Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Biante De Priena escriba una noticia?

El acabose

13/03/2013 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Durante el franquismo se puso de moda "el colmo", había colmos para todo, mostrando que los extremos y los excesos nunca eran buenos, "¡esto es el colmo!", decía la gente cuando pillaban a alguien robando mil pesetas, ya no se puede vivir tranquilo en este país. Durante el franquismo la gente consideraba extraño cualquier cosa que se salía de la estricta normalidad, también en la política, claro. Los políticos de los tercios –¡que recuerdos!- tenían siempre un comportamiento público encomiable, aunque luego todo el mundo sabía que lo que no se sabía era otra cosa, porque durante el franquismo había cosas que se podían saber y otras que no se podían saber y así se vivieron cuarenta años en este país "protegidos" de los asoladores vientos democráticos que devastaban Europa, cuarenta años en un armario.

Hoy, afortunadamente, las cosas han cambiado, sabemos que la política está llena de sinvergüenzas, de adeptos al "pamímismo" movimiento político que está haciendo estragos en las arcas públicas españolas, de corruptos e indeseables, de getas y cenutrios, de partidos vampiros y licántropos sindicatos que hacen de la depredación del bienestar de los españoles su modus vivendi y operandi. ¡Que se le va a hacer!, con Franco no vivíamos mejor, como dijeron algunos, vivimos mejor ahora, por supuesto, pero gracias a lo que hemos hecho los españoles, mucho más que a lo que han hecho los políticos, los periodistas vendidos, los sindicatos y empresarios que cultivan el paro como un negocio, los banqueros públicos del desfalco y los privados de la estafa, los jueces puestos a dedo por el partido correspondiente.

El problema de los españoles sigue siendo el mismo, la brutal ignorancia , ayer promovida desde la censura y hoy, desde la intoxicación y la propaganda. Pero los españoles seguimos sin saber lo que no se puede saber, parece que sabemos, pero no sabemos nada, ni creo que lleguemos a saberlo; bueno, sí sabemos algo: esto no es una democracia, ni nada que se le parezca, en este país no hay libertad efectiva ni conquistada, sólo es una libertad de movernos en la jaula mediática que nos impone el poder. De palito a palito, como los canarios, de partido a partido, en las elecciones.

Y la cosa seguirá así, salvo que la cambiemos, porque los que han organizado el tinglado y la farsa, maldita la voluntad que tienen de perder ni uno solo de sus privilegios aunque sea un tarugo como José Blanco o un mendrugo como Luis Bárcenas. Esto es lo que hay, los españoles al servicio de sus amos, como en la Edad Media, pudiendo elegir señor a quien servir, como mucho, como en una behetría. Y la corona sin cabeza, como siempre, porque en este país no llegamos a decapitar a ningún rey, no ha habido cabeza que cortar desde Carlos III, los borbones ya venían decapitados de fábrica.

Sí, amigos, esto es el acabose, claro, pero sigue nevando en marzo y dentro de poco será primavera y florecerán las margaritas y los margaritos. Todo seguirá igual, España vive en el acabose desde los Reyes Católicos y al final nunca pasa nada, que nos expolian los de la tiranía, pero eso ya estaba descontado. Siempre nos pasa lo mismo en este país, llegamos al abismo y luego damos la vuelta y alguien o algo nos acaba salvando en el último momento... de nosotros mismos. Ruido, furia... y después, nada.

Sed felices con lo que os quede, y procurad que no os arrebaten más que se ha levantado la veda de los pardillos.

Enrique Suárez


Sobre esta noticia

Autor:
Biante De Priena (149 noticias)
Fuente:
ciudadanosenlared.blogspot.com
Visitas:
918
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.