Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

?Discurso del Presidente de la Unión de Farmacias

27/10/2019 13:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Distinguidas Autoridades que nos honran con su presencia, compañeros de la Junta Directiva de la Unión de Farmacias, Inc., Socios Fundadores y Socios presentes en esta actividad, Invitados Especiales, Patrocinadores que cada año con sus aportes nos permiten montar esta Gran Gala. Señores Galardonados con los Morteros de Oro que entregaremos hoy, distinguidos representantes de los medios de comunicación, amigos, familiares y colaboradores que con su dedicación y entrega hacen de este día una fecha inolvidable. Damas y caballeros.

Hace ya catorce años que la Unión de Farmacias, Inc. decidió organizar esta Gala dedicada a honrar la titánica labor de los dueños de farmacias de la República Dominicana y de manera muy particular a nuestros socios, diseminados por todo el territorio nacional, dando servicio de suministro de medicamentos confiables y originales a través de 1, 000 farmacias enclavadas en cada rincón del país.

Se escoge esta fecha para enmarcarnos en las celebraciones del día de "El Dueño de Farmacia ", que es el 31 de octubre de cada año y fue instituido por el poder ejecutivo mediante decreto.

Cada año entregamos tres galardones a igual numero de personalidades y/o Instituciones del Sector, que por sus méritos merecen esta distinción. Como ya se ha dicho, hoy entregaremos un "Mortero de Oro Póstumo", un "Mortero de Oro Especial" y un "Gran Mortero de Oro".

También aprovechamos esta solemne actividad, para celebrar que recientemente la Unión de Farmacias, cumplió sus 35 años de fructífera presencia en el Sector, defendiendo los intereses, la estabilidad y la permanencia de las farmacias de nuestros socios, que siguen cada día suministrando medicamentos confiables y originales a la población.

Estos medicamentos originales y confiables los seguiremos recibiendo de parte de nuestros suplidores tradicionales que nos han apoyado desde el primer día, gracias por ese apoyo incondicional, que permite a nuestros socios defender sus negocios.

Nuestras farmacias socias son identificadas, porque exhiben con orgullo, frente a sus establecimientos, el logo de la Unión, con su sombrillita blanca, de fondo rojo y el nombre del gremio que las agrupa. Este logo significa que todas forman parte, respetan, se identifican y están comprometidas con un estilo de hacer negocios honestos, apegados a las leyes y reglamentos y a los principios de moralidad y seriedad que predicamos.

Como gremio tenemos que aprovechar esta plataforma para pasar balance a diferentes hechos que han venido preocupando nuestro sector, que amenazan su desarrollo empresarial y hasta ponen en peligro la subsistencia de nuestra actividad comercial privada.

La Unión de Farmacias se ha caracterizado por ser la voz y la defensa de los propietarios de farmacias de RD desde hace más de 35 años. Con el paso de los años podemos exhibir con orgullo nuestros logros, pues desde entonces nos hemos mantenido de forma constante y coherente en esa representación que ostentamos, aportando propuestas de mejoras y apostando a que, junto al sector público, podamos buscar el desarrollo conjunto de una agenda integral de políticas públicas a favor del sector. que conlleve un mejor servicio y atención para garantizar la salud a nuestros clientes.

Como institución, siempre hemos tratado de buscar consenso con las autoridades y siempre hemos optado por el diálogo franco, al tiempo que nos dedicamos a ofrecer nuestro apoyo, a la consecución de objetivos tendentes a favorecer a los empresarios de farmacias. Prueba de esto es nuestra activa participación en los diálogos y consensos que desde el ministerio de salud publica se coordinaron para conocer, evaluar y discutir y aprobar los contenidos, tanto de la Ley General de Salud, Ley 42-01, como del "Reglamento de Medicamentos", Decreto 246-06.

Haciendo un paréntesis y para edificación de los presentes, recordamos lo que dice este reglamento, en su Artículo 1, donde establece: "que regula la fabricación, elaboración, control de calidad, suministro, circulación, distribución, comercialización, información, publicidad, importación, almacenamiento, dispensación, evaluación, registro y donación de los medicamentos."

