Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

¿Crisis de confianza en el sector Seguros de RD?

31/08/2015 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mi observatorio:

La necesidad de que se modifique la ley de seguros 146-02

image

POR LUIS D. SANTAMARIA El autor es periodista. Reside en Monte Plata.

Hace algún tiempo se ha estado planteando la necesidad de que sea modificada la ley 146-02 sobre Seguros, para sobre la base de sanos criterios corregir ciertas distorsiones e inequidades que afectan a los usuarios, que deberían ser el centro del accionar del sector de servicios de seguros.

Entre las inequidades planteadas están los siguientes aspectos: Existe un plazo de dos años para que un contratante de póliza pueda hacer una reclamación de indemnización en caso de un evento.

Las compañías de seguros con la actual legislación pueden jugar a dejar vencer el plazo poniendo obstáculos al cumplimiento de su responsabilidad.

Al agotarse ese plazo, independiente de que la compañía de seguros haya cumplido o no, la empresa queda liberada de responsabilidad frente a su cliente y éste puede quedar afectado, sin ser indemnizado.

La ley no establece un plazo prudente para que la compañía de seguros cumpla con una demanda de indemnización, razón por la cual muchas empresas prefieren litigar en los tribunales en lugar de pagar y el ciclo se hace interminable.

Y lo grande del caso es que no existe una instancia de arbitraje sobre la cual esperar una decisión que satisfaga ambos sectores. Ante esa situación, entre otras fallas que pudiera contener la legislación, ¿cuál es su posición al respecto?

Un festival de incumplimientos llena de temores a clientes de servicios financieros en la República Dominicana. Aseguradoras incumplen indemnizaciones en plazo legal para evadir responsabilidades frente a clientes.

Al menos una aseguradora tiene su edificio principal con un embargo preventivo por sospechas de iliquidez . Otras empresas de seguro, intervenidas en sus operaciones por la Superintendencia.

En la República Dominicana, el mercado de los servicios económicos se ha transformado en temores, desconfianza e incertidumbre desde 2003.

Los usuarios no saben cuál día tendrán una sorpresa acerca de una entidad financiera cualquiera. Estos temores se han traspasado por igual al sector servicios de seguros, donde algunas empresas han patrocinado los últimos escándalos.

La República Dominicana fue sacudida a principios del año 2003 con la caída del Banco Intercontinental (BANINTER) y las autoridades debieron salvar los ahorros de los ciudadanos sumaron RD$55, 000 millones, igual a las dos terceras partes del Presupuesto Nacional de ese momento.

Otros defraudadores fueron el Banco Nacional de Crédito (BANCREDITO), que ha tenido un costo superior a los RD$23, 000 millones. Un tercer caso, el MERCANTIL, fue revelado meses después.

Aunque la suma envuelta es menor, el caso no es menos escandaloso e indignante. Ha costado hasta el momento más de RD$6, 500 millones.

Con la caída de bancos insignias de la economía como BANINTER y BANCRÉDITO, y el más reciente, el Banco Peravia, los rumores y temores corren en el mercado como sus propios valores y depósitos. Leyes y supervisión son muy flexibles y es por ello que tenemos la posibilidad de tener en la economía escenarios dolorosos, y surge la necesidad de que revisemos las reglas existentes y endurecer los criterios de supervisión, porque en economía, el descuido, el "dejar hacer, dejar pasar", no aplica y es peligroso.

La razón es que leyes y supervisión son debilidades estructurales en la República Dominicana, pendientes de solucionar.

Las autoridades del Banco Central y la Superintendencia de Bancos procedieron a someter a la Justicia estos tres casos. Pero las crónicas registran otros tantos casos de intento de timo, como el de las financieras Corporación de Crédito (COCRETUR) y Préstamos Personales de Nómina S.A. (PRIMESA), acusadas Corporación de Crédito (COCRETUR) y Préstamos Personales de Nómina S.A. (PRIMESA), acusadas de estafar a varias familias con sus ahorros. Diferentes fuentes registran los hechos más notables y dañinos a la clientela.

Similar atención judicial, está pendiente en el caso de que haya alguna empresa de seguros que defraude a sus clientes. Entre tanto docenas de demandas están pendientes de fallo en tribunales de la República, siendo el argumento principal el "incumplimiento" de las obligaciones de prestadoras de servicios de seguros frente a clientes que necesitan una indemnización.

Ferretería Bellón, de Santiago, uno de los más importantes clientes de la compañía de seguros "Sura", no ha logrado ser resarcida por su empresa luego de sufrir en 2010 un incendio que destruyó su edificio y las mercancías, debió interponer un embargo precautorio a su empresa de seguros.

Bellón, una de las empresas líder de la economía en la región del Cibao, en la República Dominicana, y la que ha cumplido 5 años desde que se incendió la empresa, aun espera que Sura le complete el monto de las pérdidas estimadas por experticias de peritos, por encima de los RD$ mil millones.

En lugar de completar el compromiso de la póliza, Seguros Sura prefirió litigar en los tribunales, en la búsqueda de bloquear el pago, demandando a su cliente por alegados daños y perjuicios. La idea es beneficiarse del privilegio que la ley actual de seguros le da, de poder vencer por "agotamiento" a un cliente y por consiguiente no pagar, que debe ser la idea, y convertir en capital, el monto no pagado.

Al cumplir el quinto aniversario del siniestro, los ejecutivos de Bellon, en un comunicado público han solicitado al Congreso Nacional la modificación de la ley 142-02 sobre Seguros, a los fines de que las empresas no tengan oportunidad de aplicar contra sus clientes, el abuso de poder del incumplimiento del pago de indemnizaciones, y de posponer sin fecha fija los desembolsos ante las catástrofes de propiedades. En este ejercicio, los empresarios de Ferretería Bellon, no solo exponen su propio caso, sino que deberán estar representando a los clientes que deben haber tenido experiencias similares con sus aseguradoras.El Papel de la Superintendencia de Seguros en estos casos que son de su conocimiento, es débil e ineficaz. Por ello, los afectados han tenido que acudir a tribunales civiles y comerciales, para jugar la última carta.

El escenario es propicio para que los temores de representantes de importantes instituciones comerciales se hayan pronunciado ante el mal precedente de la inseguridad que tienen los clientes de ser indemnizados por sus empresas de seguros luego de una catástrofe. Hoy es Bellón y otros clientes de menos renombre, o que han preferido el anominato. Pero mañana puede ser cualquiera del sector de la economía que puede vivir la experiencia de Ferretería Bellón, que ha tenido que endeudarse con un pool de bancos para reinstalarse y sobrevivir como empresa.

Al respecto, voces como la de Iván de Jesús García, presidente de la FDC, Federación Dominicana de Comerciantes, y del presidente de la Asociación Dominicana de Ferreterías (ASODEFE), Domingo Núñez. Ambos mostraron la preocupación de los usuarios ante la inseguridad de ser indemnizados y las ventajas que da la ley 148-02 sobre seguros, al tiempo que plantearon la necesidad de que sea modificada para asegurar los derechos de los contratistas de pólizas.

Cuestionaron asimismo, el papel de la Superintendencia de Seguros, que interviene en el mercado sin una decisión de arbitraje que garantice estos derechos.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
885
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.