Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zonaboom escriba una noticia?

Crítica de Cine | 'El Hobbit: La Desolación de Smaug'

18/12/2014 16:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Un año después de tener en nuestros cines la primera entrega de la nueva trilogía de la Tierra Media, llegó su segunda parte, titulada 'El Hobbit: La Desolación de Smaug'. Con esta continuación, el director Peter Jackson sigue alargando más de la cuenta la adaptación cinematográfica de un sólo libro, e igualmente el relleno y las invenciones fuera de la obra literaria están presentes. Pero, ¿sabéis qué? Me da igual. Y es que 'La Desolación de Smaug' corrige muchos de los errores de 'Una Aventura Inesperada', alargando de nuevo las escenas, sí, pero esta vez de una forma más entretenida, consiguiendo en su conjunto una película mucho más divertida que la anterior, y con un clímax tremendo. Es lo que conlleva despertar al temible dragón Smaug, que te tiene que quedar algo brutal, sí o sí...

imageBilbo evoluciona en esta segunda entrega, demostrando una vez más su valía en el grupo

Para empezar, lo ya mencionado, la película es bastante más satisfactoria que su anterior parte, y es que no hay tanto relleno aburrido y el ritmo es mejor, quedando finalmente en conjunto una cinta bastante más disfrutable y divertida. El argumento es muy continuista, terminándose (no del todo) lo que se empezó en la primera entrega, es decir, continuando el viaje de la compañía de Thorin hacia Erebor, la montaña de los enanos. Simplemente esta segunda parte del camino es más divertida de ver, los problemas a los que se enfrentan nuestros protagonistas son mejores y están mejor desarrollados. Por supuesto, sigue teniendo el síndrome de alargamiento de escenas que debe utilizar Jackson para convertir un libro en tres películas, por lo que su duración es algo excesiva, pero ese alargamiento no resulta tan pesado, más que nada porque suele ser de acción, la cual es adictiva y hará que las casi tres horas de duración se te pasen volando. Y es que la película es un no parar de diversión, la primera hora se te pasará volando, entre el bosque con el altercado de las arañas y la huida de la ciudad de los elfos del Bosque Negro. Más tarde se lo toma con más calma, sin aburrir, y luego llega la parte de Smaug, la cual comentaré más adelante.

Además, el tono infantil de la primera cinta desaparece casi por completo, no hay rastro de ese humor básico ni de canciones innecesarias, teniendo el film un tono algo más oscuro. No me malinterpretéis, 'La Desolación de Smaug' sigue siendo una fábula comparada con 'El Señor de los Anillos', pero no hay momentos ridículos, como sí ocurría en 'Un Viaje Inesperado'. La acción sigue el mismo camino "acrobático" que la vista en la anterior, acentuándose las piruetas y acciones imposibles gracias a la inclusión de los elfos, Legolas y Tauriel, algo que es bastante vistoso y disfrutable de ver.

La ambientación sigue tan buena como en la anterior, habiendo excesivo pero buen CGI, preciosa fotografía, etc. La banda sonora aporta algún que otro tema nuevo y destacable, como el que suena en la ciudad del lago, aunque el gran tema principal de los enanos que se escuchaba en la anterior desaparece casi por completo, suponiendo un punto negativo a este apartado, pues se echa de menos.

imageLegolas se vuelve a lucir en su

primera aparición en esta trilogíaLos personajes, obviamente siguen siendo los mismos, aunque hay ciertos cambios en éstos, así como nuevas inclusiones.

Martin Freeman sigue tan genial como antes en su papel de Bilbo, aportándole al personaje los matices necesarios, y de nuevo nos vuelve a dejar bastantes momentos humorísticos, aunque su personaje evoluciona al inmiscuirse en más momentos de peligro. Ya no es el hogareño hobbit que conocimos, sino un completo aventurero, que no duda al enfrentarse a sus enemigos. En la anterior película lo veíamos perdido, sobreviviendo a los peligros como podía. Aquí les planta cara, y es totalmente necesario para el grupo, llegándoles a sacar del aprieto en muchas ocasiones.

Se empieza a profundizar un poco más en su relación con el anillo, lo utiliza bastante y se nota la atracción que el codiciado objeto ejerce sobre él, algo que se aprecia sobre todo en la lucha con las arañas en el Bosque Negro, donde deja ver un matiz más violento y desesperado ante la amenaza de perderlo. Me gusta que no se olviden de este asunto, al fin y al cabo el anillo es el núcleo de la trilogía de 'El Señor de los Anillos', y el cómo debe representarse la obsesión que poco a poco posee a Bilbo es importante. Aun así, aún es pronto para verse del todo corrompido, son varios momentos puntuales, pero que están ahí.