Y el PARRAFO II, del mismo Artículo dice: "El presente reglamento regula la Dirección General de Drogas y Farmacias en relación con sus responsabilidades y funciones de evaluación, vigilancia sanitaria e inspección."

Esto lo citamos porque se nos ha querido convencer de que el ministerio, en su función de regulación de las farmacias puede hacer caso omiso a los mandatos de este reglamento y decidir que otro reglamento puede aplicar a las farmacias, que son establecimientos farmacéuticos, igual que los laboratorios farmacéuticos industriales y farmoquimicos y las distribuidoras o droguerías, no somos islas.

Es bueno recordar que esta legislación y sus documentos sirvieron para garantizar la seguridad jurídica en el protocolo de firma de los tratados DR-CAFTA.

Aunque hoy pudiéramos afirmar que hemos ido mejorando y avanzando en los procesos democráticos de nuestro país, no menos cierto es que evidenciamos el hecho de que aun persisten muchos de los problemas que vimos desde el inicio de nuestra organización, en el 1984, y que se convierten en una deuda histórica para los propietarios de establecimientos farmacéuticos (farmacias), negocios que cumplen además una función social de proveer medicamentos originales, confiables y legales para mejorar la salud a la población.

Como muestra de esos temas pendientes, podemos mencionar aquellos retos que fueron mencionados en este mismo escenario el año pasado y que aun permanecen pendientes.

Nos referiremos una vez más a la competencia desleal, a la integración vertical e ilegal de algunos componentes comerciales del sector farmacéutico, a la comercialización de medicamentos adulterados, así como a los reiterados cambios en los procedimientos de habilitación para la operación de las farmacias.

Siempre hemos profesado que estamos más que dispuestos a la colaboración y consenso público-privado que facilite y viabilice la solución de la agenda pendiente que se tiene con este sector. Y en particular con el Ministerio de Salud Pública, principal regulador de las operaciones del sector, a través de la DIGEMAPS.

Cuando estuvimos en el Mortero de Oro 2018, le ofrecimos al Ministerio de Salud Pública nuestra colaboración para juntos propiciar más talleres o seminarios donde los dueños de farmacias, sus directores técnicos y hasta algunos de sus empleados, pudieran participar y ser entrenados en los procesos y actividades relacionadas a la operación de las farmacias. Incluyendo los procesos de apertura de una nueva farmacia, traslados de estas, cambios de dueño, renovación de los diferentes permisos y registros. Todo esto para prepararlos y evitarles malos ratos cuando son visitados por los inspectores, o cuando deben usar uno de esos procesos, sin el conocimiento de sus derechos y sus deberes, para defender sus negocios.

Como ejemplo de esto, citamos que en la actualidad se han realizado visitas ilegales y molestas que están haciendo inspectores del departamento de salud ambiental, requiriendo permisos sanitarios en las farmacias. Imagínense la reacción de un dueño de farmacia en un lejano pueblo, con estas visitas, sin una adecuada formación y asistencia de nuestra organización.

En esa ocasión dijimos también, que estábamos en conversación con el Ministerio para colaborar en la realización de un censo de establecimientos farmacéuticos, que permitiera conocer quienes están al día en sus deberes y obligaciones y también cuáles son irregulares o ilegales. Hemos avanzado muy poco con esto.

Dijimos que esperábamos que se aprovecharan esas informaciones para sanear el sector y cerrar los establecimientos ilegales que venden "medicinas" a los incautos pacientes en todo el país y que tanto hemos denunciado. La triste realidad es que en estos momentos NADIE sabe, ni siquiera cuántas farmacias legales hay en el país. Y si las autoridades no saben cuántas son las farmacias legales, mucho menos saben cuáles y cuántos son los establecimientos ilegales e irregulares, que abundan en todo el territorio nacional. Y como consecuencia se hace muy poco para detectarlos y mucho menos erradicarlos. Y recuerden que hablamos de SALUD.

