Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nesher escriba una noticia?

Gary Dourdan y el final que le provocó una vida de adicciones.

27/08/2014 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Mirad por vosotros, que vuestros corazones no estén cargados de glotonería, de embriaguez y de las preocupaciones de esta vida, y que aquel día venga sobre vosotros de repente como una trampa;" Lucas 21:4image

La vida del actor norteamericano Gary Dourdan ha dado un giro radical en la última década. En el año 2000 comenzaba su andadura en una de las series más exitosas de Estados Unidos: «CSI Las Vegas». Durante ocho años fue el detective Warrick Brown de la producción televisiva. Sin embargo, sus vicios y el mal camino escogido le obligaron a abandonar los rodajes.

Concretamente se dedicó a gastarse el dinero el alcohol y drogas, dos adicciones que acabaron con su carrera profesional y que ahora le han llevado a la más completa de las ruinas. Gary, que ha sido detenido en varias ocasiones por posesión de sustancias prohibidas, asegura que tiene que sobrevivir con 300 euros mensuales.

Y eso que, según él mismo ha confesado a los medios de comunicación norteamericanos, sus ingresos mensuales rondan los 15.000 euros, pero la hipoteca de su casa y sus adicciones se llevan casi la totalidad de un dinero que solo le sirve para seguir la senda de la autoddestrucción.

Bueno, parece que el papel en la serie CSI no lo hizo entender de que los errores se pagan y de ser un galán de Hollywood pasa a ser un despojo humano. Basta comparar la imagen que lo muestra en los tiempos que hacía suspirar a muchas mujeres con la foto que lo muestra en sus días actuales y sacar las conclusiones que demuestran el mal que hace la vida de las drogas.

image

ESTADÍSTICAS

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos , durante 2006 el mal uso o abuso de drogas (cocaína, heroína, y metanfetamina) alcanzó a casi un millón cuatrocientos mil casos de atenciones de emergencia a través del país. El uso excesivo de alcohol fue el causante de más de 100.000 muertes.

El Centro Nacional sobre Adicción y Abuso de Sustancias informó que los jóvenes que beben están 50 veces más propensos a usar cocaína. Aun más, 14 millones de estadounidenses se encontraron con criterios de diagnóstico de desórdenes por uso de alcohol.

El uso de drogas, alcohol, y tabaco entre los jóvenes ha crecido dramáticamente desde 1985. Se estima que un tercio de todos los que se han graduado de sus 12 años de estudios consumen alcohol semanalmente. El abuso de sustancias va en aumento, especialmente entre los jóvenes.

SE NECESITA UNA PERSPECTIVA PASTORAL CORRECTA.

image Si los ministros que están leyendo esta bitácora pertenecen a ese grupo que toma literalmente lo expresado en La Biblia, deberán reconocer que las adicciones son fortalezas que brotan de las obras de la carne. Son problemas espirituales que se manifiestan en la carne. En el alcoholismo, las definiciones médicas corrientes declaran que la etiología (origen) de la adicción al alcohol es una predisposición genética. Así, los alcohólicos son víctimas de su propio ADN, según la ciencia sostiene. Si los pastores deciden aceptar esto, estarán aceptando que el alcoholismo es una enfermedad terminal ? la persona es y siempre será un alcohólico.

La Biblia adopta una posición diferente. La embriaguez es un pecado y una obra de la carne (Gálatas 5:21). Los pastores necesitan aceptar la definición bíblica de una adicción y crear ministerios en la iglesia para ayudar a la transformación de los adictos.

Para recibir limpieza, uno debe pedir perdón (1 Juan 1:9). Si los pastores aceptan el modelo médico, entonces deben adoptar el manejo del pecado. Una adicción no es como la diabetes. No es sensato aceptar el modelo médico de una adicción y desechar la definición bíblica del pecado. Debemos creer que podemos ser más que vencedores.

Nuestro Eterno Dios desea que seamos vencedores y victoriosos sobre el pecado y las fortalezas. La mayoría de los pastores ha encontrado gente que tiene cosas que controlan su vida. Nuestra función es la de darles guía y consejo espiritual sobre cómo usar su experiencia para ayudar a otros a vencer.

Debemos leer su Palabra para comprender cada detalle de Su Instrucción (Torah) y permitir que el Espíritu de Dios ministre y lleve a cabo su obra por medio de nosotros cuando usamos nuestro conocimiento de lo que anteriormente nos separaba de Él. Dios usará nuestra historia, con frecuencia una historia trágica, invadida por el pecado y fortalezas, para llevar a otros a la protección de su divino poder y de su amor. Todo para su gloria y propósito.

"La Marihuana sirve como trampolín para otro tipo de drogas"


Sobre esta noticia

Autor:
Nesher (1079 noticias)
Fuente:
davidnesher.blogspot.com
Visitas:
7582
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.