Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Día de la Hispanidad

9
- +
11/10/2019 17:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

España es una amalgama de accidentes geográficos que en un determinado momento alcanzaron la categoría de nación

El Día Nacional de España -Día de la Hispanidad-, se celebra cada año el 12 de octubre, regulado por la Ley 18/1987 como Fiesta Nacional. Se conmemora el día en que Cristóbal Colón pisó América en 1492. Y el Día de la lengua española (desde 2014), establecido por la ONU para unión y consolidación del mundo hispánico.

Por eso sería importante establecer los inicios de España, que muchos sitúan en ese 1492, cuando los Reyes Católicos logran reconquistar la península. Pero, en 1492 no existía la nación española como tal, era en realidad, más bien, un conjunto de reinos que formaban lo que hoy llamamos España. Sí podemos decir sin embargo, que se estaban sentando las bases de lo que hoy es España.

Entonces, en realidad, ¿desde cuándo existe España? Es evidente que, dependiendo de las hipótesis y antecedentes en que nos fijemos, tendremos diferentes resultados. No obstante, en todos los casos descubriremos que España es uno de los países con más historia y arraigo del mundo.

Remontándonos al origen histórico, España se conforma en Asturias, cuando esta nación embrionaria y visigoda comienza a sentar sus bases. Aquella Hispania -Nombre que proviene de los romanos- fue alterada por la invasión musulmana, por lo que sólo podía ser reedificada desde una entidad cultural diferente. Esta entidad fue el catolicismo. Por eso los Reyes Católicos cuando conquistaron Granada llevaron a cabo la cristianización total de los habitantes de la península, expulsando a los musulmanes y a los judíos. La opción para quedarse era convertirse al cristianismo.

Pero el origen de España como Estado es mucho más tardío en realidad. Esta terminología se empezó a usar tras el tratado de Westfalia en 1648, estableciendo las primeras limitaciones propias del término. Es decir, un territorio delimitado, una población fija, un ejército y un cuerpo diplomático. Este tratado acababa a su vez con el antiguo orden feudal, reconociendo por primera vez la existencia de poblaciones y territorios bajo el mandato de un único Gobierno.

El nombre de Hispania se mantuvo bajo la dominación visigoda

Pero la base definitiva sobre la que se asienta de manera innegable España como nación es el acto de Constitución fallida de 1812. Fue durante ése periodo cuando el arraigo y las raíces de los españoles se unieron en la Guerra de la Independencia. La respuesta bélica de una nación unida por sus tradiciones y su cultura, contra los opresores y expansionistas que no consiguió doblegar a los castizos españoles que sabían bien cuáles eran sus raíces y sus orígenes.

Y es precisamente en esta Constitución donde por primera vez, en su artículo primero, se recoge la definición de Nación española como “la reunión de todos los españoles de todos los hemisferios”. Este término vendrá recogido en todas las Constituciones que hemos tenido hasta nuestros días -1837, 1845, 1869, 1876, 1931, 1978-.

Así que, por esta razón, España sin Cataluña, dejaría de ser España. Porque un Estado puede contener varias nacionalidades, pero si una de ellas deja de ser parte del conjunto, la nación queda desnaturalizada, no importa si esta es la más antigua del mundo occidental.

Por eso creo que el debate a día de hoy no va de democracia, ni de legalidad. Izquierda y derecha se equivocan en esto. Hablamos de soberanía. O dicho de otro modo, del no derecho de unos a destrozar la unidad y del derecho de todos a ser parte legítima y natural de algo mayor. Dejando de lado todos ese orgullo ridículo y ese sentimiento de pertenencia.

Ser parte de una Nación es una voluntad libre y colectiva para reconocerse en unos símbolos comunes, asumir un pasado y querer formar parte de un proyecto futuro. Sin esto la Nación, como tal, estaría vacía. Y no tendría sentido. De ahí que nunca la idea independentista haya formado parte de la idiosincrasia de la izquierda nacional, y aunque en elecciones es muy socorrido acusar a Podemos de estar con el independentismo, nada más lejos de la realidad, porque lo que está en juego es el bienestar de todo el conjunto del pueblo español. Y una cosa es el diálogo y la posibilidad de modificar la Constitución para hacer de España un sitio donde todos quepan en igualdad de condiciones, y otra muy distinta la ruptura de una totalidad que no es otra cosa que nuestra identidad.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (255 noticias)
Visitas:
41
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.