Ahora si, se hace un trabajo impecable para monitorear y controlar las operaciones de las farmacias legales y serias que históricamente no han tenido problemas.

No obstante, esos ofrecimientos que hicimos a las autoridades de Salud, y a pesar de la nefasta historia de los puestos de venta de "medicinas" que han funcionado por décadas en todo el territorio nacional, muy especialmente en Moca y algunas zonas del Cibao, ya que su operación ilegal sigue siendo un problema que nos afecta a todos, empresas formales y consumidores, el día 25 de julio nos encontramos con un titular en los periódicos donde se reseña orgullosamente que el Ministerio de Salud Publica, con la presencia nada mas y nada menos de la plana mayor del Ministerio, había certificado "distribuidoras" farmacéuticas en Moca. Señores.... la Iglesia en manos de Lutero.

En pocos días se emitieron esas certificaciones.... Cuando a una farmacia o una distribuidora apegada completa e históricamente a las leyes, les toma meses conseguir la misma certificación, ya que se le imponen todos los requisitos habidos y por haber, para operar los referidos negocios, y se les exigen requisitos hasta ilegales, como lo es el caso de la "Habilitación Transitoria".

Esta famosa "Habilitación Transitoria", es un trámite que hemos solicitado su eliminación en varias ocasiones, porque desde el 1987 cesó su razón de ser, pero se mantiene porque es un "impuesto" que se cobra religiosamente.

Siempre se nos ha prometido eliminarlo y a pesar de esas promesas aun debemos renovar "transitoriamente" cada 6 meses la "habilitación". Y esto a pesar de tener un permiso de operación y habilitación de la misma farmacia por 5 años.

Aprovechamos hoy y de manera pública, para reiterar que estamos a la espera de que esta distorsión sea eliminada por el Ministerio de manera definitiva.

Volviendo al caso de Moca y mucho antes de esas desafortunadas certificaciones, que solo obedecieron a presiones de políticos locales y traficantes de "medicamentos" de todo tipo, desde la Unión de Farmacias, enviamos al Ministerio nuestra preocupación y denuncia de que se pretendia hacer una "regularización" de establecimientos ilegales. Decíamos en ese momento que eso solamente servía para premiar e incentivar lo mal hecho, incentivando y estimulando la ilegalidad.

Reiteramos una vez mas que no apoyamos ni aceptamos la legalización de puestos de "medicinas", que por años han desafiado las autoridades y engañando los incautos pacientes, que llegan en procura de verdaderas medicinas. Sólo revisemos los periódicos de 25 años para acá.

En otro orden de ideas, queremos transmitir a la sociedad la preocupación de los dueños de farmacias cuando han sido enterados de que se pretende legalizar la venta libre de medicamentos en establecimientos distintos a las farmacias, que por ley son las únicas que pueden suministrar medicinas al detalle a la población.

Nos han informado nuestros socios que en ese proyecto de venta libre están los colmados, supermercados, moteles, etc. Según sus propias preocupaciones, esto a la larga vendría en desmedro no sólo de las farmacias, sino de los mismos consumidores, por el ambiente de higiene e inseguridad de estos establecimientos.

Si al Ministerio se le hace muy difícil supervisar y regular eficientemente la venta de medicinas en las farmacias, que podrían ser aproximadamente 5, 000 en todo el territorio nacional, ni puede controlar la venta de "medicamentos" en los puestos ilegales en todo el país, imagínense tratando de hacer lo mismo en mas de 50, 000 colmados en todo el territorio nacional, sin contar los otros establecimientos legales e ilegales que ya hemos mencionado.

Creemos que se hace altamente necesario que este sector sea asumido y priorizado en la agenda de competitividad, porque necesitamos una revisión integral de todas las regulaciones que son exigibles a las farmacias legales por las instituciones, tanto públicas como privadas, para que se garantice que las mismas sean razonables, eficaces y eficientes, y se correspondan con la finalidad que se persigue.

