Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Macarena Latti escriba una noticia?

Dieta para el hígado graso o esteatosis

12/03/2018 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿El higado graso duele?

El hígado graso, higado grasoso o esteatosis es ese problema que se genera en una persona cuando este órgano tiene la incapacidad de depurar los lípidos de la zona hepática, acumulándose allí como consecuencia.Si bien lo ideal en estos casos es que se haga una dieta equilibrada entre carbohidratos, proteínas y grasas, también es importante que sea seguida de cerca por un médico. Aún así, habitualmente estos son los consejos alimenticios más habituales para quienes padecen de este problema.

Mucha gente se pregunta si duele el higado graso. Y si bien no es una condición que siempre suceda, es verdad que es uno de los síntomas más habituales. El hígado se inflama y genera dolor, sobre todo en la zona superior derecha del abdomen, justo debajo de los pulmones. No es el mismo dolor que se genera en otras afecciiones hepáticas, pero sí puede doler.

Más sobre

Estos son algunos de los síntomas más habituales de hígado graso

  • Cansancio y fatiga habituales.
  • Hinchazón en el lado derecho del abdomen.
  • Piel amarillenta en la cara y ojos.
  • Hígado agrandado.
  • Pecho hinchado en la zona derecha.
Cómo cuidar el hígado graso

Los alimentos para el hígado que se toman tanto como los que se evitan son fundamentales en las dietas para higado graso. ¡Descubre lo que tienes que hacer con respecto a lo que ingieres día a día!

  • Evita los lácteos. La leche de vaca, los quesos fuertes y las grasas animales en general, además del alcohol y el exceso de azúcar y dulces, son los enemigos principales del hígado graso. Hay que suprimirlos para conseguir una mejoría.
  • Incorpora fibra. Los alimentos ricos en fibra (vegetales y cereales integrales) nos ayudarán a absorber menos grasas y azúcares de la dieta. El pescado azul, las legumbres y algunas semillas (más fibra) y un puñado de frutos secos pueden ayudar, porque además, combaten el colesterol.
  • Evita cambios bruscos. No es recomendable ni subir ni bdie, ajar de peso muy bruscamente, sino hacerlo en forma gradual. En realidad esto no es bueno para nadie, pero si tienes hígado graso debes tener especial cuidado.
  • Bienvenidas vitaminas. Tanto antioxidantes, como las vitaminas A, C, E y también el selenio son bienvenidos para que las células no se degeneren. Cualquier dieta completa los necesita, puedes incorporarlos en tu dieta comiendo más frutas y verduras como la zanahoria y los cítricos, por sólo nombrar algunos ejemplos.
  • Escoge carnes magras. Los pescados blancos y las carnes magras son las mejores opciones en este tipo de alimentos. Claro que debes evitar las grasas y siempre es preferible que las cocines a la plancha o al vapor, para evitar usar aceites cocinados. Es algo que ayuda mucho con los problemas de higado graso.
  • Deja las carnes. Aunque tienes la opción de elegir carnes magras, en realidad la mejor opción es dejar de comerlas totalmente, de esta forma evitas cualquier riesgo de incorporar grasas innecesarias a tu dieta. Prueba con una dieta vegetariana a ver como te va, no perderás nada y ganarás salud.
  • Elige crudo. La mejor forma de consumir las frutas y verduras es completamente crudas o bien levemente cocidas, mejor si es al vapor. De esta forma podrás aprovechar al máximo sus nutrientes y conocerás su sabor real, 100% fresco. Una buena dieta para el hígado graso debe tener algo de vegetales crudos en cada uno de sus platos.
  • Usa aceite de oliva. Aunque no es recomendable para calentarlo, el aceite de oliva es un remedio natural contra el hígado graso, puedes usarlo en ensaladas y no sólo te hará bien sino que incorporará un sabor especial a tus comidas. A pesar de ser una grasa, es muy usado dentro de las dietas para el higado graso.
  • Bebe té oolong. Esta variedad de té, según estudios, sería especialmente buena para evitar problemas como la obesidad y el hígado graso. También sería eficaz para su tratamiento. Esto no significa que puedas comer cualquier alimentos y con una taza de té lo solucionas, sino que actúa como un medicamento natural que debe acompañar una dieta adecuada. El rooibos también está recomendado.
  • Desintoxica tu hígado cada tanto. El hígado graso no se forma de la noche a la mañana, es un cúmulo de malos hábitos que detona en esto. Por ello es importante que además de cuidarte, cada determinado tiempo, realices una limpieza hepática profunda, así reducirás riesgo de sufrir problemas de salud no sólo del hígado, sino en general.
  • Prueba algunas recetas con vegetales. Aunque algunas carnes están admitidas en una dieta para este probkema, siempre los vegetales deben estar a la cabeza para cuidar tu salud, aprende algunas interesantes recetas que te sacarán de más de un apuro.
Dieta para limpiar el higado graso (menú de ejemplo)

¿No sabes qué comer cuando estás mal del hígado? Sigue este menú de ejemplo de tres días, bien completo, para una dieta para hígado graso.

Día 1
  • Desayuno. Una taza de té oolong. Una fruta. Algunas cucharadas de fibra tipo all bran.
  • Comida/Almuerzo. Una porción de arroz integral cocido al vapor y acompañado con vegetales al vapor (pimiento, zanahoria, calabacín, etc.)
  • Merienda. Una taza de té verde. Una tostada de pan integral con queso 0% grasa.
  • Cena. Una porción de salmón a la plancha con ensalada de zanahoria rallada y tomate. Una fruta.
Día 2
  • Desayuno. Una taza de té. Una fruta. Un yogur 0% grasas.
  • Comida/Almuerzo. Una porción de legumbres (lentejas, garbanzos, etc.) cocidas. Una ensalada de repollo, zanahoria, remolacha, tomate, etc.
  • Merienda. Un buen batido de frutas frescas, todas las que quieras.
  • Cena. Una porción de pollo a la plancha con puré de calabazas. Una fruta.
Día 3
  • Desayuno. Una taza de infusión. Un puñadito de frutos secos. Una tostada de pan integral.
  • Comida/Almuerzo. Un filete de lenguado al horno con vegetales. Una ensalada de hojas verdes.
  • Merienda. Un yogur 0%. Una limonada con pepino y menta.
  • Cena. Una porción de arroz integral, legumbres y ensalada.
Terapias y remedios complementarios para el hígado graso

Ahora que ya conoces los buenos alimentos para el higado y también una buena dieta, puedes seguir sumando consejos. Sii bien no son estrictamente alimenticios pueden guardar relación, así que no dejes pasar por alto estas cuestiones. Al hígado graso hay que combatirlo desde todos los puntos posibles y estos trucos te van a ayudar a que lo consigas más pronto que tarde.


Sobre esta noticia

Autor:
Macarena Latti (3222 noticias)
Fuente:
innatia.com
Visitas:
1218
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.