Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Hay muchos nombres ilustres olvidados en los Paraísos Fiscales y uno que hay que recordar es el de los Franco

13/04/2016 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los bisnietos de Franco tenían en islas perdidas y también en la península ibérica empresas dedicadas a proporcionar buenas piezas a los cazadores empedernidos y ellos mismos se hicieron famosos en África y en España en esa profesión

Los Franco enganchados en paraísos fiscales: El 1 de junio de 2012, dos bisnietos de Franco, Francisco Franco Suelves y su hermano Juan José, firmaron como directores de sendas sociedades en la misma dirección de las Islas Vírgenes Británicas: “Vamfield Alliance Limited” y “Malini Investments Limited“. Ambos firmaron y entregaron su pasaporte a Mossack Fonseca, según 'Los papeles de Panamá'. Juan José, nacido en 1985, afirma que no sabe por qué aparece su nombre ahí y que puede tratarse "de un tema familiar". Ambos son hijos de Francis Franco, nieto del dictador, que parece saber más del tema. Francis asegura que han regularizado las firmas: "No es algo tan tremendo tener sociedades en Panamá".Tomado de 'Los papeles de Panamá': destacamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore'

La isla de Tórtola ofrece "playas de arenas blancas y finas, montañas frondosas y verdes y un puerto protegido llena de yates", según el Gobierno de las Islas Vírgenes Británicas (BVI, en inglés). Quizá fue eso y no que la Agencia Tributaria considere a BVI como paraíso fiscal lo que llevó a los herederos del dictador a abrir dos sociedades allí. Así consta en la documentación del despacho Mossack Fonseca a la que tuvo acceso el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' y que publica un centenar de medios del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), entre los que se encuentran El Confidencial y La Sexta.

La primera de ellas es “Malini Investments“, que abrió el 13 de octubre de 1997 y estuvo activa hasta el 26 de septiembre de 2013, aunque el cierre total se produjo en mayo de 2014. El 1 de junio de 2012, Juan José Franco Suelves firma como director de la compañía. Franco Suelves, dueño de una empresa de caza, es biznieto del dictador, hijo del nieto mayor, Francis Franco (originariamente llamado Francisco Martínez-Bordiú, pero al que se le cambió el orden de los apellidos para perpetuar el de su abuelo). "Soy un ignorante absoluto del asunto", contesta por teléfono Juan José Franco, que no se explica por qué aparece su firma y su pasaporte en 'Los papeles de Panamá'. Pero admite: "He firmado muchos papeles en mi vida" y añade: "Puede ser de un tema familiar o algo".Los Franco manejan tambien la firma Hunster y no en Panamá sino en Africa y en todos los continentes.

El continente africano es destino obligado de cualquier cazador que se precie-dice uno de los Franco-, al menos una vez en la vida. Huntser hace realidad esos sueños, cazando con exclusividad en las mejores áreas de Mozambique, Zimbawe, Tanzania, Bostwana, Namibia y Sudáfrica, en función de las especies objeto de caza.

Juan José Franco firma en Malini Investments. Juan José Franco Suelves es administrador de una empresas que se dedica a la gestión cinegética de fincas y a organizar monterías. Asegura que no es precisamente millonario y no le molesta la idea de figurar con sociedades opacas. "Si tengo algo de dinero allí, yo encantado". Franco Suelves promete contactar con su familia para dar una explicación.Desde 2008, Juan José  empieza sus andaduras como autónomo bajo la firma de Huntser, colaborando con una selección de las mejores fincas en exclusiva para cada una de las especies y modalidades, y destacando su presencia en las cacerías de perdices, recechos de corzo y machos monteses. Año tras año su cartera de clientes ha ido creciendo gracias a sus óptimos resultados y la transparencia que les caracteriza.

