Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Método Helmer escriba una noticia?

Fran Chuan y la curiosidad como antídoto frente al miedo

22/01/2015 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pasado martes, 20 de enero, tuvimos el honor de recibir en nuestras oficinas a Fran Chuán, socio fundador de Dícere ? Consultora especializada en gestión de la innovación en organizaciones ? en el marco de nuestras sesiones internas de inspiración e innovación, a las que hemos bautizado como F.I.E.R.A.

El objetivo de estas sesiones es suspender por una tarde la actividad cotidiana de Método Helmer y dejar paso a la inspiración que pueden traernos personas (en muchas ocasiones ajenas a nuestro ámbito habitual de trabajo) que, por su trayectoria vital, consideramos espejos en los que nos gustaría mirarnos.

Fran Chuán es, sin duda y por derecho propio, unos de esos espejos. Lo era antes de su visita (por eso le invitamos) y lo es aún más después de ella. En su currículum se describe como "ingeniero fascinado por el potencial latente en las actitudes humanas" y "apasionado de la Innovación". En esas palabras se describen dos de los conceptos que más pueden interesarnos en Método Helmer, la innovación y el potencial humano. Y es ahí donde nace el encuentro.

Como en el caso del resto de invitados a las sesiones de F.I.E.R.A., lo que nos interesa de ellos no es estrictamente su labor profesional; no buscamos ponencias magistrales, sino que nos cuenten sus motivaciones vitales, lo que les apasiona, lo que les gusta hacer, y hacen bien, pero también lo que se les da fatal; sus aventuras, sus éxitos y sus fracasos...

Y Fran Chuan, de todo esto, nos dio tres tazas. Desde la vez que se plantó en Alemania para una entrevista de trabajo sin hablar una palabra de alemán (y por su osadía le cogieron); su temporada en Silicon Valley a principios de los ochenta cuando se estaba gestando la semilla de la actual revolución tecnológica, su "sí" en tres nanosegundos a la propuesta de cruzar el Atlántico en un velero (hoy es capitán), sus innumerables viajes y sobre todo, la curiosidad, esa que supera miedos y prejuicios, para instalarse como una forma de vida.

Nos enseñó a diferenciar entre complejo y complicado; insistió en la idea de levantarnos todos días teniendo muy claro eso de que "las oportunidades pasan"; y de su empresa, Dícere, nos dijo que su principal objetivo es trascender, ahí es nada.

No podemos más que dar las gracias a Fran por haberse abierto de esa manera ante nosotros. Y a todos vosotros deciros que no esperéis para haceros con un ejemplar de su ensayo "Innovación 2.0. ¿Por qué cuando hablamos de innovación nos olvidamos de las personas?", coescrito junto al profesor Jay Rao.

Nosotros nos quedamos a la espera de la próxima visita.


Sobre esta noticia

Autor:
Método Helmer (120 noticias)
Fuente:
metodohelmer.com
Visitas:
916
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.