Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorge Mongay escriba una noticia?

Deng Xiaoping votaría NO

22/09/2015 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La rapidez de "Junts pel Si" muestra que no existe ningún plan de Estado futuro para Cataluña

En el año 1979 el estadista y revolucionario Deng Xiaoping entiende que el sistema comunista en el que se sustenta China no podrá garantizar en un futuro largo plazo una cierta competitividad, ni una estabildad, ni un mínimo estado de bienestar si no se inician reformas serias y se introducen unas gotas de capitalismo en el sistema. Tras esto, se inicia en China una època caracterizada por el aperturismo económico gradual, y reformas estucturales en el estado chino de serio calado. Guiños al capitalismo lentos pero seguros. En ese mismo 1979, China dejaba de estar cerrada al mundo y pasaba a ser otro actor en la arena global. Poco a poco, paso a paso, lento pero seguro, China es hoy el coloso que conocemos y sus éxitos han sido forjados a base de trabajo y austeridad, pero sobretodo con tiempo para digerir cambios.

En el año 1984 otro gran estadista, Mikhail Gorbachev al mando de la escinta URSS apelaba a la necesidad de reformar el comunismo en las naciones que la constituían. Su mensaje era claro y estaba inspirado en los procesos aperturistas del líder chino. La URSS debía abandonar gradualmente sus obsoletas políticas de corte Marxista y abrirse al mundo. Este mensaje caló en la gente joven más que en otros grupos. No se hablaba de libertad ideológica pero si de algunas reformas estructurales las cuales significarían aire fresco. Su mensaje insistía en la idea de hacer esto a modo gradual ya que no se puede derrocar un sistema comunista férreo, el cual había estaba insertado en una sociedad desde el año 1918.  No se puede hacer en un abrir y cerrar los ojos. Hay demasiados flecos por concretar y es un cambio cultural fuerte. La gente necesita adaptacion y Gorby insistió mucho en ello. Cambios culturales de calado profundo llevan tiempo y han de estar muy bien planificados y ejecutados. Los lideres deben pensar más allá de sus mandatos, deben creer en la nación y en el Estado. Esa era la filosofía de Gorby, pero aún así iba demasiado lento según su gente joven. Como todos sabemos, en agosto de 1991 un fulminante golpe de Estado acabó con Gorbachev derrotado políticamente  para preciptar la URSS hacia su disolución irreversible y consecuentemente el nacimiento y renacimiento jubiloso de nuevas naciones. De ahí la exaltación de las masas hacia su nuevo Presidente de Rusia, Boris Yeltsin, quien a pesar de las advertencias de muchos, será recordado tanto por sus excentricidades como por ser el hombre equivocado para Rusia, tal y como apuntalaba The Economist en una de sus portadas. Desde el 1991 en los ultimos 20 años estas naciones anteriormente soviéticas han experimentado serios incrementos en la corrupción, mafias y retrocesos en muchos casos, dado el cambio político seco y fulminante al que fueron sometidas. Sin ir más lejos el default de los bonos rusos en 1998. También muchos funcionarios del KGB vieron como perdían su trabajo de la noche al día así que no tuviero más remedio que seguir haciendo lo que sabía hacer: proteger y alimentar a sus familias, y lo hicieron haciendo su trabajo que era extorsionar o burlar sistemas policiales de manera habitual. Las consecuencias todavía siguen haciendo mella en Rusia y sus países satélites y ya han pasado 24 años.

Más sobre

Un tercer ejemplo, en este caso exitoso, es el proceso de construcción europea. Similar al chino, lento pero seguro. La UE es un verdadero caracol con la más resistente de las cáscaras, y eso está bien. El tratado de Roma data del 1954 y los procesos decisionales en la UE sonl lentos dada su voluntad de que sean estables y seguros. Ahí mismo radica su virtud y su grandeza.

El caso catalán se basa en una voluntad social (que existe y nadie niega) y en unos sentimientos que se han magnificado y han explosionado desde el año 2012. De ser españoles y catalanes vamos a pasar a ser"solo catalanes" de la noche a la mañana. Este cambio de nacionalidad casi morfológico  y como si nada, se hará con sólo 68 escaños, (mitad mas 1) sin mayoría en la población, (o con mayoría por los pelos... ya veremos), sin saber que va a hacer el Estado español, la UE, la gente, las empresas, los bancos ni los capitales. Y todo en un tiempo récord, 18 meses y con una Declaración Unilateral de Independencia.

Si Deng Xiaoping levantara la cabeza!

Jorge Mongay.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jorge Mongay (7 noticias)
Visitas:
1296
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.