Por ello, cada vez han tenido más demandas de otros servicios y se han visto obligados a  ampliar el abanico de ofertas para poder cubrir las necesidades de sus clientes. Cazan todas las especies homologables en España. Rebecos, osos, jabalís y lobos en Rumanía. Patos, palomas, gansos, ciervo rojo, chancho, antílope negro y puma en Argentina, y los 5 grandes en África, además de la gestión integral de fincas. Todo lo que ofertan son o fincas propias o en exclusiva de comercialización, pudiendo de esta forma ofrecer los mejores destinos con las mejores condiciones y con las máximas garantías, y ofreciendo siempre un acompañamiento personalizado para que sus clientes se sientan siempre acompañados y respaldados por profesionales.

Desde 2008, Juan José  empieza sus andaduras como autónomo bajo la firma de Huntser, colaborando con una selección de las mejores fincas en exclusiva para cada una de las especies y modalidades, y destacando su presencia en las cacerías de perdices, recechos de corzo y machos monteses. Año tras año su cartera de clientes ha ido creciendo gracias a sus óptimos resultados y la transparencia que les caracteriza.

Su hermano mayor, Francisco de Asís, nacido en 1982, firmó en la misma fecha que él como director de “Vamfield Alliance Limited“, en la misma dirección de la isla Tórtola. La empresa estuvo activa entre 2007 y enero de 2013. También envió su pasaporte a Mossack Fonseca. Este se dedica al sector inmobiliario y no ha contestado a la llamada de El Confidencial. Las gestiones las hizo Thomas Short, un noble británico afincado en España, especializado en crear sociedades con Mossack Fonseca.

Francis Franco, el padre de ambos, parece conocer algo más sobre las dos firmas, pero se niega a dar detalles: "Es un tema antiguo y todo está regularizado. Es perfectamente legal". Lo dice con la seguridad de todos los involucrados en Mossack Fonseca. No aclara si se acogieron a la amnistía fiscal, pero por las fechas es plausible, ya que las sociedades estaban activas aunque a nombre de un intermediario y los Franco toman la gestión poco antes de cerrarlas -coincidiendo con la amnistía fiscal del PP.

 Francis Franco, nacido en Madrid en 1954, es señor de Meirás (recuerdese el Pazo de Meiras de Galicia), es  Grande de España, marqués de Villaverde  y caballero de la orden de Malta. Aunque se licenció en Medicina, siempre se dedicó a los negocios. Fue durante un tiempo administrador de los bienes de la familia Franco.

Según el registro mercantil, figura en 29 sociedades. Entre ellas está la constructora Béjar 2001. Allí aparece también como apoderado su hijo Francisco de Asís, que fue director de “Malini Investments” en Islas Vírgenes Británicas. La constructora tiene su sede en la calle Hermanos Bécquer 8, última residencia de Carmen Polo, la viuda del dictador.

El libro 'Franco SA', publicado por Mariano Sánchez Soler en 2003, citaba ese edificio como una de las herencias del dictador, valorado en 1975 en 36 millones de pesetas de la época. Ha sido la casa familiar que mantuvieron con la democracia.

Sánchez Soler explica que Francis Franco "se ha dedicado sobre todo a la compra de inmuebles, a reformar edificios", y que durante una época gestionó negocios de la familia, como la finca de Valdefuentes, citada por Diasporaweb en reciente reportaje del pantano de Yesa. Los Franco recibieron dinero de esa finca, al sur de Madrid, con la recalificación y también con la expropiación para construir una autopista de peaje. Sánchez Soler añade que nadie ha investigado nunca el dinero de la familia Franco en el extranjero: "La pregunta del millón de dólares es qué paso con las propiedades y el dinero de los Franco en el extranjero, en Suiza, Miami y Filipinas". 'Los papeles de Panamá' no responden exactamente a esa pregunta, pero citan otro territorio -este más exótico- en la lista: las Islas Vírgenes Británicas.

