedica a gastos del personal, principalmente a los salarios de los 6.000 funcionarios empleados por la secretaría general y los grupos políticos, un ratio de casi ocho funcionarios por diputado.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
5054
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.