Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Gadaffi y el doble discurso de Corea del Norte, Moscú y París, el fin era asesinarlo

03/10/2018 13:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La llegada de Reagan al poder supuso un parón tanto por la investigación interna que lanzó como por hacer extensible el embargo

La Tecla Fértil

 

En 1973 Gadafi apoyaba a la OLP de Yasser Arafat, al Frente de Liberación Palestina de Georges Habache y a la Unión de Estudiantes Palestinos cuando crearon en la misma Trípoli el comando Venganza y Castigo (Al Wicab). Este fue el comando que derribó con un cohete norteamericano un avión de la compañía Pan American desde la terraza del aeropuerto de Fiumicino, el 17 de diciembre de 1973, en Roma. El éxito llevó a Gadafi a instalar los comandos Al Wicab en Madrid, París, Bruselas, Zurich y Bonn. El Palacio del Pueblo de Trípoli se convirtió en el centro neurálgico de las Brigadas Internacionales del Terrorismo.

La llegada de Reagan al poder supuso un parón tanto por la investigación interna que lanzó como por hacer extensible el embargo a todos los miembros de la OTAN. Pero en la Guerra Fría Gadafi no tuvo problema para tomar el camino de Moscú. “A finales de 1981, un contrato firmado por Gadafi en Moscú preveía el envío a Libia de 400 aviones de combate, 10.000 blindados y 90 lanzamisiles… 5.000 consejeros militares rusos, la mayor parte de los cuales había servido en Egipto… 300 especialistas checos… y 250 pilotos norcoreanos, la ayuda soviética sería enteramente controlada por la Embajada de la URSS en Lusaka (Zambia), concretamente por Vassili Solotovnikol, delegado del Soviet Supremo para todas las operaciones de subversión marxista de África. Muchas de las operaciones de Gadafi tuvieron como sede la isla de Malta que, gracias a la generosidad Libia, permitía las entregas de material para operaciones especiales que hacía Corea del Norte, vía marítima a Trípoli o las entregas aéreas rusas que terminaban en los arsenales de todos los grupos terroristas de Europa. IRA, ETA, Brigadas Rojas.

En agosto de 1978 se supo tras la deserción del Embajador libio en Jordania que Gadafi había preparado un atentado para asesinar al Rey Hussein de Jordania disparando misiles SAM contra el avión real cuando despegara del aeropuerto de Amman y, si fallaba, cuando aterrizase en el aeropuerto de Aqaba. Por este periodo comenzó también su intento por desarrollar la bomba atómica.

En Irán hubo un atentado contra el Sha de Irán con la ayuda de Moscú.

El 1 de febrero de 1979 salió un avión que llevaba al ayatollah Jomeini a Teherán. La nueva República Islámica, como todas las revoluciones, pronto manifestará su afán por exportar su ideología. Mediante la distribución de propaganda, libros, revistas y folletos impresos en Teherán, inundaron los países árabes y también Francia donde había una fuerte presencia chií. Aunque tampoco podemos olvidar la acción de los Centros Islámicos en Múnich o Viena tanto como las Embajadas iraníes en el mundo. Estas últimas se dedicaron a reclutar a jóvenes, pasadaranes, para neutralizar a los enemigos del nuevo régimen allí donde se encuentren. No es de extrañar que en 1980 en Estrasburgo se produjeran las primeras asociaciones entre iraníes y turcos. También que el Centro Islámico de Múnich estaba subordinado a los Hermanos Musulmanes. En Alsacia los estudiantes islámicos viraron hacia el ejemplo chií que se contagió a los centros de Montpellier y Toulouse. Más tarde llegó a Niza. Entre medias la Embajada iraní en París repartía un millón de dólares al mes para este desarrollo ideológico que no tardó en llegar a Rennes, Reims, Lyon, Annecy, Annemasse o Villefranche-sur-Saône.

Las mezquitas donde acudían los trabajadores árabes inmigrados se convertirían, por la gracia de Jomeini, en la segunda puerta de entrada en suelo francés. En este contexto, “la propaganda iraní circula clandestinamente, se dedica a una violenta crítica del gobierno socialista francés, atacando tanto a la política social, económica y financiera del presidente de la República como a su política internacional prosionista y antiárabe, el inmediato resultado de esta propaganda se traducirá en la participación masiva y las intransigentes reivindicaciones de los trabajadores islámicos en las huelgas que afectarán, este año, a las fábricas Renault, Citröen o Talbot. Un poco más tarde se asistirá al sorprendente espectáculo de obreros musulmanes que sustituyen los eslóganes habituales de los huelguistas por versículos religiosos, mientras las banderas del islam reemplazan a las de la CGT. ¿Guerra de religión?