Nuestro sector, como cualquier otro, requiere de institucionalidad y del cumplimiento del principio de Seguridad Jurídica, contando con procedimientos administrativos claros y razonables, tal como ha sido establecido en la Ley 107-13 sobre derechos de los Administrados y de Derecho Administrativo, donde este Principio de seguridad jurídica, de previsibilidad y certeza normativa indica que "la Administración se somete al derecho vigente en cada momento, sin que pueda variar arbitrariamente las normas jurídicas y criterios administrativos."

Observamos con preocupación que, aunque la construcción de políticas públicas presenta oportunidades de mejora, notamos que somos afectados de procesos construidos con celeridad, improvisación y sin haber realizado ningún análisis económico de esas decisiones administrativas, convirtiéndonos en un sector sobre regulado, cuestión esta que eleva los costos de transacción, afecta nuestra rentabilidad y competitividad, consiguiendo, por tanto, afectar toda la economía nacional. Consensuar las regulaciones a implementar o a cambiar, antes de ponerlas en vigencia son cosas del pasado. Y pensar los buenos resultados que se consiguieron con esos consensos públicos- privados.

Hemos mencionado aquí que desde siempre hemos ofrecido la experiencia de mas de 25 años y hasta los recursos de nuestra institución, la Unión de Farmacias, para generar cooperación publica- privada, principalmente en el Ministerio de Salud.

Prueba de ello fue cuando en el 2018 y en coordinación con DIGEMAPS, celebramos talleres para la presentación de una Guía de Auto Inspección para farmacias, sirviendo de canal, para que más de 200 directores técnicos y dueños de farmacias, recibieran entrenamiento de parte de los técnicos de DIGEMAPS.

Sin embargo, en lo que atañe a la regulación de las farmacias, desde octubre del año pasado, en el ministerio se vienen haciendo cambios en los procedimientos, cambios que se producen a pesar de que en reiteradas ocasiones hemos dicho que pasan por alto los aspectos legales y que además los resultados obtenidos han sido mucho mas ineficientes y traumáticos que los procesos anteriores.

Todo eso porque las autoridades se empecinan en transferir todo lo concerniente a la operación de farmacias a la Dirección de Habilitación donde por las experiencias históricas no se manejaban esos procesos y con muy poco conocimiento de la regulación de nuestro sector.

Allí han tenido que adecuar otras normativas concernientes a otros establecimientos de salud, como las clínicas, laboratorios médicos, consultorios, hospitales, etc. para forzarlas y aplicarlas a las farmacias.

Resultado .... Un completo y dislocado desorden, donde nadie sabe que hacer y donde nadie sabe donde están los expedientes. Y esto solo por cambiar cosas que se venían haciendo por años de forma eficiente.

En diferentes reuniones sostenidas en el Ministerio, hemos percibido la intención de sacar de los procedimientos la Junta de Farmacia, estamento legal que por el Reglamento de Medicamentos (Decreto 246-06) debe conocer todos los casos junto a DIGEMAPS, y que es un organismo de la sociedad civil, que busca transparentar las decisiones de la administración pública, garantizando la consecución de un Estado Social, Democrático y de Derecho. Es un real VEEDOR.

Este plan parece tener cabida en algunos funcionarios del ministerio que parecen no concebir al sector privado-publico juntos haciendo las cosas bien y transparente. La experiencia de mas de 30 años en estos asuntos nos sigue dando la razón.

La triste realidad es que, desde enero hasta septiembre de este año, apenas se han conocido y aprobado, en la dirección de Habilitación, unos 70 casos de aperturas de farmacias, cuando en una sola sesión de la Junta de Farmacia (compuesta por el Sector privado y el publico regulador), que se reunía una vez al mes, se analizaban y se decidían hasta 80 casos, para satisfacción de los usuarios. Si eso es eficiencia, quedémonos con el viejo método, que dio resultados positivos y seguros por años.

