Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gusluko escriba una noticia?

6 Consejos para dejar de sobre-pensar o analizar

20/12/2020 04:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conoce trucos psicologicos para dejar de sobre-analizar todo lo que te pasa y generar ansiedad cuando no es necesario

Ya sea que se golpeen a sí mismos por un error que cometieron ayer o se preocupen por cómo van a tener éxito mañana, los que piensan demasiado están plagados de pensamientos angustiosos y su incapacidad para salir de sus propias cabezas los deja en un estado de angustia constante.

Mientras que todo el mundo piensa demasiado de vez en cuando, algunas personas no pueden calmar el constante bombardeo de pensamientos. Su monólogo interior incluye dos patrones de pensamiento destructivos: el luminoso y el preocupante.

Luminar implica rememorar el pasado:

No debería haber hablado en la reunión de hoy. Todos me miraron como si fuera un idiota.

Podría haber aguantado en mi antiguo trabajo. Sería más feliz si me hubiera quedado allí.

Mis padres siempre decían que no llegaría a nada. Y tenían razón.

Preocuparse implica predicciones negativas, a menudo catastróficas, sobre el futuro:

Voy a avergonzarme a mí mismo mañana cuando haga esa presentación. Mis manos temblarán, mi cara se pondrá roja y todos verán que soy incompetente.

Nunca me ascenderán. No importa lo que haga. No va a suceder.

Mi cónyuge va a encontrar a alguien mejor que yo. Voy a terminar divorciada y sola.

Los que piensan demasiado no sólo usan palabras para contemplar sus vidas. A veces, también evocan imágenes. Pueden imaginar que su coche se sale de la carretera o repetir un evento angustioso en sus mentes como una película. De cualquier manera, su tendencia a pensar demasiado en todo les impide hacer algo productivo.

Los peligros de pensar demasiado

Pensar demasiado en las cosas no es sólo una molestia; puede tener un grave efecto en su bienestar. Las investigaciones han descubierto que insistir en las deficiencias, errores y problemas aumenta el riesgo de padecer problemas de salud mental. Y a medida que su salud mental disminuye, su tendencia a rumiar aumenta, lo que lleva a un círculo vicioso difícil de romper.

Los estudios también muestran que pensar demasiado lleva a una grave angustia emocional. Para escapar de esa angustia, muchos pensadores recurren a estrategias de afrontamiento poco saludables, como el alcohol o la comida.

Si eres un pensador excesivo, es probable que ya sepas que no puedes dormir cuando tu mente no se apaga. Los estudios confirman esto, encontrando que la rumia y la preocupación conducen a menos horas de sueño y a una peor calidad de sueño.

La meditación siempre es una buena aliada

Cómo dejar de pensar demasiado

Poner fin a las predicciones catastrofistas y de segunda mano es más fácil decirlo que hacerlo. Pero con una práctica consistente, puedes limitar tus patrones de pensamiento negativo:

1. Fíjate cuando estés pensando demasiado

La conciencia es el primer paso para poner fin al exceso de pensamiento. Empieza a prestar atención a la forma en que piensas. Cuando notes que repites los eventos en tu mente una y otra vez, o que te preocupas por cosas que no puedes controlar, reconoce que tus pensamientos no son productivos o cuando piensas mucho en otra persona,

2. 2. Desafíe sus pensamientos

Es fácil dejarse llevar por pensamientos negativos. Antes de que concluyas que llamar a un enfermo va a hacer que te despidan, o que olvidar una fecha límite va a hacer que te quedes sin hogar, reconoce que tus pensamientos pueden ser exageradamente negativos. Aprende a reconocer y reemplazar los errores de pensamiento antes de que te conviertan en un completo frenesí.

3. Mantenga el enfoque en la resolución activa de problemas

No es útil hablar de tus problemas, pero sí buscar soluciones. Pregúntese qué medidas puede tomar para aprender de un error o evitar un problema futuro. En lugar de preguntarte por qué pasó algo, pregúntate qué puedes hacer al respecto.

4. Programe un tiempo para la reflexión

Guisar los problemas durante largos períodos de tiempo no es productivo, pero una breve reflexión puede ser útil. Pensar en cómo podrías hacer las cosas de forma diferente o reconocer los posibles escollos de un plan, por ejemplo, puede ayudarte a hacerlo mejor en el futuro. Incorpore 20 minutos de "tiempo para pensar" en su agenda diaria. Durante este tiempo, permítase preocuparse, rumiar o reflexionar sobre lo que quiera. Luego, cuando se acabe el tiempo, pase a algo más productivo. Cuando note que piensa demasiado las cosas fuera de su horario, recuerde que lo pensará más tarde.

5. Practica la atención plena

Es imposible repetir el ayer o preocuparse por el mañana cuando se vive en el presente. Comprométete a ser más consciente del aquí y ahora. La conciencia requiere práctica, como cualquier otra habilidad, pero con el tiempo, puede disminuir el exceso de pensamiento.

6. Cambiar el canal

Decirte a ti mismo que dejes de pensar en algo puede resultar contraproducente. Cuanto más intentes evitar que el pensamiento entre en tu cerebro, más probable es que siga apareciendo. Ocuparse de una actividad es la mejor manera de cambiar de canal. Haz ejercicio, participa en una conversación sobre un tema completamente diferente o ponte a trabajar en un proyecto que distraiga tu mente de un aluvión de pensamientos negativos.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator


Sobre esta noticia

Autor:
Gusluko (1 noticias)
Visitas:
5508
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.