Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

España en peligro

13
- +
24/05/2020 10:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el Covid-19, los riesgos para la salud son tan obvios, y sus consecuencias tan graves, que se ha de interpretar la limitación de derechos repercutidos como defensa de la propia Constitución, que nunca como una estratagema involutiva al estilo de la derecha

Tanto el dirigente del PP- Pablo Casado, como el de VOX- Santiago Abascal, son cortados por el mismo patrón, y el hecho que ambos se reivindiquen como parte de "la España que madruga", no pasa de ser una tomadura de pelo, pues desde su mayoría de edad toda su vida se caracterizó por haber comido del pesebre institucional, toda vez que nunca han tenido un trabajo en el sector privado ni en nada que no esté relacionado con la función política, eso sí, aunque ellos se nutren de las arcas del estado, defienden a capa y espada la intervención del neoliberalismo frente a lo público.

Estos dos elementos de escasa cualificación y ambición desmedida no conocen por tanto más ocupación que la política y en razón a los pingües ingresos que le reporta el desempeño de su actividad en el cargo harán lo indecible para mantenerse en primera línea.

Habiendo de matizarse para a mayor concreción, que son el referente de la derecha española, esa chusma que no soporta la democracia salvo que ellos gobiernen, un afán protagonista que les conduce a utilizar cualquier medida a su alcance para conseguir sus escabrosos objetivos como resulta ser la estrategia de la crispación, la misma dinámica con la que ahora en plena crisis del Covid-19 intentan cargarse el estado de alarma y llevarse por delante al Gobierno con la colaboración necesaria de los medios de comunicación ultraconservadores que en trance de desaparecer se apuntan al bombardeo.

Que el franquismo sociológico mantenga tan notorio arraigo cuarenta años después del teórico final de la dictadura, no hace más que demostrar la baja intensidad de nuestra democracia, pero también denota que el conglomerado PP-VOX son en sí mismo la reactualización de anteriores ensayos de la ultraderecha hispana del tardofranquismo con la que no se puede condescender lo más mínimo dado el peligro que representa para la democracia sus intenciones involucionistas y su perfil totalitario para el Estado de Derecho

Todo viene a indicar que la España de la Transición involuciona vertiginosamente, al tiempo que un facherío de nuevo cuño unido por emociones nostálgicas y campando a sus anchas, si rearma ideológicamente al amparo de la escandalosa impunidad que les reporta la estrafalaria condescendencia del Ejecutivo, posibilitando con eso el peligro de volver a repetir una situación que ya se vivió y de la que todos conocemos el fatal desenlace.

La actitud de la derecha es una anomalía democrática que no debe quedar sin respuesta, pues de no reaccionar con la máxima energía sus efectos pueden dar al traste con nuestro marco de convivencia

Cuyos restos para vergüenza de esta democracia de apariencia aún yacen mal enterrados en las cunetas de los caminos de España, pues los más de 140.000 asesinados sepultados en fosas comunes con nocturnidad y anonimato es la cruel herencia que nos dejaron los progenitores de esta tropa, que al parecer, ahora con idéntico credo intentan repetir la "hazaña"

Es por eso que resulta escandalosa la permisividad institucional y política hacia este nuevo rearme del fascismo, de quien alentando prácticas regresivas están poniendo en riesgo nuestro sistema de derechos y libertades; de ahí que de ninguna forma se deba permitir la actividad política de quien no solo ponen en cuestión la democracia sino que de forma sutil buscan su eliminación como último objetivo, para así y en suplencia, instaurar un régimen de ideología totalizante desde donde seguir oprimiendo a amplios sectores de la sociedad como ya hicieron en su anterior etapa al frente del país.

Ahora bien, la cosa va mas allá, pues el escoramiento hacia la ultra derecha es una tendencia generalizada en el feudo del neoliberalismo conservador, que les conduce hacia idéntica deriva, que no es otra que ejercer de prosélitos del fascismo más recalcitrante, distante en su concepción de la moderación característica de una derecha civilizada.

Una circunstancia que por su carácter de anomalía democrática no debe pasar desapercibida y mucho menos quedar sin respuesta, pues de no reaccionar con la máxima energía contra el virus del fascismo, sus efectos destructivos pueden dar al traste con nuestra convivencia, de ahí la obligación de despertar la conciencia ciudadana y de activar los resortes de defensa del Estado democrático como freno la este embate reaccionario y involutivo.

Todo lo que está sucediendo viene a confirmar que este país padece un déficit democrático endémico que es reflejo de nuestro contexto histórico, de la actitud encadenada que mantuvieron a través de los tiempos los poderes fácticos y el séquito de mandatarios de acompañamiento, que mas allá de la apariencia que intentan transmitir jamás pensaron ni en España, ni mucho menos en su ciudadanía, solo en garantizar su propio estatus y excepcionalmente lo de los adláteres que les apoyaban y les defendían .

Abascal y Casado no son la solución de nada, pero si un peligro para el Estado de Derecho


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (429 noticias)
Visitas:
200
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.