Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Bohemio escriba una noticia?

Ecología del turismo Interior

21/08/2018 16:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Remembranzas con partituras que te muestran el camino, de esa música de vida, erguida y con la amplísima medida que nos transporta al amor

Mostrar inflorescencias del mundo marino, material insólito que se adhiere, madera pintada con enmarques o prototipos acumulados que generan, usos, cosas, bastantes ideas, que intentan dominar nuestra estructura; rollos de todo, vida de amor, armar con emoción, cadenas genéticas, cosas atómico celestiales o espaciales de movimiento cambiante, niños en proporción aparente, con cabezas frías, pelotas o bolas de emoción, goma de tachuelas adheridas, pretenden ser glóbulos, nervios, dendritas, satélites infinitesimales, estrellas, parques de dulzura con verdor y elocuencias, naturaleza de cosas extraterrestres, meteoritos del espacio sideral, supercuriosos, sin percibir el consumo de sociedades perdidas, colores brillantes, estructuras, vinilos y transparencias subacuáticas o interiores del cuerpo con texturas. 

Hilos, lienzos y figuras, ensamble cotidiano y nada de desechos, en aguas no muy profundas de Morrocoy alojadas, callos de transparencia cristalina, elementos ensamblados con lucidez y color, texturas de los parajes más hermosos y vírgenes, utilizar cosas degradables o  que no proliferan y destruyen naturaleza y vida, no permitirnos esa destrucción, crear naturaleza fecunda con ellos, proyectos de vida apasionantes, no dejar que la vida sin causa te lleve, orientarse, a ser claros y conservar con desarrollo de madurez sin saturación, sin dejar que se pierda el amor, vivir en comunión, esa misma naturaleza sin burocratismo, selva y mar, Choroní del amplio mar, de riquezas y bahareque, pidiendo con añoranzas crear y fusionar arte con turismo jamás displicente y naturaleza de campesina aventura, proteger las posibilidades.

 

                                                                      

Vida de gran calificación, gran creación, gran reto, apretarse y superarse, resolver y pensar que siempre podemos creer los seres humanos, en un mundo justo vivir, sin materialismo y sin imponerse, sin prejuicios, con humanismo, retomar la simplicidad, paisajes maravillosos, autoconstruirse de naturaleza ancestral, vida y calidad, altísimas intenciones, bahareque de amor, proyectos y anagramas  prolongados, ser diseñadores de esta nuestra tierra, causas y coloquios de vida y mostrar siempre nobleza, soluciones factibles con calidad y amor, liviano y tan importante sencillez, mundo franco sin viajar más que a volar, entendernos junto a la madre tierra, no dejar que como seres humanos nos dominen, reorientarse y no permitir que te subyuguen, seguid vivos, retomar aliento, conquistarnos y no dejar apabullarnos por lo que no nos llena sino que nos destruye.

Naturaleza de vida fecunda y de amor no moribundo, mares de blancas olas, colores y policromías, vegetación fecunda, animales en armonía, evitando la monotonía, con belleza inaudita, desplegando almas en concordancia, efectos reales, calma del Salvador, elementos fortuitos, jamás inauditos de concordia y arquitectura natural, especies de alabanzas, microcosmos y concreciones, fortaleza y emociones, bienaventuranzas y colectividad sobre individualidad, seres microscópicos de vida que te enseñan, ambiente fecundo jamás taciturno, algas y traqueófitos, de paliforme infinitas, botánicas con orden, entomología del ser humano que no percibe el atardecer, vientos de ira no permitidos, dejad que nos gane aquel Dios poderoso.

Estirpes de todo lo bello, lo que muestra esos destellos de tanta significancia pero más que arrogancia nos pide humildad hasta llegar al dejavú de deseos

Que la maldad no te consuma, paisajes efímeros, montañas de vida, extendidas sin medidas, cualidades de formas y de paz, sin armamentismo; sin guerras, sólo guerrear por conquistarnos, con sellos de alivio, conseguid al ser, la magnificencia del saber de los seres, aves que vuelan, que viajan y muestran el camino, pequeños seres que saben vivir, que recorren caminos, que se auto sustentan, que reverdecen cada día, y no terminamos de escucharles, ni de aprender de ellos cuando nos muestran ese camino, de sabores, de olores, de vientos gélidos y calor infinito de pasión, capaces de reverdecerse y no de desprenderse, caminos de furia y de vida, algoritmos infinitésimos, que no terminamos de resolver.

 

                                                                   

Nuestros cerebros juegan contra nosotros mismos al concebirnos superiores, el creerlo nos agobia, nos aleja del infinito ser interior y de la esencia propia de nuestras almas, enfermedad de la actualidad, cielos con polución, absurdo del hombre actual que no disfruta sino que daña, el cual no engalana y cree que gana, sin saber que cada día pierde más que a su vida, sus amores y su ser, sin respetar la vida y perdiendo las batallas y las guerras por reconquistarse sin oír lo que te dicen todos aquellos seres de magnifica elocuencia, que aún sin hablar saben y expresan más que el humano quien va a autodestruirse si no aprende a disfrutar del concepto de comunión con esos parajes, paisajes recónditos y hermosos que ofrece la madre tierra, sin reconocimiento pero con muchas figuras y elocuencias, enormidades de vástagos y semillas.

Estirpes de todo lo bello, lo que muestra esos destellos de tanta significancia pero más que arrogancia nos pide humildad hasta llegar al dejavú que domina nuestro yo interno, te reconduce por esta magnífica vida de altitud y de remembranzas con partituras que te muestran el camino, de esa música de vida, erguida y con la amplísima medida que nos transporta al amor, de la cascada y del deseo de seres celestiales que cada día se te muestran y que por absurdo cinismo y por estar tan confundido no permites dejarte llevar hasta ahogarte en esa ignorancia, entrando en las fauces del diablo de la estupidez, no sin antes permitir que tú corazón sea conquistado y no enquistado con el mal pensamiento, dejadlo moribundo, que sangre y que muera hasta que puedas ser quien el Creador ha destinado que debas ser, hagamos reverdecer esos triunfos fecundos que no permiten más esencia que el conquistar y alcanzar la divinidad de nuestra intimidad con él otro y al reconocer nuestras debilidades pueda conducirnos sin mezquindades hasta lograr el más puro Amor.


Sobre esta noticia

Autor:
El Bohemio (16 noticias)
Visitas:
553
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.