Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapalomitamecanica escriba una noticia?

Crítica de cine: 'Sólo los Amantes Sobreviven'

28/06/2014 05:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Shakespeare era un farsante y Jarmusch está harto

image

Nota: 7

Lo mejor: la valentía del director al hacer una película aceptable en un subgénero tan devaluado por las grandes producciones. Lo peor: parece una película hecha con el único propósito de mostrar las referencias culturales que domina Jarmusch.

Jim Jarmusch reafirma una vez más su melomanía al inicio de Sólo los Amantes Sobreviven ( Only Lovers Left Alive), fundiendo un cielo estrellado con la superficie de un vinilo que comienza a girar mientras suena una versión de Sqürl de 'Funnel of Love' de Wanda Jackson. Como protagonistas de un videoclip se desperezan de su letargo ancestral Adam y Eve, los vampiros encarnados por Tom Hiddleston y Tilda Swinton. Jarmusch se permite jugar aquí con el tratamiento temporal de un modo diferente: si en la celda de Down By Law el tiempo se suspendía y en Dead Man se fragmentaba para adaptarse a la naturaleza de una fábula surrealista, en Only Lovers el tiempo se suprime en la escena inicial para después adquirir un cariz primordial para sus personajes. Convirtiendo así la cuestión temporal en la principal paradoja del filme: los vampiros no sólo están cansados de vivir sino que su condición eterna depende de su capacidad de conseguir sangre, cada vez más mermada.

Aunque en esta cinta es una obviedad, resulta habitual en su filmografía la elección de personajes marginales o individuos que imitan a otros para sobrevivir y/o pasar desapercibidos. Jarmusch se ha situado lejos del fantástico, despojando a sus vampiros del aura sobrenatural para mostrarnos unas criaturas cansadas de su larga estancia en la tierra. Esclavos de su existencia, Adam y Eve se encuentran hastiados y decepcionados con el rumbo que ha tomado la humanidad. Por ello, lo que predomina entre los protagonistas es un talante resignado, adquiriendo el filme un tono general, para muchos quizás inexplicablemente sosegado y/o falto de acción.

image

No es difícil deducir que una película como Only Lovers Left Alive surge del desencanto. Es precisamente este enfoque de la figura vampírica desprovista de filtros fantásticos lo que utiliza el director como pretexto para gritar a los cuatro vientos que la humanidad está aborregada. La raza humana está podrida para los vampiros. Tanto Tanto Adam como Eve muestran dificultades para alimentarse de los humanos (tanto literal como metafóricamente). Ser culto no está bien visto por la gran masa zombi (como ellos se refieren a los humanos) y los protagonistas sobreviven refugiándose en el arte, él en la música y ella en la literatura. Lo que deberán descubrir es si la sed de aprendizaje sobrevivirá a su sed de sangre.

En Only Lovers Left Alive tampoco se ha dejado al azar la representación del espacio. Las ciudades entendidas como refugios se fusionan con sus protagonistas, permitiendo afianzar sus retratos individuales. Detroit es una urbe decrépita y desolada, como el estado de ánimo de Adam; Tánger, sin embargo, donde reside Eve es más camaleónica, igual que su capacidad de adaptación. No sería justo pasar sin mencionar a Mia Wasikowska (Ava) pues es su corta visita la que introduce quizás el elemento más cercano a Crepúsculo que uno podría esperar. O la metaficción entendida como parodia de sus personajes a través del musical de vampiros trasnochados que ven Adam, Eve y Ava en la televisión.

image

Después de tanto tiempo permitiendo que cualquiera ningunease impunemente el noble subgénero de los vampiros, ha llegado Jim Jarmusch y, fiel a sus principios, ha creado una historia que muchos no encontrarán fácil de degustar. Las señas de identidad más reconocibles del realizador vuelven a estar presentes en este último largometraje. Only Lovers Left Alive es una película de vampiros muy personal, en la que los chupasangres resultan poco más que anecdóticos. Una excusa para abuchear a la multitud que sólo consume superproducciones o que no ha abierto un libro en su vida. Jarmusch ha hecho cine del desencanto combinando los suspiros existencialistas de sus vampiros con sutiles referencias culturales que a menudo aportan el toque cómico. Sin embargo, el mensaje quizá no sea tan sombrío después de todo: El amor le mantiene a uno vivo.


Sobre esta noticia

Autor:
Lapalomitamecanica (4441 noticias)
Fuente:
lapalomitamecanica.com
Visitas:
1637
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.