. Al conocido ayatolá se le unió, poco después, el jefe de los comandos Jomeini que además de ser el número 3 de la Revolución era el responsable de todas las operaciones suicidas. Mohamed Khonika, que sólo se movía para ocasiones especiales, provocó el recelo de los Servicios franceses con sus continuos viajes al Berlín comunista. Y con toda razón. El sábado 31 de diciembre de 1983 los atentados en el tren Marsella-París y en la estación de Saint-Charles de Marsella provocaron 5 muertos y 53 heridos. Como posdata, el 4 de enero de 1984, asesinaron al antiguo gobernador de Teherán y a su hermano. En abril de 1984 tuvieron lugar los graves acontecimientos de la toma de la Meca. Fue organizado en un apartamento de Seine-Saint-Denis que servía de vivienda a un saudita reclutado por Irán. Aunque también tenía conexiones en Múnich. A todo esto, hubo una explosión que sacudió la Embajada de Irak. Visto el panorama que presentaba Francia es comprensible que los Hermanos Musulmanes, muy entusiasmados por el ejemplo iraní, comenzaran a trasladarse de la Alemania Federal a Francia. Esta organización asesinó a Sadat, lo intentó contra el presidente sirio Hafer El Assad y lo consiguieron con el General sirio Fayard Chafik en 1982. Está claro que el papel que había tenido el FLN argelino en Francia era ahora la misión de Teherán. “¿Con qué fin? Naturalmente el de desestabilizar Occidente. ¿Cómo puede dejar de tomarse en serio la contestación de un ayatollah a las preguntas de un periodista, hecho ocurrido recientemente?:

Casualidades de la vida era la misma época en la cual el ayatollah Azari Ghomi, el ángel de la muerte,

La destabilización de Occidente, es un juego de la misma izquierda que utiliza al Medio Oriente como excusa terrorista y Gadafi lo interpreto muy tarde, cuando fue olvidado por el mismo Moscú, China y Corea del Norte. Lo que indica que la izquierda es un juego de palabras y significa opresión a los pueblos, allí, tenemos a Daniel Ortega y Maduro en Venezuela, no siguen una ideología o línea de mando, una confusión total.

¡Al menos no tendrán ustedes la intención de crear una república islámica en Francia!. Todo es posible…

 

Como veremos, la Revolución Verde no repara en gastos. Y para los iraníes más duros nada es imposible: ¿armas químicas con fines terroristas? En todo caso ésta fue la amenaza que el ayatollah Hasheni Rafsanjani dirigió a los países occidentales que, como Francia; apoyan a Irak. Estas armas, las mismas que atacan a nuestros combatientes, podrían ser utilizadas contra las poblaciones civiles por los terroristas, precisó desde Teherán

La izquierda sigue su juego y, en Colombia, como Venezuela caen los guerrilleros y chavistas, sin que la izquierda alce su voz de protesta, solo a los dirigentes progresistas del Continente Latino les interesa que piensan los persas y turcos, un recordatorio a lo sucedido en Libia y a Irak. Antaño, Los países soviéticos tenían representantes de sus Servicios de Inteligencia en los campos de entrenamiento terroristas del mundo árabe en secreto o mediante tratados de cooperación militar como ocurrió en Siria. Pero, porque fracasan en Siria y hacen doble faz, como en Palestina, ¿quién levanto esta pólvora?

Donal Trump y EEUU, no caerá en el juego sucio en Venezuela y Argentina o, Brasil. Los musulmanes acondicionan el piso de nuestras tierras para crear convulsiones sociales, de ninguna manera será EEUU. La hambruna, inflación y devaluaciones monetarias es una estratagema de los árabes y todo su mundo, como el cuento de Ali Baba y sus cuarenta forajidos. Es el momento de despertar.

Es una lástima que Noam Chomsky, caiga en el sucio terreno de una izquierda que desea llenar de pólvora todo un Continente para darle un pase halagador a China y ser esclavizados por ellos.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1183 noticias)
Visitas:
3676
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.