Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

España ya ha atendido en playas y acogido a casi tantos migrantes como en todo 2017

29/07/2018 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CLARA PINAR/AGENCIAS

  • El Gobierno reconoce una "situación de emergencia" por la llegada de pateras a las costas de Andalucía.

image

El Gobierno ha lanzado este lunes una ofensiva, con presencia en Andalucía y Mauritania y la convocatoria de la Comisión Delegada de Asuntos Migratorios, para hacer frente a la llegada de pateras de migrantes a las playas del sur de España, en una magnitud en este 2018 que puede medirse en comparación con los datos del año pasado. Según cifras facilitadas por el Gobierno, en lo que va de año, de enero a julio, ya se han atendido y acogido a casi tantas personas llegadas a llas playas de las que se registraron a lo largo de los doce meses de 2017.

Entre enero y julio, el número de personas atendidas a pie de playa ha sido de 22.082, cuando en todo 2017 se atendió a 24.375 migrantes. La comparación es aún mayor si se toma como referencia el año 2016, con 10.490 personas.

En cuanto a las personas acogidas por la Red de Acción Humanitaria, en todo 2017 fueron 16.211 personas y en 2018, hasta el momento, 13.834, de las que 10.564 venían de comisarías tras su llegada en patera; 1.245, desde Centros de Internamiento de Emigrantes, y 2.025, desde Ceuta y Melilla.

De las 16.211 personas acogidas en 2017, un 10.952 fueron derivadas al Programa de atención humanitaria desde comisarías y CIE y 5.259, desde los Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla.

"Situación de emergencia"

La llegada de migrantes a las playas del sur de España han creado una "situación de emergencia" ante la llegada"masiva de embarcaciones con inmigrantes a las costas españolas", según la ha calificado un informe del Ministerio del Interior, según publica este lunes el diario El Mundo.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Segurida Social, Magdalena Valerio trasladó esta misma idea la semana pasada, cuando afirmó que los dispositivos de acogida a inmigrantes se han visto "desbordados".

En este escenario, la misma Valerio y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se han desplazado este lunes a distintos puntos clave de la actual crisis migratoria.

Grande-Marlaska ha llegado este lunes a Mauritania, donde se reunirá con su homólogo, Ahmedou uld Abdala, y con el presidente del país, Mohamed uld Abdel Aziz. El objetivo es reforzar la cooperación en la lucha contra la inmigración irregular, el combate del terrorismo internacional y el crimen organizado.

Después, el ministro del Interior se trasladará, al norte, a la costa de Nuadibú para visita al destacamento de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en una localidad desde la que en 2006 se originó en buena medida la crisis de los cayucos con la llegada de cerca de 32.000 migrantes a Canarias desde Mauritania y Senegal.

Centro de acogida en Chiclana

La ministra Valerio visita en Chiclana el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros que se abrirá en los próximos días y que con un coste de 3, 5 millones de euros es un albergue para alojar a los migrantes que están repartidos por la zona en polideportivos y otras instalaciones.

"Aquí hay mucha gente", explican desde el ministerio, que añaden que muchos de ellos irán ahora a un centro que se ha habilitado "con carácter de urgencia" y que fuentes del Gobierno identifica como una de las "medidas concretas" con las que ha actuado el Ejecutivo desde su llegada hace menos de dos meses.

Por otra parte, el Gobierno ha convocado para el jueves de esta semana la Comisión Delegada para Asuntos Migratorios que presidirá la vicepresidenta, Carmen Calvo, y a la que asistirán representantes de los ministerios de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Interior, Asuntos Exteriores, Fomento e Igualdad.

El centro de acogida de Chiclana forma parte del refuerzo de los planes de atención en la costa y acogida humanitaria que aprobó el último Consejo de Ministros, cuando acordó destinar una partida de 30 millones de euros de aquí a final de año para reforzar los dispositivos migratorios en la frontera sur.

Según explicó Valerio el viernes pasado, se trata de "reforzar todos los dispositivos que están operando en la costa" y destacó que desde el Gobierno están "ocupados en buscar una solución".

En los últimos días, tanto Valerio como Grande-Marlaska han insistido en el argumento que mantiene el Gobierno sobre el tema migratorio, que se trata de un asunto europeo, que requiere soluciones comunitarias y no decisiones individuales de los Estados Miembros. Según la ministra de Trabajo y Migraciones, "es un asunto que convoca a toda la Unión Europea". Para el titular de Interior, los flujos migratorios son "un problema de Europa, que necesita una solución europea".

Cuestión de toda la UE

Una de sus grandes decisiones hasta el momento fue la de permitir que los más de 600 migrantes que viajaban en el buque Aquarius desembarcaran en el puerto de Valencia, lo que le valió la comparación con países como Malta y sobre todo Italia que habían cerrado sus puertos a la embarcación y, también, críticas internas por el efecto llamada que este episodio podría causar.

Todos los partidos admitieron motivos humanitarios para permitir la llegada del Aquarius, pero PP y Ciudadanos aprovecharon entonces para destacar la masiva llegada de migrantes a las costas andaluzas, a los que entonces, a mediados de junio, no se prestaba tanta atención.

Precisamente, la primera gran cita de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno fue un Consejo Europeo que centró buena parte de su agenda a la llegada de migrantes, en este caso, por la frontera del mediterráneo occidental.

La posición que desde entonces ha defendido España es que este fenómeno debe tratarse desde una óptica colectiva y comunitaria, no mediante medidas individuales que, en el actual escenario político europeo, en muchos casos llevan a decisiones xenófobas, como la del cierre de puertos en Italia o las llamadas a expulsar a los inmigrantes de Europa como las del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, aun cuando su país ya no está afectado por la masiva llegada de refugiados sirios de 2015 y 2016.

Sánchez defendió una visión comunitaria, en la que los países receptores como España e Italia cuenten con la colaboración del resto de Estados miembros en la acogida y concesión de asilo según los casos e insistió en el respeto a los derechos humanos de las personas que llegan.

La posición española se completa también con establecer lazos de cooperación con los países de origen y de tránsito de los flujos migratorios, en este caso de África.

Como medidas concretas, España no se opuso ni a la creación de centros de recepción y distribución en los países de la UE que voluntariamente así lo deseen y tampoco se opuso a una medida mucho más controvertida que está en estudio, por las inciertas garantías para los derechos humanos, consistente en crear este tipo de centros -"plataformas regionales"- en países de tránstito, en el norte de Europa.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (38269 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1786
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.