Austeridad, honradez, trabajo... Cuenta la leyenda que durante 36 años hubo una lucecita en el despacho del palacio de El Pardo que nunca se apagaba. Francisco Franco, decían, trabajaba sin descanso hasta el amanecer.¡ Por el Imperio hacia Dios!!. no le importaba el dinero y era incorruptible. No tenía grandes vicios. Ni pequeños. Y el mito revisionista de la baja corrupción del franquismo comparada con la alta corrupción de la democracia fue fácil. ¿Es así? Una pregunta pertinente al haberse cumplido cuarenta años de la muerte del dictador y cuando la corrupción es el segundo problema del país según el CIS.

Las investigaciones centradas en la corrupción franquista escaseaban hasta hace pocos años, cuando llegaron los artículos del periodista Javier Otero y los libros del historiador Ángel Viñas ('La otra cara del Caudillo', 2015), éste  no del todo convincente pero curioso. La excepción que confirma la regla sobre la falta de investigadores tiene un nombre, Mariano Sánchez Soler (Alicante, 1954), escritor, periodista y autor de ensayos de referencia como ''Villaverde, fortuna y caída de la casa Franco' (1990), 'Ricos por la patria' (2002), 'Los Franco S.A.' (2003) y 'Los banqueros de Franco' (2005).

Cuando van a cumplirse 40 años de la muerte en cama de hospital el 20 de noviembre de 1975 de Francisco Franco, ha aparecido en el mercado un interesante libro que desvelaba y profundizaba en el entramado financiero-casi inédito- que colaboró con el régimen franquista el periodista alicantino. Una  editorial del grupo Anaya, publicó "Los banqueros de Franco", un trabajo de investigación periodística, que se había presentado en Alicante hace una década, y que completó los libros anteriores de Sánchez Soler sobre la cuestión, como "Ricos por la patria", que destapó las grandes fortunas del franquismo en España, o "Los Franco S.A.", basada en la ascensión, enriquecimiento y caída de la familia del dictador. Ahora el autor se detiene en en análisis de algunos de los banqueros que conspiraron contra la República y pagaron los gastos del golpe militar del 18 de julio de 1936. Algunos de ellos sufragaron las compras de armamento, los barcos, las operaciones con Italia y Alemania, incluso "seguros de vida" para los familiares de los golpistas. Desde el Dragon rapide, uno de los aviones más potente en la Guerra Civil, hasta la financiación directa del bando franquista a través de entramados internacionales.

Sánchez Soler se detiene en desvelar cómo a cambio de estas operaciones, en plena Guerra Civil, desde el cuartel general de Burgos, este grupo de personas obtuvieron el control del sector bancario, las claves de la economía y el monopolio del sector financiero. "Era el precio por la compra de aviones, transportes, armas para el ejército franquista a través de bancos en el extranjero", explica en el libro. Tras la victoria, Franco los nombró procuradores en Cortes, les concedió honores, medallas y títulos, algunos fueron ministros, pero "siempre fueron por encima de todo banqueros, y formaron parte del círculo íntimo de amistades del dictador", como fueron los March, Barrié, Fierro, Castell, Coca y los banqueros procuradores del Movimiento Nacional: Oriol, Carceller, Gamero, Ridruejo, Aguirre Gonzalo. Hasta configurar todos una oligarquía económica dentro del régimen.

La doble confusión del Generalísimo en su dieta y la dieta de su afán de lucro corrupto

“El mito de la austeridad de Franco se sostiene precisamente en una doble confusión. Por un lado, confundir las costumbres alimenticias de Franco con sus prácticas políticas concretas: el modo en que su familia se enriqueció. El otro error es creer que la falta de estudios sobre la corrupción franquista significa que no hubo tal corrupción ”, comenta Sánchez Soler a El Confidencial.

