Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

La condena a un policía por matar a un negro desarmado es un hito en EEUU

12/02/2016 18:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La condena a un policía de Nueva York que mató a un joven negro desarmado en 2014 -una excepción en medio de los polémicos casos de agentes exonerados por hechos similares en Estados Unidos-, fue recibida con prudencia por la alcaldía y la fiscalía, y criticada con dureza por el sindicato de policías.

El jueves por la noche, un jurado popular de Brooklyn (sudeste de Nueva York) declaró al oficial Peter Liang, de 28 años, culpable de "homicidio involuntario en segundo grado" y "falta profesional" por la muerte de Akai Gurley, un padre de familia de la misma edad, en la escalera de un edificio de viviendas en noviembre de 2014.

Liang, quien podría ser condenado a hasta 15 años de prisión en la sentencia que se dará a conocer el 14 de abril, fue despedido de inmediato del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

"Como consecuencia de la condena por delito criminal, el empleo del oficial de policía Liang con el NYPD ha terminado", señaló una portavoz de esa fuerza este viernes, en una breve declaración a la AFP.

Su condena llega después de que varios policías blancos fuesen exonerados en controvertidos casos de muertes de afroestadounidenses, desatando una oleada de violentas protestas en todo el país contra el supuesto racismo de las fuerzas seguridad.

La mecha la había encendido la muerte del joven negro desarmado Michael Brown, en Ferguson (Misuri, centro-sur de EEUU), el 9 de agosto de 2014, durante un operativo de arresto. El 24 de noviembre de ese año, un jurado absolvió al policía Darren Wilson, considerando que abrió fuego en defensa propia.

Unos pocos días más tarde, en diciembre de 2014, un jurado de Staten Island (sur de Nueva York) había decidido no procesar al policía blanco Daniel Pantaleo por la muerte de Eric Garner, un padre de familia negro, durante un violenta detención el 17 de julio del mismo año.

Idéntica resolución tomó otro jurado el pasado 28 de diciembre con un oficial blanco que en noviembre de 2014 mató a un niño negro de 12 años, Tamir Rice, que tenía en su mano una pistola de juguete, en Cleveland, Ohio (norte).

En tanto, el pasado 16 de diciembre, un magistrado de Baltimore (este) anuló un juicio contra un policía acusado de matar al joven negro William Porter en esa ciudad el 12 de abril del año pasado.

- Prudencia del alcalde y el fiscal -

En medio de estas tensiones raciales, el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, muy criticado por el sindicato de policías por algunas declaraciones en el pasado consideradas hostiles, fue muy prudente en su reacción tras el resultado de dos semanas de juicio en Brooklyn.

image

"La muerte de Akai Gurley fue una tragedia. El jurado ha hablado y respetamos su decisión", afirmó en un comunicado, esperando que el veredicto traiga "algo de conclusión para la familia" de la víctima.

También prudente se mostró el fiscal Ken Thompson, quien llevó el caso: "Este veredicto del jurado fue contra un policía y no contra todos los valientes y dedicados miembros del NYPD que arriesgan sus vidas cada día para mantenernos a salvo", dijo, precisando que se había hecho "justicia" por la muerte de alguien "completamente inocente".

Como era de esperar, el presidente del principal sindicato de policías de la ciudad, Patrick Lynch, salió a criticar con dureza "una decisión absolutamente equivocada" por un hecho que a su entender fue "un trágico accidente y no un crimen".

"Este mal veredicto tendrá un escalofriante efecto en los oficiales de policías de la ciudad porque criminaliza un trágico accidente", señaló en un comunicado.

Peter Liang bajaba junto a un compañero por las escaleras del edificio tras inspeccionar el techo del inmueble, y, según dijo, disparó por accidente sin saber incluso que Gurley se encontraba en un descanso de la escalera.

"La evidencia estableció que Gurley era completamente inocente y estaba desarmado y que el oficial Liang no se encontraba bajo ninguna amenaza que lo hubiera llevado a colocar su dedo en el gatillo de su arma y disparar", afirmó la fiscalía.

Mientras un amigo de la víctima intentaba salvarle la vida con primeros auxilios y reanimación, el acusado discutía con el otro agente con el que patrullaba sobre quién informaría del incidente. "No hizo nada", según el testimonio presentado en el juicio, indicó la fiscalía.

Tras la condena en Nueva York, la atención está ahora centrada en Chicago (norte), donde el agente policial Jason Van Dyke se declaró no culpable el pasado 29 de diciembre tras ser procesado por matar de 16 disparos a un adolescente negro en octubre de 2014.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2834
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.