Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

Desastre en los Llanos. El TLP vive un día negro

05/02/2015 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El terrible accidente que un F-16 griego provoco al estrellarse en la base de Los Llanos es uno de los peores desastres aéreos ocurrido en lo que llevamos de Siglo XXI e indudablemente el peor sufrido por aeronaves militares desde el siglo pasado. Ocurrida la tragedia empieza la investigación

Desde que en 2009 la OTAN decidió trasladar su programa de excelencia para pilotos de caza, Tactical Leadership Program, TLP, de la congestionada y lluviosa base de Florennes en Bélgica a la notablemente mejor ubicación aeronáutica de la española Base de Los Llanos a las afueras de la ciudad de Albacete, el TLP es un autentico imán para los aficionados a la aeronáutica y fotógrafos de aviación, "spotters" en argot, los cuales acuden en masa en cada curso a la base para poder fotografiar aviones de combate ya en vuelo o tierra.

Tal es la afluencia que periódicamente, generalmente una vez al año, el TLP organiza jornadas de "spotters" dentro de la base para que los aficionados a la aviación puedan dar rienda suelta a su afición de obtener imágenes de los aviones en primer plano.

 

Ahora bien, que en la mayor parte de los cursos del TLP, se realizan unos cinco al año, no se permita el acceso a los forofos de la aviación a la base no desanima a los aficionados los cuales se colocan en el exterior de la base cerca de la cabecera de pista para obtener imágenes de los aviones en vuelo en las fases de despegue y aterrizaje.

Este 26 de enero en que se emprendía una de las jornadas de trabajo del primer curso TLP de 2015 no era una excepción y docenas de "spotters" cámara en ristre esperaban en el exterior  de la base a captar los vuelos del día.

Gracias a su testimonio como testigos presenciales tenemos un relato fidedigno de la secuencia del accidente.

El desastre

Concluidos los vuelos previstos por la mañana pasaban unos 16 minutos de las 15 horas cuando los "spotters" divisaron como dos Mirage-2000-5 franceses despegaban para iniciar sus misiones vespertinas, justo a continuación un F-16 monoplaza griego también despega con total normalidad, pero es a las 15:30 cuando su avión de escolta, otro F-16 pero de modelo biplaza y como el anterior perteneciente al 341 Mira (Escuadrón), levanta el vuelo pero apenas ha ganado aíre capota a su derecha y pica al suelo justo hacia la plataforma oeste de la base donde se concentran parte de los aviones alistados al curso prestos a iniciar la maniobra de despegue.

Aunque los pilotos griegos logran hacer saltar la capota del caza no tienen tienen tiempo material de eyectarse. El F-16 se estrella en la plataforma occidental de la base directamente contra un Mirage-2000D biplaza del Arme D l´Air de Francia en concreto perteneciente al Escuadron de Chasse "Navarra" 1/3. 

La explosión lo invade todo y se lleva de inmediato la vida de los dos aviadores griegos, el capitán Panagiotis Laskaris y el navegante teniente Athanasios Zagas, y de los dos tripulantes franceses, el capitán Mathieu Bigand y la teniente navegante Marjorie Kocher.

Ambos aviones de combate quedan destruidos en una bola de fuego que se expande por la plataforma dando muerte a otros 6 pilotos y mecánicos franceses, Comandante Gildas Tison, teniente Arnaud Poignant, suboficial ayudante Thierry Ghaloux, sargento jefe Gilles Meyer, sargento Regis Lefeuvre y sargento Nicholas Dhez.

Otros 21 militares franceses e italianos resultan heridos por la explosión, 10 franceses y 11 italianos, seis de ellos muy graves.

La deflagración también afecta a las aeronaves aparcadas destruyendo 2 aviones de ataque ligero Alpha Jet E también de la Fuerza Aérea Francesa. Esquadron EE 02.002 "Côte d´Or" y dos cazas AMX de la Aéronatica Militare de Italia pertenecientes al 51 º Stormo (escuadrón) de caza italiano.

En medio de la confusión empiezan a actuar las brigadas antiincendios que con sistemas de extinción químicos les llevará más de dos horas sofocar el fuego, los equipos de rescate empiezan a evacuar los heridos que en ambulancias y UVI móviles son trasladados a hospitales de Albacete, Hellín y Madrid. 

De los 21 heridos cinco son internados en las áreas de grandes quemados en estado muy grave, 24 horas más tarde uno de ellos el suboficial ayudante Francois Cambourie de Francia moriría a consecuencia de sus heridas.

