Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jin escriba una noticia?

Facebook como motivador del aprendizaje de las Ciencias Sociales

29/12/2011 02:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque Facebook no fue creado con fines educativos, son innegables sus potencialidades como alfabetizador digital. Por sus caracteísticas puede ser utilizado como un aliado del proceso de construcción de los conocimientos en la escuela moderna

Ante el reto que supone lograr motivar a los estudiantes y en especial a los del primer grado del segundo ciclo de la enseñanza media (tercero de bachillerato) de la Comunidad Educativa Lux Mundi, mejorar sus resultados académicos y potenciar su formación general integral, surge la necesidad de buscar alternativas que respondiendo a los gustos e intereses de estos adolescentes, contribuyeran en la consecución de estos fines. ¿Cómo vencer este reto?

Durante una clase del programa de Historia y Geografía Dominicana donde se analizaban los ciclones tropicales por medio de una animación didáctica disponible en INTERNET y debido a la falta de tiempo para que los estudiantes se familiarizaran plenamente con toda la información disponible sobre los huracanes. Una estudiante propuso que se compartiera el link a través de las redes sociales.

En la noche y mientras meditaba sobre la experiencia de la jornada, recordé la sugerencia de la alumna, se me ocurrió convertir a Facebook en un aliado de la labor docente. Me atrevo a decir que en ese momento sentí una sensación similar a la experimentada por Arquímedes tras descubrir el principio que lleva su nombre y gritó: ¡Eureka!

Según Krichman citado por Gómez y López (2010) y partiendo de la idea de Pierre Bordieu, que establece que la escuela es donde se fabrican las personas y las redes sociales son los ámbitos de inmersión y desempeño de estos individuos, entonces es posible utilizar a Facebook en el ámbito de la escuela.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, se creó un grupo (Red de Aprendizaje) que incluye a toda la matrícula de 11vo curso de la Comunidad Educativa Lux Mundi. Su propósito está relacionado con la mayor fortaleza de Facebook, (su alta tasa de penetración en la población mundial y por supuesto, en el alumnado de Lux Mundi) que lo hace interesante para un posible uso educativo de carácter participativo.

En el grupo, (del cual me convertí en el administrador y luego de agregar a todos mis estudiantes), comencé a utilizar una a una las ventajas que ofrece Facebook y que le permite convertirse en una herramienta educativa. En primer lugar la facilidad para compartir contenidos y generar foros de discusión, esta posibilidad permitió la creación de una sección fija llamada la pregunta de la semana.

Cada lunes se lanza un interrogante relacionado con la actualidad nacional o internacional. Temas que por su relevancia y vigencia generan el debate y la búsqueda de informaciones que permiten a los jóvenes ampliar sus horizontes cognitivos. Al principio sólo se les pedía que participaran emitiendo su opinión personal, pero luego comprendí que la actividad generaría un aprendizaje más significativo si además de expresar sus juicios personales, los foristas apuntalaran su exposición con el parecer de expertos expresado en artículos periodísticos, videos, ensayos u otra fuente bibliográfica; a los cuales se accediera por medio de un link pegado en el muro por el estudiante expositor.

Los resultados fueron muy positivos. La aceptación por parte de los discentes de esta iniciativa sobrepasó mis expectativas. Las preguntas semanales generaron una participación del 95% de la matrícula.

La pregunta de la semana siguió evolucionando hasta convertirse en interdisciplinaria porque según Arantes Fazenda citada por Pérez, Rodríguez, Padrón, Velázquez y Padrón (2010) la educación en la actualidad no es efectiva sin la interdisciplinariedad.

La profesora de Metodología de la Investigación María A. Urquiza se sumó a la iniciativa posibilitando una mayor articulación entre los contenidos, revelando sus nexos desde la óptica de dos disciplinas afines. Al final todos ganamos, los estudiantes fueron los mayores beneficiarios porque aprenden a trabajar cooperativamente y se les enseña a analizar, aplicar y transferir los conocimientos.

En esta coyuntura juega un papel trascendental el aparato tecnológico más usado en el mundo actual (Piscitelli, Adaime y Binder, 2010) me refiero al teléfono celular, que ha sido satanizado y convertido en enemigo público de la escuela.

Según Piscitelli et al. (2010) el celular seduce a los adolescentes y jóvenes porque en un mismo equipo convergen varias aplicaciones que están muy acorde con los intereses y motivaciones de estos individuos. “Su accesibilidad creciente y su facilidad de uso lo convierten en una tecnología privilegiada a la hora de pensar propuestas educativas, sobre todo en el marco de iniciativas como el proyecto Facebook” (Piscitelli et al. 2010: 41)

En mi experiencia los teléfonos inteligentes (Blackberry y Iphone) eran usados en el aula, cuando, durante las clases se retomaban los temas de debate online y los estudiantes podían desde sus puestos y al calor de las discusiones, navegar por la red en busca de mayor información sobre el tema y enriquecer el proceso de construcción de su conocimiento y participar de la disputa virtual.

