Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Comportamientos obsesivos, un mal que afecta a muchos

03/07/2017 02:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Es posible que conozcas o te relaciones con personas que manifiesten comportamientos que te parezcan "exagerados", "excéntricos" y "extremadamente rigurosos". Este tipo de personas parecen vivir en un constante ritual, es decir, un patrón general de preocupación por el perfeccionismo, el orden, el control mental e interpersonal, expresa la directora y terapeuta familiar Denisse Reyes, del Centro Ser Para Actuar.

Reyes explica que el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones, excesivas e irracionales, que provocan un malestar significativo, y que además, interfieren de manera marcada con la rutina diaria de la persona, sus relaciones laborales, académicas, vida social y familiar. "Padecer este trastorno significa tener obsesiones y/o compulsiones. Con frecuencia, los síntomas comienzan en la infancia o la adolescencia".

Por ejemplo, las obsesiones se definen como pensamientos, impulsos o imágenes mentales que se repiten constantemente y que resultan ser indeseadas causando mucha ansiedad o estrés. Las personas que tienen estos pensamientos tratan de ignorarlos o de hacer que desaparezcan, manifiesta Reyes.

A diferencia de esto, las compulsiones se destacan por las conductas repetitivas ( lavarse las manos, colocar objetos en un orden específico o revisar algo una y otra vez, como cuando se verifica constantemente si una puerta está cerrada) o tener pensamientos repetitivos.

La especialista señala que una persona afectada de TOC suele tener varias obsesiones y diversos rituales, por lo que se califican en:

Lavadores y limpiadores: son personas con obsesiones de contaminación que tienen rituales de limpieza excesiva. Además, evitan todo aquello que consideran sucio o contaminado.

Verificadores: personas con duda permanente. Necesitan inspeccionar y verificar una y otra vez todo aquello que realizan, ante el miedo de que, por un descuido, se origine una catástrofe.

Ordenadores: Exigen que todas las cosas que les rodean estén ordenadas, incluyendo distribuciones simétricas.

Acumuladores: coleccionan objetos insignificantes, de los que no pueden desprenderse.

Repetidores: son los individuos que se empeñan en la ejecución de acciones repetitivas.

Ritualizadores mentales: Estos pacientes intentan neutralizar con invalidantes rituales sus pensamientos, con el objetivo de contrarrestar la ansiedad que sienten.

Numerales: buscan sentido a los números que les rodean; sumándolos, restándolos, cambiándolos, hasta que les da un número significativo para ellos.

Filosofales: Son los pacientes que siguen tendencias filosóficas inciertas. Viven en un proceso metafísico del que no pueden desprenderse.

Atormentados y obsesivos puros: experimentan pensamientos negativos reiterados que resultan incontrolables y bastante perturbadores. No obstante, a diferencia de quienes sufren los demás tipos de TOC, no tienen comportamientos reiterativos, sino que viven su proceso de manera reiterativa en su mente.

Síntomas

El inicio de los síntomas generalmente es gradual, aunque en ocasiones se presenta de manera brusca. Puede comenzar con pensamientos intrusivos, como imágenes violentas que entran en la mente. También puede comenzar con rituales, comportamientos repetitivos. Las obsesiones y compulsiones pueden ser más de una y pueden cambiar con el transcurso del tiempo. Si el TOC no se trata, puede llegar a ser crónico, aumentando las obsesiones y compulsiones con el tiempo, generalmente asociados estos incrementos a eventos estresantes que se dan en el progreso normal de la vida (pérdidas, desgracias, enfermedades, etc.).

A pesar de la gravedad del problema y de la discapacidad que genera, solo entre un 35 % a un 40 % de las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) busca tratamiento, y menos de un 10 % recibe un tratamiento basado en la evidencia.

Tratamiento

Según Reyes, este trastorno se trata utilizando una combinación de medicinas, terapias psicológicas y terapia familiar. Las medicinas empleadas incluyen antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo. Las terapias psicológicas y las terapias familiares han demostrado ser efectivas para este tipo de trastorno, por las herramientas y técnicas que ofrecen, no solo al paciente, sino también al sistema familiar.

"Padecer del Trastorno Obsesivo Compulsivo puede ser causa de una gran incapacidad relacional, social y laboral, por tal razón es importante que los familiares y amistades más cercanos le comprendan y le apoyen, a tal grado que lleguen a involucrarse tomando parte en el proceso de tratamiento, reconociendo y elogiando los pequeños logros del paciente", puntualiza la psicóloga.

El tipo de tratamiento que se le brinda al paciente que sufre de TOC es un gran desafío tanto para los profesionales del equipo de salud mental como para el propio paciente, detalla la psicóloga.

Síntomas

El inicio de los síntomas generalmente es gradual, aunque en ocasiones se presenta de manera brusca. Por ejemplo, puede comenzar con pensamientos intrusivos, como imágenes violentas.

Tratamiento

Para combatir este trastorno se utiliza una combinación de medicinas y terapias psicológicas. Los medicamentos empleados incluyen antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (21853 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
3329
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.