“Los Franco estaban convencidos de que su actividad era lícita e incontestable en un país sumiso como España”, escribió Sánchez Soler en 'Los Franco S.A'. Un convencimiento en su propia impunidad que no tenía nada de subjetivo: estaba amparado por la ley. “Durante el franquismo, las conductas de tráfico de influencias estaban totalmente aceptadas, e incluso institucionalizadas, en la actuación de las Administraciones Públicas”, asegura en un estudio José Muñoz Lorente, profesor de Derecho Penal de la Universidad Carlos III. En otras palabras: si el tráfico de influencias no era delito, ¿por qué iba a ser algo tan malo la corrupción? Y es de ese nivel de impunidad hablamos.

No es que la corrupción fuera importante durante el franquismo es que fue la corrupción la que salvó al franquismo en muchos momentos. En 'Los Franco S.A', Sánchez Soler cifró en medio centenar las empresas y sociedades anónimas "relacionadas, apadrinadas o presididas" por los miembros de la familia Franco. Según sus cálculos, el capital social escriturado del holding de la corte de El Pardo superaba los 100.000 millones de pesetas a la muerte del dictador. Al cambio actual y teniendo en cuenta la inflación, estaríamos hablando de 6.815 millones de euros.

Buena parte de ese dinero lo consiguieron gracias a la corrupción; es decir, con esa mezcla de tráfico de influencias, amiguismo y mordidas que acaba en malversación de caudales públicos. ¿Diferencias con la corrupción actual? Lo que ahora se hace en secreto para que no te pille un juez, antes se hacía a pecho descubierto. No es poca diferencia.

Puertas giratorias, ayer y hoy 'Los Franco S.A.'

Se ha escrito mucho en los últimos tiempos sobre las puertas giratorias de la democracia. O cómo los ex ministros se apoltronan en los consejos de administración de las grandes empresas del IBEX35. Una práctica tan cuestionable como poco novedosa: las puertas giratorias giraban a tal velocidad durante el franquismo que era casi imposible diferenciar los intereses privados del servicio público. O cuando las puertas estaban abiertas o cerradas

.

El mito del tardofranquismo habla de un régimen regenerado a golpe de tecnocracia en los años sesenta, imagen idílica que casa mal con los demoledores datos sobre puertas giratorias aportados por Amando de Miguel en 'Sociología del franquismo' (1975). Entre 1961 y 1974, el 77% de los ministros y antiguos ministros del franquismo ocuparon cargos en los consejos de administración de las grandes empresas públicas y privadas: de los 83 ministros vivos, 64 habían pasado por la puerta giratoria; y algunos de ellos, ¡tachán!, siguieron siendo todavía ministros de hecho por las empresas que presiden.(¿Quién dijo Ley de Incompatibilidades?). ¿Quién dijo cambio?

“En el capital financiero español del franquismo, el aparato del Estado, la empresa privada y la pública constituían los vértices del mismo poder, sin fisuras, tan unidos como la Iglesia y el Estado… Como una mancha de aceite, la familia Franco llevó su poder intervencionista a todas las estancias del mundo financiero español. Las 'doscientas familias' que dominaban la economía española supieron sentar en sus consejos de administración a ministros, altos cargos del Movimiento, falangistas de la primera hora y adeptos al caudillaje personal del general Franco”, concluía Sánchez Soler en 'Los Franco S.A.'.

Por primera vez Carmen Franco Polo —hija de Francisco Franco y de Carmen Polo— ha concedido, en exclusiva, una larga entrevista sobre su padre a los historiadores Jesús Palacios y Stanley G. Payne. Este libro es el resultado: una visión única e íntima de una de las personas más cercanas al dictador, su hija. Es el relato de la vida privada y la pública del hombre que rigió los destinos de España durante casi cuarenta años. 

«Mi padre se fue a Bordighera y a la mitad de la entrevista le dijo: “Pero Duce, si a usted, en este momento, le dan a elegir entrar en guerra o no, ¿a que no entraría?” Y el otro se rió y dijo: “puede ser”». 

Sobre el entonces Príncipe de España: «Era un chiquillo muy despierto, muy responsable. Mi padre siempre lo miró con muy buenos ojos, estaba encantado con él». 

