Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ideasdejeugenio escriba una noticia?

La destrucción del Estado occidental: El factor islamista en el separatismo catalán.

04/05/2014 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seguidamente reproduzco íntegramente un interesante artículo de Federico Jiménez Losantos en Libertad Digital, en el cual aborda el grave problema del separatismo catalán desde un punto de vista muy inquietante dado que relaciona " El caos previsible en una república catalana independiente " con "..el núcleo más peligroso del islamismo en toda Europa que se radica en Cataluña, según informes de la Secretaría de Estado de los EEUU ....", dado que: "...Para el Islam, cualquier Estado es impuro y todos pueden ser unidos, separados o destruidos para favorecer la Yihad, la única política legítima en nombre de Alá..." Y añade FJL : "No es la primera vez que un proyecto totalitario y antioccidental ve en el separatismo catalán una herramienta favorable a la destrucción de una de las más antiguas naciones-estado de Europa. Stalin diseñó el PSUC como un factor de desintegración de España que favorecía las posibilidades revolucionarias auspiciadas por Moscú...." F.J.deC. A continuación, el artículo completo: El factor islamista en el separatismo catalán. Si España tuviera un Gobierno digno de ese nombre y no ese gallo que parlotea de política interior en Uzbekistán, aprovecharía al máximo la información publicada esta semana por El Mundo sobre los islamistas radicales que Artur Mas ha llevado en sus listas y tiene como recogevotos entre los cientos de miles de musulmanes instalados en Cataluña. Es tan inequívoca la información, es tan evidente la relación del islamismo radical con el tráfico de drogas a gran escala ?costumbre habitual entre los que piensan que los vicios de Occidente hay que explotarlos, sea el de la democracia, sea el de consumir opiáceos- que bastaría con una información exhaustiva ante las cancillerías europeas para que en Francia, Alemania, Holanda e Inglaterra, países con un grave problema islamista en su población, se alzara un muro de prevención contra el separatismo catalán. Hay además un precedente que supone un aval importantísimo: el reciente informe del Departamento de Estado de los USA que considera a Cataluña como el núcleo más peligroso del islamismo en toda Europa. No Londonistán, ni los turcos en Alemania, ni los quemallantas de la banlieue en las grandes ciudades francesas, sino Barcelona en particular y Cataluña en general. La razón es que en esa desventurada región todavía española se ha instalado ?nada menos que en las listas electorales del partido gobernante- el sector paquistaní, que es el más duro dentro del islamismo, el más irreductible, el más ideologizado, el mejor organizado y el que acolchona y fertiliza mejor las actividades terroristas, sea enviando mujaidines a matar infieles en Oriente sea preparando fechorías desde las mezquitas que disfrutan en Occidente de la libertad que los países islámicos niegan a las demás religiones, sobre todo a la cristiana. No es la primera vez que un proyecto totalitario y antioccidental ve en el separatismo catalán una herramienta favorable a la destrucción de una de las más antiguas naciones-estado de Europa. Stalin diseñó el PSUC como un factor de desintegración de España que favorecía las posibilidades revolucionarias auspiciadas por Moscú. Dada la disciplina existente en los partidos de la Komintern, nadie puede dudar de que si Stalin no hubiera visto en el nacionalismo un factor que debilitaba a las fuerzas políticas democráticas españolas, jamás habría permitido la existencia del PSUC, amalgama de cuatro partiditos, entre ellos una sección del PSOE. Hubiera corrido la misma suerte del POUM, que era un partido comunista de raíz genuinamente catalana y cuyos líderes ?especialmente el traductor Nin- sí tenían una predisposición catalanista, al menos en el ámbito cultural, si bien no llegaron nunca al separatismo. Eran también "internacionalistas". Para el islamismo, una balcanización de España gracias al separatismo catalán supone una plataforma extraordinaria como retaguardia del islam combatiente en toda Europa. El caos previsible en una república catalana independiente sería un caldo de cultivo ideal para el radicalismo islamista , terrorismo incluido. Para el Islam, cualquier Estado es impuro y todos pueden ser unidos, separados o destruidos para favorecer la Yihad, la única política legítima en nombre de Alá. Para España, este factor supone una baza diplomática de primera magnitud, que acaba de un plumazo con todas las campañas de "internacionalización del conflicto". ¿Pero la utilizará Rajoy o va a seguir aspirando a pactar con Mas, el político amigo del islamismo, si aplaza el referéndum? El Rey, que se pasa el día en el Golfo, podría igualmente alertar del peligro en los países islamistas conservadores. Para el Jefe del estado y del Gobierno, la ocasión es perfecta. Es muy de temer que la dejarán pasar, como todas. Federico Jiménez Losantos http://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/el-factor-islamista-en-el-separatismo-catalan-71446/ Madrid 4 de mayo de 2.014


Sobre esta noticia

Autor:
Ideasdejeugenio (965 noticias)
Fuente:
fj-lasideasdejeugenio.blogspot.com
Visitas:
1408
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.