Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

No, los gobiernos autoritarios no superan a las «sociedades abiertas» en una crisis

18/03/2020 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageHay algunos llamamientos muy inquietantes a favor de «soluciones» rápidas tras la información sobre la forma en que los países han manejado y no han manejado COVID19. No se trata de cuán contagioso o peligroso es el virus en realidad, lo cual no es mi especialidad, sino el típico y peligroso malentendido de la supuesta eficiencia de la jerarquía y, por lo tanto, de la eficacia de las sociedades de control, los gobiernos autoritarios y los regímenes dictatoriales.

En pocas palabras, la afirmación es que China «lo manejó bien», fue capaz de hacer algo actuando rápida y enérgicamente y, por implicación, que las sociedades abiertas son impotentes ante las amenazas y fundamentalmente frágiles. Pero esto es exactamente erróneo. Esta idea errónea surge de un malentendido común pero fundamental sobre la organización social (como la sociedad, los mercados, etc.). Y, lo que es interesante, es planteada por personas que definitivamente deberían saber más, incluyendo influyentes inversores y empresarios de Silicon Valley.

Hay cierta verdad limitada en el argumento de que un poder centralizado puede actuar más rápido y con más fuerza (es decir, de manera brutal y sin respeto por los individuos o grupos de personas), pero se basa en supuestos embarazosamente ignorantes. Para ser cierto, requiere que el régimen, los que están en el poder, tengan la información correcta y actúen en el mejor interés de la sociedad. No se trata simplemente de suposiciones exageradas, sino que en realidad nunca son verdaderas.

No especularé sobre si esto viene del mito de que el Rey es un déspota iluminado, incluso nombrado por un dios, que nos han dicho durante siglos los que se benefician de tal mentira. Lo que importa es que mientras la jerarquía puede actuar rápidamente, siempre actúa con la información equivocada. Y, desde el punto de vista de la sociedad en general, actúa con objetivos equivocados, anteponiendo la voluntad de los dirigentes a la de la gente en general. En una jerarquía de control como la de China, la información precisa no fluye libremente y ciertamente no hacia arriba a los responsables de la toma de decisiones.

Lo mismo ocurre, aunque con menos presiones, en cualquier burocracia gubernamental (y corporativa).

Los bits y piezas de información local tampoco se juntan y condensan adecuadamente. Nadie en tales jerarquías tiene un incentivo para hacer «lo correcto», especialmente para la gente común. El incentivo es vigilar sus propias espaldas. Como en todas las burocracias, especialmente la política, la prioridad número uno es evitar ser atrapado con la responsabilidad de algo que sale mal. Mantén la cabeza baja y sigue las reglas; asegúrate de que los superiores están satisfechos, en cualquier terreno, y mantén a tus súbditos bajo control. Si no juegas seguro, serás sacrificado en la hoguera si algo sale mal.

Más sobre

Quienes piden una acción rápida, y señalan a la cuarentena de ciudades multimillonarias de China como una «receta de éxito» para detener el contagio deben creer que la jerarquía transmite adecuadamente la información correcta y filtra la irrelevante (lo cual es simplemente imposible) o que la información no importa (el horrible punto de vista de «debemos hacer algo», que debería ser más mortal que el virus).

Es cierto, como Danielle Pletka argumenta , que las dictaduras sólo empeoran las pandemias. La acción rápida y contundente sobre la *información errónea*, o sin respeto por la vida humana y las libertades, es y puede ser nada más que desastrosa. La historia está llena de ejemplos de tales regímenes, y su historial es, sin excepción, aborrecible.

Puede parecer contrario a la intuición, pero la verdad es que los sistemas descentralizados de adopción de decisiones y de estilo de mercado siempre superan a la centralización y el poder, porque agregan y condensan la información de manera mucho más apropiada y porque permiten adoptar medidas más adecuadas a las condiciones locales. Entiendo que el miedo, alimentado por el alarmismo, puede llevar al pánico y al mal juicio. Pero el llamamiento al autoritarismo como solución, independientemente de la amenaza, es mucho peor que el mal juicio.

No sólo es ignorante de cómo funcionan las jerarquías, sino que es un tipo de ignorancia que históricamente siempre terminó con un asesinato en masa. Si suena como una solución rápida, mantente alejado. Puede ser rápido, pero no es una solución. Nos incumbe no escuchar a los falsos profetas y resistir la tentación de creer en promesas imposibles.

La centralización es una de esas promesas, que siempre se ha ofrecido como una solución pero nunca se ha cumplido. A menos que seas el que busca y se te conceda el poder. Como los reyes de antaño. Y su común denominador no era servir altruistamente a la gente común. Como en cualquier momento de crisis, el mejor curso de acción es mantener la cabeza fría y no entrar en pánico.

El llamado al autoritarismo, presentado ignorantemente como una solución rápida, es en el mejor de los casos irresponsable. Pero podría resultar mucho, mucho peor.

Formateado desde Twitter: @PerBylund

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (2069 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
584
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.