Panamá ha suministrado sólo un nombre pero no hace falta buscar mucho para encontrarlos a cientos

«El día de la Plaza de Oriente lloró, y el día de la muerte de Carrero también». 

Jesús Palacios y Stanley G. Payne se han apoyado en esta entrevista con Carmen Franco para trazar una completa biografía de su padre, la más personal de cuantas se han publicado.

El hermanísimo

Otro de los grandes mitos de la época es que los verdaderos corruptos del régimen no fueron los Franco, sino los Martínez-Bordiú, o cómo la familia política del Caudillo que mangoneó todo lo que pudo ante la impotencia del dictador. “No es que Franco hiciera la vista gorda a los negocios de sus familiares, que la hacía, es que maniobró para impedir que algunos de ellos fueran investigados y juzgados, lo que da idea de su conocimiento de los negocios del clan”, razona Sánchez Soler.

Son tantos los trapicheos de los Franco durante la dictadura que no es fácil resumirlos en un artículo, pero ahí van unos cuantos que basculan entre lo fino y lo grueso. La corte de los milagros.

Acabada la Guerra Civil, Pilar Franco, hermana del dictador, era una simple pensionista que ganaba 38 duros mensuales en concepto de viudedad, lo que no fue óbice para que en dos décadas lograra comprar una “residencia valorada en doce millones de pesetas; un piso para cada uno de sus diez hijos, una 'finquita' en Coruña y 'algunos títulos' en acciones bursátiles”, según enumera Sánchez Soler en su obra. ¿Ejemplo de la buena suerte en los negocios de doña Pilar? En 1957, su apoderado y ahijado le habló de la existencia de una fantasmagórica y enorme finca madrileña que bien podía ser inscrita a su nombre. Y lo hicieron. La finca, situada en la calle Antonio Casero y con 200.000 metros cuadrados, era en realidad propiedad del Banco Central, de Dragados y Construcciones(una de las constructoras de muchos embalses en los que los Franco tenían intereses) y de varios particulares, detalle sin importancia, por lo visto, para los familiares del Caudillo. El escándalo fue tan gordo que acabó en los tribunales. ¿El resultado? Pilar Franco acabó siendo indemnizada millonariamente por el Estado franquista por la expropiación del terreno. Superen eso.

Sobre la muerte del General Franco poco que decir (acompaño enlace de este blog al final del párrafo). Cambiaron una momia por otra en la figura de Arias Navarro que se resistía a soltar la silla (señalar que hasta 1979, legalmente era suya). En la escena política de España y entre bambalinas hay un guionista que para nada tiene ansias de mandar sino de mandar a los que mandan. Este señor a quien y en esencia le debemos TODO se llamaba Torcuato Fernández Miranda a la sazón asturiano de bien. Desmontó por completo el franquismo ley por ley y obligó al Rey (fue profesor de Derecho del Rey) a destituir a la momia (Arias) y colocar al "puedo prometer y prometo" Adolfo Suárez o Supersuárez. Era la "transacción" española. En 1975 había una inflación del 20%, 70.000 millones de pesetas abandonaron España y había un paro del 6%. España era desarrollista, pero no estaba desarrollada.

Franco permitió los negocios de sus familiares y maniobró para que no fueran investigados.

El hermano del dictador, Nicolás Franco, estaba en varios consejos de administración; incluido el de Refinerías de Aceites y Grasas (REACE), que en los últimos años del franquismo se vio envuelto en “uno de los principales hitos delictivo de la historia judicial española”. Fue el caso REACE, o la misteriosa desaparición de 4 millones de litros de aceite de oliva de la oficialista Comisaría de Abastecimientos y Transportes depositados en los tanques de REACE.