Otra de las posibilidades que brinda Facebook y que puede convertirse en herramienta potenciadora de la motivación y el aprendizaje de los educandos, es la posibilidad de compartir imágenes.

Para Piscitelli et al. (2010) la creación audiovisual se convierte en un motor generador de la creatividad. Los integrantes del grupo Red de Aprendizaje, pueden dar fe de ello.

La primera experiencia en este sentido estuvo relacionada con la realización como parte de un trabajo en equipos, de un video de al menos cuatro minutos de duración donde se evidenciara la contaminación de las cuencas de los ríos Ozama e Isabela. Identificando sus fuentes y las consecuencias para el ecosistema. El audiovisual debía ser subido a nuestro grupo de aprendizaje, visualizado en el aula y cada estudiante, de manera individual debía “postear” aquellos que por sus características lo motivaran a hacerlo.

Al subir los videos a la red y comentarse por los miembros del grupo, “surgen procesos de construcción colectiva del saber, como el de intercreatividad” (Bernes-Lee, 2000 citado por Piscitelli et al. 2010) Además los estudiantes a través de sus comentarios reconocían los esfuerzos creativos de sus compañeros, convirtiéndose en un premio por el trabajo realizado, hacían sugerencias para superar algunas deficiencias y desarrollaban el gusto estético.

A la fecha, todavía nuestra experiencia donde Facebook se ha convertido en una herramienta motivadora del aprendizaje, está en proceso de construcción. La investigación aún no ha concluido, los resultados son prometedores. Los estudiantes están entusiasmados y este servidor se siente ciento por ciento comprometido para seguir adelante.

Ahora mismo me atrevo a asegurar que el primer objetivo propuesto: potenciar la motivación y a través de esta estimular el aprendizaje, se ha estado cumpliendo con creces.

A lo largo del proceso he meditado mucho sobre los posibles alcances de esta propuesta educativa, sería genial poder compartirla con otros colegas y ponerla en práctica en todas aquellas escuelas en que las circunstancias lo permitan. Porque de algo no tengo dudas: los niños, adolescentes y jóvenes que pueblan hoy nuestras aulas están deseosos de ver a sus maestros y profesores hacer uso de los avances científico-técnicos en su práctica cotidiana.

La integración educativa de las tecnologías recién está esbozándose y no existe un caudal de experiencias sistematizadas, ni investigaciones en nuestro medios que nos iluminen en el cómo hacer. En este sentido, son los equipos docentes completos los que tienen el desafío de asumir esta tarea: las nuevas generaciones lo reclaman. Debemos ser capaces de superar el fatalismo de la frase que se escucha a menudo, en el sentido que tenemos escuelas del siglo XIX, con docentes del siglo XX, para alumnos del siglo XXI. (Rivera, 2010)

Autor: Ariel Bosch Yero. Arielbosch@gmail.com

Referencias bibliográficas

Gómez, María Teresa y López, Norma. (2010). Uso de Facebook para actividades académicas colaborativas en educación media y universitaria. Recuperado el 20 de abril de 2011 en: http://www.salvador.edu.ar/vrid/publicaciones/USO_DE_FACEBOOK.pdf

Kirchman, D. (2010). Las redes sociales buscan un lugar en la educación. Recuperado el 20 de abril de 2011 en: http://www.rosario3.com/tecnologia/noticias.aspx?idNot=64859

Pérez, D., Rodríguez, C. M., Padrón, L., Velázquez, M. V. y Padrón, J. (2010, julio-diciembre). La interdisciplinariedad en el proceso de enseñanza aprendizaje. Odiseo. Revista electrónica de pedagogía. Recuperado el 20 de abril de 2011, de: http://www.odiseo.com.mx/correoslector/interdisciplinariedad-proceso-ensenanza-aprendizaje

Piscitelli, A., Adaime, I., Binder, I. (Comps.). 2010. El proyecto Facebook y la posuniversidad. Sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje. Fundación Telefónica, Madrid. Editorial Ariel, Barcelona.

Rivera, M. A., (2010, enero 7). Integración de las TIC a la educación. La Nación.cl. Recuperado el 20 de abril de 2011, en: http://www.lanacion.cl/integracion-de-las-tic-a-laeducacion/noticias/2010-01-07/003900.html


Sobre esta noticia

Autor:
Jin (1 noticias)
Visitas:
625
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.