Esto no es un favor, es un derecho que nos asiste. Los actos, procesos y hechos administrativos que durante más de 30 años se han realizado de una forma, no pueden alterarse o cambiarse de un solo golpe sin el análisis técnico de la viabilidad y conveniencia de esos cambios y sin el adecuado consenso con los sectores con la experiencia de estar involucrados en los resultados de esos procesos y quienes al fin y al cabo son los que sufren esos improvisados cambios.

Sabemos que nuestras instancias públicas han avanzado, pero por muchos años han adolecido de retrasos injustificados y trabas burocráticas que hasta la fecha siguen siendo nuestro dolor de cabeza. Ahora bien, no queremos que tomen esto como excusa para las improvisaciones. Deben tener cuidado con querer encontrar soluciones temporales a estos problemas, las regulaciones, como ya hemos dicho, deben ser razonables, eficientes y eficaces, jamás deben ser parte de una agenda particular, sino de una estrategia país.

Los talleres que junto a DIGEMAPS hicimos en la Región Norte hace apenas un año, ya no sirven para nada, todo ha cambiado.

REtomar las cosas, como nuevas ideas con cada cambio de instancia nos desgasta.

Amigas y amigos, hemos reiterado por muchos años que la construcción de este país competitivo debe hacerse siguiendo cada uno su finalidad, el Estado como ente rector y no como competidor con ventajas frente al sector privado, siendo este ultimo el llamado a movilizar la economía nacional, generando riquezas al tiempo que reduce la pobreza. Lamentablemente, con ejemplos como el de las Farmacias del Pueblo de Promese/Cal, altamente subvencionadas por los impuestos que todos pagamos, seguimos construyendo soluciones populares que no obedecen a políticas publicas integrales en beneficio de todos.

Solo hay que ver la legislación que dio origen a ese proyecto público con vocación de convertirse en privado. En dicha legislación se ve muy claro que estas deben estar focalizadas hacia los sectores de menores recursos del país y ellos deben hasta recibir las medicinas regaladas. Pero en ninguna circunstancia esas pueden ser farmacias ubicadas y equipadas para competir con las cuantiosas inversiones privadas en las farmacias, que atienden otro nicho de la economía. Eso es una distorsión.

Señoras y señores, las farmacias, como hemos dicho, no solo somos establecimientos empresariales con tantas cargas como cualquier otro negocio, sino que además somos establecimientos donde tenemos contacto directo con el paciente y por tanto, abogamos por tener un rol activo en la implementación de procesos relativos a la Seguridad Social.

Y es en la seguridad social donde evidenciamos que no solo nos enfrentamos al Estado en la forma de competidor y regulador, sino que también tenemos que hacer frente a nuestro propio sector privado con competencia alejada de la lealtad comercial. Nos referimos a algunos laboratorios, fabricantes de genéricos con nombres, apellidos y hasta con colores específicos, como una forma de confundir a los usuarios, que junto a las ARS pretenden secuestrar el suministro de medicinas.

Esto no es más que un acto deleznable, mediante el cual un medico contratado por algunas ARS, que han pre acordado descuentos especiales directos con alguna marca de medicinas genérica con marca, prescribe de manera expresa los medicamentos genéricos de algún laboratorio, con esa marca, nombre y color específicos, los dirigen para comprarlos en farmacias especificas, con las que ha hecho acuerdos previos de beneficios adicionales y para culminar el cartel son tan bárbaros que llegan hasta los dependientes de farmacias, cuyos criterios de despacho son comprados como una mercancía cualquiera, para que despachen las medicinas de ese color y marca.

Suponemos que, basado en unas tajadas o buches adicionales de beneficios en cada etapa del canal de suministro se logran las pretendidas ventas, suponemos que esas mordidas se dejan como parte de los extraordinarios beneficios que perciben dichos laboratorios en su producción y aun así su crecimiento y beneficios parecen extraordinarios, a juzgar por la apariencia de sus niveles de vida. Este acto, hasta en perjuicio de los demás laboratorios serios, constituye una cuestionable práctica de la libre competencia.