Aunque el caso fue juzgado en 1974, el 'hermanísimo' se libró de pisar los tribunales, Nicolás apenas fue molestado durante las cuatro jornadas de juicio. No así sus socios de REACE, algunos de los cuales murieron en circunstancias sospechosas durante el proceso. Los intentos del abogado José María Gil-Robles, antiguo dirigente del derechista CEDA y viejo conocido del Caudillo, de llevar a declarar al hermano de Franco resultaron inútiles. Cada vez que trataba, el presidente del Tribunal cortaba de cuajo cualquier alusión a su nombre, cualquier referencia a tan ilustre apellido”, escribe Sánchez Soler.

Nicolás Franco recurrió a una “treta” tan “grotesca” como clásica para no comparecer en los juzgados: hacerse el enfermo/amnésico. Gil-Roblés llegó a mostrar al tribunal una foto del 'Hola' de esa semana en la que aparecía el amnésico... de parranda y en aparente plenitud de facultades. “Afortunadamente -dijo el letrado-, según prueba documental que adjuntamos, la recuperación de don Nicolás Franco ha sido rápida y ya hace vida ordinaria en el orden social. Si, por nuestra condición de cristianos, la noticia nos llena de gozo, nuestra condición de juristas nos obliga a insistir en su presencia aquí”, alegó un sarcástico Gil-Robles... en vano.

Nicolás Franco era tan innombrable como intocable, como comprobó en sus propias carnes el banquero Ramón de Rato, padre de Rodrigo Rato. El fundador del Banco de Siero era un hombre muy bien relacionado con el Régimen, aunque no tanto como para lograr que la familia del Caudillo pagara sus deudas: en 1967 ejecutó un crédito de 4, 8 millones de pesetas a Nicolás Franco, cuyos bienes fueron embargados. Pero poco después fue el Banco de Siero fue el embargado, con Ramón de Rato detenido por evasión fiscal.

Atentos a la resolución del asunto narrada en 'Los Franco S.A': “No tardó en comprender Ramón de Rato que procesar a Nicolás Franco por el impago de una letra había sido el mayor error de su vida. Y se dio por vencido; retiró la denuncia y envió la susodicha letra a Nicolás Franco, junto a una carta de disculpa en la que le indicaba que pagara la letra cuando y como quisiera. La respuesta de Nicolás fue contundente: 'Todos los españoles deben gratitud a mi familia . No pagaré la letra ni ahora ni nunca. Al hermano del Caudillo de España no se le molesta por cuatro millones ochocientas mil miserables pesetas'”. Amén.

Cristóbal Martínez-Bordiú, Marques de Villaverde, el "yernísimo". se casó con la única hija de Franco (María del Carmen Franco y Polo) en 1950. A Martínez-Bordiú no le fue precisa y económicamente  mal con su matrimonio. En las siguientes tres décadas, formó parte de los consejos de administración de 27 empresas cuyos capitales sociales, según Sánchez Soler, sumaban más de cuatro mil millones de pesetas. “Todas las sociedades anónimas que contaron con la presencia del marqués vieron aumentar  sus capitales y crecer las  ganancias”, escribe el periodista.

En 1954: el escándalo de las motos “Vespa”: en este caso fue el yernísimo del  dictador, el doctor Cristóbal Martínez Bordiú, el que robó a manos llenas con la importación de las vespas. En otro orden de cosas es conveniente que se sepa que el  yernísimo figuraba en 27 consejos de administración públicos y privados, ocupaba 8 puestos en la Sanidad Pública y los distintos miembros de la familia Franco figuraban como miembros de los consejos de administración de 150 empresas.

Aunque los negocios le iban viento en popa, Cristóbal, popularmente conocido por varios apodos.alguno ligado a a mdicina, o por su parentesco con Franco, lo mismo que Ramón Serrano Suñer había sido el “cuñadísmo“, no desperdició su título de médico desde el lado pecuniario, hasta el punto de cobrar más de dos millones de pesetas mensuales como galeno durante 25 años, un sueldo superior al que recibía su suegro como jefe del Estado. ¿Cómo era posible? Muy sencillo: Martínez-Bordiú llegó a ocupar ocho altos cargos médicos simultáneamente, en lo que podría pasar por un chiste lo de 'La escopeta nacional', de no ser porque era cierto. Sus hazañas como galeno llenarían una biblioteca.

