Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Delincuentes y bachaqueros, dominan al presidente Maduro. Lo debilitan y apuran su salida

17
- +
31/12/2018 21:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Incluso su propio hermano nos muestra impericias y debilidad en comandar las fuerzas policiales del Estado Sucre

 

Ningún gobierno se puede escudar en los principios de la autodeterminación y la soberanía nacional para cometer crímenes, incluso de lesa humanidad, contra su propio pueblo. La soberanía nacional le confiere al Estado el derecho de gestionar sus propios asuntos, pero al mismo tiempo le impone la obligación de proteger a la gente dentro de sus fronteras.

La sorpresiva muerte de la hermana del gobernador de Sucre, Lisbeth Briceida Rojas de González, es un indicativo claro que la inseguridad, constituye un axioma muy negativo en el orden público de Venezuela y, nuestros cuerpos de seguridad y las FANB se encuentran pendientes de boicotear el sistema agroalimentario y resguardar una gran porción para su mercadeo interno, mientras las carreteras y caseríos se encuentran acéfalos de sistemas preventivos.

Incluso su propio hermano nos muestra impericias y debilidad en comandar las fuerzas policiales del Estado Sucre para resguardar el orden público.

Cualquier gobierno sea de derecha o izquierda, que no cumpla esa responsabilidad tiene que ser llamado a cuentas por la comunidad nacional e internacional, en las formas y bajo los términos que mejor correspondan.

El desmantelamiento de la institucionalidad democrática y la instauración de una dictadura, la violación masiva y sistemática de los derechos humanos, los crímenes de lesa humanidad que según el informe del GIEI se han cometido en Nicaragua y Venezuela durante la sangrienta represión estatal contra estos pueblos en los períodos 2014-  18, no son un asunto interno, constituyen un problema de legítimo interés de los demás Estados que amerita su intervención en los términos establecidos por el Derecho Internacional. Los delincuentes han tomado las carreteras nacionales y panamericana para asaltar buscan y busetas. Recientemente dos peloteros fallecieron en Yaracuy-Lara en la autopista Andresote por la colocación de objetos en plena vía.

Nadie está a salvo.

Primero vinieron por los estudiantes, se les agredió fuertemente y se probaron varios tipos de armamentos y vehículos blindados, luego los campesinos, indígenas, trabajadores de Guayana, la Iglesia y los médicos por exigir medicina.

Nicolás Maduro Moros es solo, un instrumento de ese Poder

Nadie está a salvo. Ni los que callan cuando llegan por alguien porque no es con ellos, ni siquiera los que aplauden las muertes, secuestros, expulsiones, capturas y condenas, porque la máquina trituradora de la dictadura es insaciable. Necesita crearse enemigos en todo momento.

Es triste, observar este panorama, todos encerrados en sus hogares, ni siquiera podemos asistir a las reuniones del Consejo Comunal de nuestras villas o parroquias, todo a oscuras, ni siquiera le colocan luz y electricidad a las calles, donde están reunidas o se reúnen las personas para discutir o debatir los programas sociales.

Ante la irracionalidad, nadie está a salvo. Un día, cuando ya no queden los otros, en su paranoia también irán por los traidores. No importará que no lo sean, así como no importó que no fueran terroristas ni golpistas los hasta ahora condenados como delincuentes. Y cuando la máquina trituradora vaya por los “traidores” no habrá ya organismos de derechos humanos que los protejan, ni organismos internaciones que sirvan de testigos, ni medios de comunicación independientes donde puedan hacer sus denuncias, porque ya fueron por ellos y nadie dijo nada.

Los bach, delincuentes, paramilitares y GNB son los que gobiernan el país, nuestro presidente,

Ahora mismo Venezuela y Nicaragua parecen ser el ensayo de dos modelos contrapuestos. Un laboratorio. Una tercia. Por un lado, está la comunidad mundial probando si el instrumental jurídico internacional puede hacer que un país retorne al camino democrático, sin guerra, sin intervención militar y sin que haya una revolución violenta interna. Es que, si las normas de convivencia y regulación internacional no sirven para Nicaragua y Venezuela, países socialistas pobre, pequeño, grande y dependientes como soberanos, con un gobierno sin ley y aislado, ¿cómo van a servir para un país rico, con armamento nuclear, ejércitos grandes y aliados poderosos, que las desafíe? Por el otro lado está un régimen empeñado en demostrar a otros gobiernos, aliados y en crisis, que el sometimiento por la fuerza es todavía posible en estos tiempos. Que ante una crisis mucho más grande que otras que han botado dictaduras en otras partes del mundo, puede sostenerse a punta de garrote, cárcel y plomo, incluso cuando casi toda la comunidad internacional le da la espalda. Pero ambos pueblos se encuentran huérfanos de seguridad, porque los cuerpos de seguridad terrestres, no hacen absolutamente nada

En medio del sándwich estamos nosotros. Todos. Tanto los que queremos un país con libertades plenas para sus ciudadanos y con normas que valgan por igual para todos, como aquellos que niegan esas libertades, en defensa de los privilegios que les da servir a una dictadura.

Los bachaqueros, delincuentes, paramilitares y GNB son los que gobiernan el país,

Mi sentido pésame a la familia  de Erwin Rojas y, es el momento de una gran reflexión nacional, ya basta de alcahueterías.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (831 noticias)
Visitas:
44
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.