Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marinasa escriba una noticia?

Globalización y destrucción

21/12/2016 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

España está cambiando y nosotros con ella

 

    La semana pasada me encontré con gran ironía  sentada en un italiano, en el barrio mexicano de Madrid  comiendo comida precocinada americana. Ante tal idea no pude evitar sonreirme y desconsolarme al mismo tiempo al mirar mi reflejo en el cristal del establecimeinto que se alternaba con la cara de un mendigo  que se encontraba en la otra acera.

   La tortilla, la bandera, la plaza del pueblo y el asta aparecían alternativamente en mis retinas como el flasback de una noche excesiva… el gran exceso de la larga noche de juerga que España subsiste desde hace años...

   Pero la realidad  es que España ya no es tan España. En realidad, ningún lugar sigue siendo  ese lugar que era. España ya no es tango, también es bachata y  rumba. España ya no es tortilla y  paella ahora también es crepes, tacos y arroz tres delicidas. España ya no es sólo juerga y borrachera, ahora también  es resignacion y reticencia.

Nuestro mundo se torna superfluo y efímero

   Ahora España es muchas cosas, el mundo es muchas cosas y la Torre Eiffel está a nuestro alcance,  los textos de Platón a nuestra disposición y el improperio que un político suelta en la otra parte del mundo es nuestro, lo acaparamos, lo asumimos y sobretodo lo juzgamos. Todo es de todos y nada es de nadie, nuestra intimidad es un bien público y nuestra libertad una utopìa.

   Sin embargo, algo prevalece, porque España es folclore, bachata, rugby, olimpiadas y kebab pero España sobre todo es bocadillo de nocilla, padres agobiados por hacienda, estudiantes que a veces son frustrados y otras veces frustran, ropa llena de parches, cara de indefensión y desconcierto  y sobre todo, ahora más que nunca,  España es ese mendigo que ni folklore, ni bachata, ni tortilla, solo asta.

   Nuestro mundo se torna superfluo y efímero.  De pronto, se despleiga incomensurable y abusivo y esa es nuestra gran frustación, no podemos abarcarlo así que permanecemos inmóviles ante un noticiario en estrepitosa decadencia que nos hace sobrecoger las piernas en el asiento, cerrar los ojos momentáneamente y decirnos a nosotros mismos en suspiros: `` Hoy no he sido yo´´. Pero el mendigo sigue en la calle y mañana podrías ser tú.

España ya no es tan España


Sobre esta noticia

Autor:
Marinasa (4 noticias)
Visitas:
1287
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.