Para hacernos una idea del nivel de penetración empresarial de la familia Franco bastaría con analizar el caso de Construcciones y Contratas (CC), fundada por el ingeniero alemán Ernesto Koplowitz, que en 1962 murió en un accidente sin testamento y con hijos sin reconocer. La familia Franco jugó un papel clave en la lucha por su fortuna -dos mil millones de pesetas-, con Cristóbal Martínez-Bordiú colocado en el consejo de administración, desde donde ayudó a “cimentar la gran fortuna de las no tan niñas Esther y Alicia Koplowitz, que sonaron tanto antes que la Cospedal como cuenta Sánchez Soler en 'Los Franco S.A'., donde califica a Construcciones y Contratas(CC) como un “juguete en manos del clan de El Pardo”.

El nivel de impunidad, no obstante, se mide a veces mejor en la microtrama costumbrista que en la macro trama empresarial. Mariola Martínez Bordiú, una de las hijas del matrimonio entre Cristóbal y María del Carmen (Carmencita), se casó en la capilla de El Pardo en 1974. Nueve años después, al salir a la luz las deudas de Viajes Marsans, dependiente del Instituto Nacional de Industria (INI), se supo que fue el Estado y no Mariola quien pagó las 700.000 pesetas que costó su viajes de bodas. Y eso que Mariola ha pasado a la historia como la nieta tímida y niña discreta del Generalísimo.

“Lo que no cuenta el mito de ese  desarrollismo es que el franquismo sobrevivió esos años gracias a la corrupción, al reparto entre los suyos del dinero generado por el boom económico. No es que la corrupción fuera importante durante el franquismo, es que la corrupción salvó al franquismo en muchos momentos”, cuenta Sánchez Soler a este periódico.

El historiador y periodista Ramón Garriga, autor de 'La saga de los Franco', lo explicó así: “Franco cultivaba la corrupción como norma política, partiendo del principio de que quienes colaboraban con el Régimen serían fieles mientras los asuntos del bolsillo marcharan viento en popa”.

“No queremos la vida fácil y cómoda; queremos la vida dura, la vida difícil, la vida de los pueblos viriles”, exclamó Franco el 17 de julio de 1939. Ahora sustituyan vida dura por vidorra fácil y tendrán una idea más ajustada a la realidad de lo que fue el franquismo para el clan Franco. Austeridad, el musical. Pero, después...

Otro paraiso fiscal en pleno Madrid

Las cuentas no cuadran. Y nadie lo puede investigar. El artículo 56 de la Constitución establece que “la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Incluso tras el nombramiento de un interventor de las cuentas reales en 2007, la Casa Real afirmaba que era “una decisión administrativa y burocrática adoptada por el rey para mejorar el funcionamiento interno de la institución, no tiene más trascendencia“.

“La Casa Real actúa como un verdadero paraíso fiscal, es un paraiso fiscal.En palacio, se interpreta la disposición libre del presupuesto, como que no tienen que dar explicaciones a nadie”, denuncia . La falta de control por parte, incluso, de los propios organismos públicos, fue denunciado una vez ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo por Esquerra Republicana de Catalunya.

Recientemente, Gaspar Llamazares  tenía que ampliar una pregunta al Gobierno sobre si podía dar “garantías a todas las instituciones del Estadode que ningún recurso de la familia real esté en paraísos fiscales”. No era la primera vez que denuncias similares se hacían públicas. Patricia Sverlo recogía en ‘Un rey golpe a golpe’ (Ardi Beltza, 2000) que tanto él como su familia tienen ahorrados 6.000 millones de pesetas en bancos suizos, por “si las cosas se tuercen en el Estado”.

