Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

¿Te dejarías quitar el pan de tu boca?

14/12/2021 20:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se dicen muchas cosas, se hacen canciones, se escriben cuentos y se arman notas televisivas sobre temas de necesidad y de la pobreza en el mundo, pero todo es fácil desde la comodidad y el confort

Mirando desde la ventana del lujo se ve el mundo y sus miserias como un lugar extraño y ajeno. Que para muchos es aún, una forma de hacer más popularidad y también aumentar riquezas. Empresas que usan la "empatía" como marketíng para aumentar sus ventas, ejemplos así lo vemos en abundantes propagandas como: "Compra" tal producto y estarás colaborando con donaciones para tal o cual necesitados. Porque siempre la necesidad es del otro.

Se hacen canciones e historias de gran alcance mundial mostrando las miserias ajenas, pero la pobreza sigue creciendo. Las miserias se desbordan por el mundo porque nadie permite que se le saque el pan de la boca.

Recuerdo aquella vez, yo me dirigía hacia una unidad carcelaria para llevar palabras de consejo para jóvenes delincuentes encarcelados. Como solía hacerlo periódicamente en esos viajes que incluían trenes y micros de mediana distancia, alimentaba mi hambre en una venta de choripanes de la estación Retiro ciudad de Bs. As. En esos lugares merodeaban muchos nenes y nenas que vivían en la calle.

Ese alimento junto con un vaso de gaseosa era mi almuerzo, solían hacerlos muy ricos con lechuga y tomate en un local atendido por discapacitados llamado Discapanch o algo así. De ahí me dirigía a la Plata donde estaba la unidad carcelaria número 18 de Gorina.

Antes de dar mi segundo mordisco al sabroso sandwhit aparece una nena, me intercepta el paso y me pide un pedazo de mi almuerzo. Entonces la miro a su carita sucia, la veo delgadita y hambrienta y le respondo: -Pero está mordido. Ella me dice -No importa.

Así que no me quedó otra alternativa que darle mi sandwiht  y verla correr devorando mi rico almuerzo que hacía segundos estaba en mi boca. Me quedé por unos segundos mirando como se iba alejando y me dije: -Verdaderamente tenía hambre. 

No volví al local de comidas por un segundo chori, como se dice acá, simplemente sentí satisfacción, esas cosas solamente la viven los pobres, los muy ricos simplemente dan migajas. La abundancia en la mayoría de los casos le quita a la gente el disfrutar el valor que tienen esas pequeñas cosas que en definitiva son las que definen lsa vida.

Carlos Polleé

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (850 noticias)
Visitas:
6992
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.