Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

El rey herido

08/01/2014 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Medio país se pasmó con el aspecto de agotamiento y los errores de lectura y dicción del Rey de España este día 6 la Pascua Militar, y durante su primera aparición pública desde el 21 de noviembre, cuando soportó su tercera operación de cadera.

Numerosas voces de la opinión publicada piden su abdicación en el Príncipe de Asturias, mientras los republicanos parecen oscurecerse, como si creyeran su causa perdida.

Republicanismo poco realista hoy, y menos para enfrentarse al separatismo egoísta de la Liga Norte catalana (CiU-ERC y aliados), imitadora de la del italiano Unberto Bossi, neofascista que también jura ser demócrata.

Al "Más vale malo conocido que bueno por conocer", sentencia española para tiempos difíciles, se añade la jesuítica "En tiempos de tribulación no hacer mudanza".

En circunstancias así los españoles seguramente quieren evitar aventuras en la jefatura y el sistema del Estado, y se pronuncian en todas las encuestas por la continuidad de la monarquía a través de Felipe.

Incluso admiten a su esposa, Letizia, que carece del carisma monárquico, quizás porque el clasismo nacional acepta mal una plebeya como princesa, y menos a una profesional que había triunfado en su oficio anterior: la Cenicienta sólo gusta como cuento.

Más sobre

El Rey atraviesa una etapa de dolor y molestias. Como tantas personas que pagan los excesos físicos del pasado: sus males actuales, al margen de sus accidentes anteriores en la nieve, como Schumacher o Angela Merkel, vienen de su malhadada aventura de la caza de un elefante africano.

Las intervenciones quirúrgicas, si no hay deterioro intelectual, no tienen por qué impedir el trabajo que no exija esfuerzo físico.

Y pese a esa imagen de desgaste, el Rey todavía tiene autoridad para orientar la política con sugerencias directas, como cuando el tejerazo.

O como ante cualquier arturmasazo, a pesar de la imputación de su hija Elena en un caso de temeraria imprudencia económica junto con su marido, otro Ceniciento que no llegó a Infante o príncipe, sino a duque que salió rana.

-----

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
926
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.