Thorin, por su parte, sigue desarrollándose como líder, quedando más patente su obsesión por recuperar el trono, la cual le llega a cegar en algunos momentos, anteponiéndolo incluso sobre las vidas de sus compañeros. Seguro que es algo que dará que hablar en la tercera entrega. Richard Armitage sigue haciendo suyo al personaje, alcanzando con esta película más carisma que el que tuvo en la anterior.

Los demás enanos siguen en su línea, con papeles secundarios más que otra cosa. Sin embargo, quien sí destaca un poco más esta vez es Kili, uno de ellos, que protagoniza un romance bastante forzado con la elfa Tauriel. La verdad es que esta trama es más un lastre para la cinta que otra cosa, pues Jackson no nos la cuela con tan sosa y poco creíble historia de amor.

Pero es lo único mediocre de la inclusión de los elfos en esta entrega, quienes juegan un papel más recurrente, inmiscuyéndose en la acción tanto el conocido Legolas (Orlando Bloom), como la desconocida Tauriel. Es un gustazo ver al primero, uno de los personajes más carismáticos de la trilogía original, en las secuencias de lucha, pues está más badass que nunca. Se notan los años de menos, pues desprende chulería y prepotencia, sin llegar a parecer un estúpido. Genial su aparición, desde luego. Ya que nos han metido esa historia de amor entre el enano y la elfa, podría haberse explotado más el triángulo amoroso que incluye a Legolas, para al menos tener más interés. Pero ni eso.

A la segunda la conoceréis menos, lectores del libro incluidos. Y es que Tauriel es un personaje original de la película, creada por Jackson para esta segunda aventura. Y he de decir que ha sido una buena decisión. Quitando la trama amorosa, Tauriel es carismática y tan letal como su compañero Legolas, por lo que además de ganarse al espectador con su personalidad, también lo hará con sus momentos de acción. Genial Evangeline Lilly, la actriz que le da vida, en el papel.

Por último, pero no menos importante, tenemos a Bardo, interpretado por un correcto Luke Evans, un humano que formará parte de la historia en el acto final. Consigue algo de carisma, aunque no brilla con fuerza especialmente. Su momento, como deja intuir el final, llegará con la tercera entrega.

imageLa inclusión de Tauriel es de lo más satisfactoria

He querido comentar el acto final a parte, pues es de lo mejor de la película y supone la aparición de un personaje brutal, un enemigo tremendo y temible: Smaug, el dragón. Fantástica puesta en escena de la criatura, que desprende majestuosidad por todas partes, imponiendo tanto a Bilbo como al espectador. Y además de estar muy bien recreado, su doblaje es bastante bueno, aunque imagino que en V.O. ganará mucho más, con la potente voz de Benedict Cumberbatch. El enfrentamiento con el dragón, aunque de nuevo se alarga más de la cuenta, supone un entretenimiento de primera categoría, siendo un juego del gato y el ratón al inicio, con Bilbo, y un ataque en toda regla más tarde, cuando entran en acción los enanos. Espectacular parte, en la que los enanos se enfrentan a Smaug, dejando grandes situaciones y momentos. Disfrutaremos de este clímax final dividido en tres partes, con el asunto de Smaug, el ataque de los orcos a la ciudad del lago que se encarga de salvar Legolas con sus acrobacias del lastre de la trama amorosa, y la "batalla" de Gandalf (del que no he hablado porque sigue tan bien como siempre) en Dol Guldur. Esto último da que hablar, pues además de ser la parte más oscura, destapa algo que ya intuíamos en la anterior cinta, y que conecta con la trilogía de 'El Señor de los Anillos'. De nuevo, me parece muy bien que esta trilogía sirva de este modo de prólogo a las aventuras que más tarde vivirá la Compañía del Anillo.

imageSigue abundando el CGI, pero si es bueno no nos quejaremos demasiado

En fin, con 'La Desolación de Smaug' os encontraréis un producto mucho mejor que 'Un Viaje Inesperado', tanto por las situaciones como por la inclusión de nuevos personajes, quedando una cinta mucho más divertida en todo momento y redonda.

Ya hay ganas de ver el desenlace de la gran aventura de Bilbo Bolsón, algo que tardaré poco en hacer, así como hará la crítica en aparecer. Estad atentos, pues llega una de las batallas más importantes de la Tierra Media...

Lo mejor

-Martin Freeman y Richard Armitage.

-La inclusión de Legolas y Tauriel, y sus momentos de acción.

-Smaug.

Lo peor

-Ese forzoso romance no funciona.

-Su duración es algo excesiva.

-La desaparición casi por completo en la BSO del tema principal de los enanos.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zonaboom (485 noticias)
Fuente:
zonaboom.com
Visitas:
4241
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.