Todas las hipótesis están abiertas aunque todo indica a un fallo mecánico, el enigma es desvelar la naturaleza de dicho fallo

Con ello el balance es especialmente trágico: 11 muertos, 2 griegos y 9 franceses, y 20 heridos mitad cada uno de Francia e Italia.

Las perdidas materiales en aeronaves son también muy significativas  pues se pierden un F-16 griego, 1 Mirage 2000 francés, 2 Alpha Jet franceses y 2 AMX italianos ademas de daños menores en otros aviones.

Con todo sera necesario que los equipos de rescate se apliquen a fondo durante 24 horas en limpiar los restos del tóxico y corrosivo compuesto químico Hidracina, usado para potenciar el combustible de los reactores, antes de poder rescatar los cadáveres de entre los restos de la plataforma.

Concluido el rescate y los funerales todas las incógnitas están abiertas.

 

Las preguntas

Con la investigación abierta a manos del Juzgado Togado nº13 de Valencia  y en la que participan el departamento de policía judicial de la Guardia Civil, la Comisión de Investigación técnica de Aeronaves Militares, CITAAM, junto con oficiales especialmente designados por Francia, Italia y Grecia.

A la hora de escribir esta crónica no existe ningún dictamen público pero a la opinión de los expertos todo indica a un fallo mecánico de la aeronave. ¿El motivo del fallo? Se desconoce pues las hipótesis van desde un objeto que absorbido por el reactor provocó la caída del aparato, desde un guijarro en la pista a un ave las posibilidades están abiertas. 

O quizás un fallo en el sistema, tal vez un virus informático, que apagó el reactor y bloqueó la dirección de la aeronave. Este es un factor interesante pues todos los pilotos occidentales están entrenados a precipitar sus aviones, si estos están condenados a estrellarse, contra el suelo en el punto despoblado mas alejado posible a donde pueda producir daños, en esta ocasión el avión nada más despegar se precipitó contra la plataforma de vuelo lo que invita a pensar que el piloto había perdido el control sobre él.

O tal el vez el misterio esté en un fallo mecánico provocado por la falta de mantenimiento por los recortes presupuestarios en defensa en Gracia por la crisis, Grecia ha perdido con este un total de 18 cazas F-16 desde que empezó a recibirlos en 1992. Todas las posibilidades están abiertas.

Lo que si parece demostrado es que la Hidracina aumento los daños en la explosión, este compuesto es necesario para el uso en los reactores pues provoca la explosión interna que enciende los mismos y permite una combustión mas potente y eficiente y de hecho es una inyección de Hidracina en el reactor lo que provoca la postcombustión que permite que los cazas alcancen la máxima velocidad por encima de la velocidad normal de crucero.

Pero este producto imprescindible en aeronáutica tiene su riesgos pues es venenoso, muy inflamable, explosivo y corrosivo. Al estallar el contenido del que portaban los dos primeros aviones que contactaron, F-16 y Mirage 2000, la explosión consiguiente aumento su virulencia afectando a los demás aparatos que también cargados de combustible e Hidracina crearon un efecto multiplicador en la explosión con la consiguiente perdida de vidas y aeronaves.

A destacar que junto con la irreparable perdida de vidas humanas la elevada perdida de aviones, 6 aparatos, es una perdida terrible si le hubiera acontecido a una sola una fuerza aérea. Como ejemplo de haberla sufrido el Ejercito del Aire habría sido un golpe terrible a su operatividad.

Si nos preguntamos ¿Por qué en una base española no se ha perdido ninguna vida ni avión español? La respuesta es por una afortunada casualidad, la TLP organiza sus efectivos por nacionalidades y habitualmente los aviones españoles y sus tripulantes alistados en ella se reparten en la plataforma este mientras que el siniestro tuvo lugar en la plataforma oeste y el Ala 14 que despliega sus EF-2000 "Typhoon" en esta base y realizan sus misiones independientemente del TLP, se colocan en una serie de bunkers más al sur. Si el F-16 se hubiera estrellado en un punto distinto de la base las victimas y perdidas materiales hubieran sido de otras nacionalidades.

Todo está por descubrir y demostrar y solo una investigación eficiente y minuciosa dictaminará cuales han sido las causas de este desastre y lo más importante ponga las bases para que nunca se repita de nuevo.

La perdida de vidas, 11 muertos, y de aviones, 6 perdidos, suponen el accidente aéreo militar más grave de lo que llevamos de siglo

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (138 noticias)
Visitas:
5379
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.