Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Gobernando Zapatero, 31-08-2006/ Imanes y conversiones

31/08/2014 04:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los dos periodistas estadounidenses de la cadena Fox que habían sido secuestrados en Palestina salvaron su vida convirtiéndose obligatoriamente al islam ante las cámaras de televisión. Quedaron marcados para siempre: si apostatan serán condenados a muerte, y cualquier musulmán piadoso debería asesinarlos. Posguerra española. Poco antes de 1950. Siendo un niño, este cronista fue secuestrado por unas damas de Acción Católica y bautizado a la fuerza en una fuente pública para enmendar la herejía de sus padres, que no lo habían sometido al beatífico trámite. El párroco, a pesar de que era un obtuso nacionalcatólico, declaró la invalidez de la ceremonia y les impuso como penitencia rezos y generosas limosnas para la Iglesia. Eran tiempos inspirados en la doctrina del cardenal Gomá, tarraconense Primado de España y apologeta de la Hispanidad que había conseguido en Roma la declaración de Cruzada y la bendición papal para la guerra de Franco, y que levantaba entusiasmado el brazo derecho para saludar como buen fascista. Aún así, aquella España negra y terrible era liberal comparada con el yihadismo islamista que está despertando ante nosotros, y que tanta simpatía le inspira a una izquierda que apoya las peores y más horripilantes formas de teocracia. Nueva izquierda-extremaderecha que por odio al occidente racionalista denuncia permanentemente el judeocristianismo, al que quiere exterminar porque es el origen del racional-liberalismo. Imagínese usted millares de fanáticos cardenales Gomá, de imanes y ayatolás mil veces más obtusos, nazis y fascistas que aquellas beatas y su cura, vigilándolo y condenándolo todo. Regulando la vida y los pensamientos de cada uno, como las peores sectas destructivas, ordenando el degüello, la horca, la lapidación, al linchamiento de cualquier heterodoxo. Recordarlo no es islamofobia: ante el silencio de los musulmanes moderados, es alertar con la experiencia y el conocimiento.

via Cronicasbarbaras.blogs.com


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
597
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.