Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

El año de las confabulaciones

07/03/2018 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todo lo que sucede en la red, en la red se queda: las costumbres de consumo, de lectura y entretenimiento digital de los individuos están perfectamente detallados y almacenados en grandes servidores

Por: Horacio Pedroche

La Gran Época, México

aplicaciones-inseguras-propagan-usuarios-android

(Foto: welivesecurity.com)

Dada la cantidad de información que circula por la red mundial y a la pericia de individuos opositores al sistema, se han dado a conocer casos globales de felonías entre gobiernos y empresas a costa del erario púbico. La corrupción, no es un gen de los países en desarrollo. La codicia generada por la cultura del consumismo está en las entrañas de todos los habitantes de este planeta. Los verdaderos grupos de poder confabulan con los gobiernos implantando leyes, normas y políticas para mantener al hato controlado.

Durante el último siglo, se ha hablado de conspiraciones de un grupo selecto que guía los vestigios de la humanidad hacia un rumbo de opresión, esclavitud moral y económica. Hoy todas esas teorías conspiratorias en contra de la humanidad y su necesidad de que ésta esté controlada toman sentido.

Hace no más de doscientos años, la monarquía controlaba a sus súbditos por medio de los alimentos, impuestos y si esto no funcionada, había opresión militar. Dada la ambición, natural e insaciable de los gobernantes, apareció el sistema financiero y la expansión de la economía global. Así, este grupo de poder iba creando las necesidades de la humanidad. Ya no solo la vivienda, el vestido y la comida fueron básicos para la humanidad. Se crearon otro tipo de necesidades, como el transporte, la comunicación, el esparcimiento y el culto a la vanidad. Cada una de estas “necesidades” tiene que ser más rápida, mejor, lujosa y exclusiva. De lo contrario, se cae en un estado de inanición moral y espiritual.

Así, las corporaciones con el paso del tiempo fueron creando y dándole a la humanidad lo que deseaba y necesitaba. Las corporaciones tardaron muchos años en consolidarse y controlar los deseos y voluntades del comportamiento humano, hasta que la red y nuevos visionarios crearon un mundo nuevo para satisfacer las necesidades ya implantadas en el quehacer diario de la humanidad.

Corporativos grandes como Walmart, General Motors, Exxon, IBM, JP Morgan, General Electric entre las más importantes, les tomó décadas en formarse, en confabular los mercados y apoderarse de las libertades de los individuos. Hoy, en cuestión de años aparecen emprendedores como Jeff Bezos de Amazon, Jianhang Jin de Alibaba, Elon Musk Tesla Motors, Mark Zuckerberg de Facebook, Jan Koum Whatsapp, entre muchos otros, para cambiar y darles a las personas cierto grado de libertad en su elección de consumo. Esto les ha costado a las corporaciones miles de millones de dólares. Hay nuevos muchachos en el barrio y es algo que los corporativos ya no van a permitir.

Los casos de William H. Gates con Windows y Steve Jobs de Apple, se pudieron controlar muy bien, ya que fueron los primeros emprendedores que rompieron con los paradigmas implantados. Una vez que estas compañías se bursatilizaron fue fácil su control y manejo. Sin embargo, con la aparición de nuevas plataformas con nuevos servicios y con la inquietud del consumidor que en verdad no sabe lo que quiere, los corporativos no pueden controlar todo lo que aparece. Así, el caso de Kevin Systrom Instagram, que hasta el momento no se ha dejado corromper, ni ha permitido ser absorbido por algún gigante de servicios electrónicos.

Con estas perspectivas de evolución no quedó otra que implantar una ley para controlar la información en la red. El congreso estadounidense votó a favor la nueva ley de neutralidad de la red. Esta ley seccionará, limitará y excluirá a todos los emprendedores, creadores de nuevas plataformas. La nueva ley de neutralidad de la red será manejada por los caprichos de los que más capital tengan.

Todo lo que sucede en la red, en la red se queda. Las costumbres de consumo, de lectura y entretenimiento digital de los individuos están perfectamente detallados y almacenados en grandes servidores. Así, con la nueva ley, cuando un usuario desee algo, su búsqueda será guiada hacia donde el que tenga más capital lo lleve.

Hoy en día, el diabólico algoritmo de Google, solo te enseña lo que Larry Page quiere que se vea, el que más dinero aporte, será el que aparezca primero. Para encontrar información profunda y especifica Google ya no es confiable, es necesario hacer búsquedas en otro tipo de motores de búsqueda, como CabeSearch, AlternativeTo, Agora, GlobalLeaks, entre muchos otros para encontrar el conocimiento que otras personas desean compartir. Experiencias y conocimientos que puedan poner de rodillas la economía global.

Esta nueva ley acotará y seccionará las costumbres de cada individuo que utilice la red mundial. Que quede claro que esta ley no impide que alguien publique algo maravilloso, como la generación de energía limpia e inagotable o materiales baratos y resistentes o nuevas maneras de comercializar sin la necesidad de usar dinero fiduciario. Todo esto estará permitido, lo que no se podrá hacer y será difícil de lograr; será su difusión.

La humanidad sigue siendo esclava de su forma de vida, si todo sigue girando alrededor del bienestar económico, el control de conciencias seguirá estando en políticas y normas. El bienestar viene del desarrollo de conciencia, la economía y la información solo deben ser vehículos para que todos alcancen un desarrollo óptimo.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1261 noticias)
Visitas:
4547
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.