Los escándalos económicos han salpicado en numerosas ocasiones a Juan Carlos de Borbón. Y han servido como indicios de los negocios en que podría estar involucrado. Durante los gobiernos de Felipe González, varios casos de corrupción fueron protagonizados por empresarios y personas de su máxima confianza: Javier de la Rosa, Manuel Prado de Colón y Carvajal, José María Ruiz Mateos o Mario Conde pisaron en varias ocasiones los tribunales. Una situación que vuelve a estar presente con la publicación en septiembre del libro de Conde, Memorias de un preso, donde relata los intentos del rey por frenar la intervención de Banesto y su posterior enjuiciamiento.

A ellos se suman nuevos episodios, aunque toquen más de cerca a su sucesor. A primeros de agosto era detenido Pepote Ballester por el escándalo del Palma Arena; y Telma Ortiz, hermana de la princesa Letizia, era nombrada ‘a dedo’ subdirectora de Proyectos del Departamento de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona (PSC e ICV).

Humildes comienzos

Dicen que desde su designación como heredero de Franco, el rey no ha dejado de incrementar su fortuna privada. Siempre se recuerdan los problemas económicos que tuvo su familia tras el exilio de Alfonso XIII, etc... Pero todo cambió desde que Luis Valls Taberner (Banco Popular) empezara a administrar una “suscripción popular” para aportar liquidez con el apoyo de otros banqueros, muchos nobles y empresarios franquistas.

Posteriormente recogería el testigo José María Ruiz Mateos. Un hecho que utilizó para intentar protegerse de la Justicia cuando Rumasa le fue expropiada. Entonces denunció haber entregado mil millones de pesetas al monarca. La fortuna de Juan Carlos de Borbón y su familia ha continuado aumentando. Y de forma ‘discreta’. ¿Hasta cuánto? No lo sabemos, pero la cifra de 1.790 millones “nunca ha sido desmentida por La Zarzuela”, según se recogía en un escrito del coronel Amadeo Martínez Inglés al Parlamento en 2008, quien un año antes había publicado ‘Juan Carlos I, el último Borbón. Las mentiras de la monarquía española

1. Jackie Chan, actor. 2. Bachar al Asad, dictador de Siria. 3. Diego Forlán, futbolista. 4. Salman bin Abdullaziz, rey de Arabia Saudí. 5. Petro Poroshenko, presidente de Ucrania. 6. Dominique Strauss-Kahn, exdirector del FMI. 7. Xi Jinping, presidente de China. 8. Michel Platini, presidente de la UEFA y ex-internacional de Francia 9. Vladimir Putin, presidente de Rusia. 10. Demetrio Carceller Coll, empresario. 11. Àlex Crivillé, expiloto de motociclismo. 12. José Luis Núñez, expresidente del FC Barcelona. 13. Juan José Francoy su hermano Francisco, bisnietos del general Francisco Franco. 14. Lionel Messi, futbolista. 15. Marina Ruiz-Picasso, nieta de Pablo Picasso. 16. Oleguer Pujol, empresario, hijo de Jordi. 17. Micaela Domecq, esposa de Miguel Arias Cañete. 18. Francisco Paesa, exespía. 19. Imanol Arias, actor. 20. Familia Thyssen-Bornemisza. 21. Pilar de Borbón, infanta de España. 22. Mario Vargas Llosa, escritor. 23. Pedro Almodóvar, cineasta. 24. Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid. 25. Mauricio Macri, presidente de Argentina. 26. David Cameron, primer ministro del Reino Unido. 27. David Gunnlaugsson, ex primer ministro de Islandia.A ellos se han añadido, Bertín Osborne y el ministro de Industria del PP, Soria. Si son o no culpables de algún delito pronto se sabrá.Por ahora gozan del beneficio de la duda.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1433 noticias)
Visitas:
6419
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.