Los propietarios de farmacias serias seguiremos siendo un ejemplo vivo de tenacidad y servicio en este país y desde nuestra posición ejercemos una actividad comercial sagrada por el alto contenido social, un acto habitual de servicio y comercio, pero que soporta de todo y de todos.

A pesar de todas estas distorsiones y discrecionalidades, ayer vimos con asombro en los periódicos, que las aseguradoras (ARS) nos quiere convencer, e insisten en que su negocio "no está siendo financieramente rentable".

Estamos seguros de que la mayoría de los propietarios de farmacia que se encuentra aquí hoy, estarían dispuestos a cambiar sus negocios de farmacias por aquellos que nos quieren vender como que "no está siendo financieramente rentable", las ARS, que burla a los pacientes y hasta al país.

Hemos mencionado muchos retos que requieren nuestra atención como país, es bueno indicar que nuestra entidad seguirá en pie de lucha, exigiendo cumplimiento de la constitución y las leyes, estamos cansados de ser victimas de la improvisación y del afán de lucro desmedido de competidores, propios y ajenos y de otros actores del Sistema Dominicano de la Seguridad Social.

Desde la Unión de Farmacias seguiremos confiando en que un mejor país es posible, reafirmamos nuestro compromiso de apoyar la creación del país que merecemos "próspero, donde las personas viven dignamente, apegadas a valores éticos y en el marco de una democracia participativa que garantiza un Estado Social, Democrático y de Derecho, y donde se promueve la equidad, igualdad de oportunidades y la justicia social" como dice la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Los propietarios de Farmacias queremos apoyar esa visión de país, pero necesitamos que esto sea un compromiso de todos los actores.

Para finalizar debemos concluir nuestras palabras felicitando muy efusivamente los galardonados del día de hoy a quienes les deseamos que sigan siendo el ejemplo personal e institucional para las próximas generaciones. ¡¡¡Que El Señor los bendiga siempre!!!

Un agradecimiento muy especial a los Laboratorios Sued y Fargesa y la Empresa Nestlé Dominicana, en la persona de sus ejecutivos presentes, por seguir siendo los principales patrocinadores oficiales de esta Gala, que dedicamos a los propietarios de farmacias.

Igualmente queremos expresarles las merecidas gracias por el apoyo incondicional que nos proporcionan los demás suplidores que cada año, con sus aportes, nos permiten el montaje de esta solemne actividad y que han sido mencionados por la producción del evento. Gracias a todos por su colaboración desinteresada. -

Agradezco por todo lo alto el apoyo y soporte de los demás miembros de la Junta Directiva de la Unión de Farmacias, Inc. Que me acompañan hoy.

Gracias al Comité Organizador de este Mortero 2019, coordinado por nuestro Tesorero, Carlos Bergés y su equipo, compuesto por nuestras funcionarias Scarlet Sánchez, Claribel Castillo, Chris de Jesús, Francisca Álvarez y Letty de la Cruz, quienes con su soporte permanente comparten la responsabilidad y el orgullo de lo presentado hoy.

Gracias muchas gracias a todos nuestros colaboradores, presentes y ausentes, que han dedicado su domingo libre a atenderlos y hacerlos sentir como en sus casas

Muchas gracias a la Empresa que ha realizado una vez más este bello y motivador montaje de la actividad, Rafael Reyes Bisonó y Asociados.

Gracias a Alkifiesta y a Fanny Lora, de Santiago de los Caballeros, la ciudad corazón, mi ciudad y sus equipos, quienes han tenido la responsabilidad de la decoración de este Salón, sus mesas y buffet.

Por último, reciban TODOS ustedes mi abrazo y mis sinceras felicitaciones, con motivo de "El Día del Dueño de Farmacia "que oficialmente se conmemora el próximo jueves 31 de octubre.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (19618 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
73
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.