Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Sanluicero escriba una noticia?

Porque La Guerra Entre Corea Del Norte Y Corea Del Sur..??? Analisis

05/04/2013 06:12
0

image

Por: Daniel Paez

POR http://paelladekimchi.com/el-estado-de-guerra-y-la-tension-con-corea-del-norte

No tenía pensado escribir una entrada de este tipo, pero por la situación y las constantes preguntas que me llegan sobre el estado de guerra y la tensión actual me veo

obligado a ello. Así pues, esta es mi opinión personal sobre lo que sucede en Corea a día de hoy. He de decir, antes que nada, que soy bastante imparcial en este aspecto. Que no me gusta nada el régimen norcoreano, así como tampoco las políticas de Corea del Sur en los últimos años y las actuaciones de los EEUU en este tipo de conflictos.

image

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?Un poco de historia de Corea.

Para entender la situación deberíamos de viajar atrás en el tiempo hasta casi el final de la II Guerra Mundial. Desde 1910 los japoneses colonizaban la península coreana, creando en Corea una política de asimilación cultural y política, donde los líderes independentistas eran perseguidos, torturados, encarcelados o asesinados, tal y como podemos ver hoy en día en la prisión de Seodaemun en pleno centro de Seúl.

Si echáramos un vistazo un poco más atrás en el tiempo, deberíamos tener en cuenta que fueron las potencias occidentales las que con métodos despreciables se las ingeniaron para conquistar desde la distancia y económicamente a las tres potencias de Asia Oriental de aquella época: Qing (China), mediante las Guerras del Opio, Japón y Joseon (Corea).

Volviendo al final de la II Guerra Mundial y con la siempre inestimable colaboración de las potencias colonizadoras occidentales, para todos los conflictos que ha habido en esta parte del mundo, hemos de recordar también el trágico final de la II Guerra Mundial en Asia Oriental. Fue cuando los EEUU lanzaron las dos bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945. Con esto se terminó la II Guerra Mundial y Corea y otras zonas de Asia Oriental fueron liberadas del imperio japonés. Pero este hecho es importante ahora mismo por dos motivos: Por una parte, porque para terminar con una guerra los Estados Unidos decidieron acabar con la vida de cientos de miles de personas inocentes, entre los que había muchos coreanos que vivían en estas ciudades japonesas. Por otra parte, porque los EEUU son los únicos que han usado la bomba atómica en un conflicto bélico a gran escala causando pérdidas irreparables.

imageImagen de la Guerra de Corea

Con esto en mente llegamos a la liberación de Corea, liberación que traía consigo una división artificial del país. Cuatro días antes del 15 de agosto de 1945, momento en el cual Japón se rinde en la II Guerra Mundial, Dean Rusk, quien sería después secretario de Estado de los Estados Unidos y un general del ejercito estadounidense, recibieron el encargo de dividir la península coreana en dos esferas de influencia. Una americana y una soviética, al igual que hicieron también con Alemania. Sin embargo, Corea no era ningún país vencido en esa II Guerra, y la división del paralelo 38º es una división completamente ficticia y antihistórica. Con esta situación nos encontramos que gracias a las potencias extranjeras: Estados Unidos y la Unión Soviética, Corea se convierte en un país dividido en dos: una corea de influencia comunista al norte y una de influencia capitalista al sur.

Corea dividida desde fuera en manos de dos líderes implacables coreanos.

En Corea del norte, ahora de influencia soviética, se llegó al comunismo de la mano de Kim iL Sung (padre del recientemente fallecido Kim Jon iL, y abuelo a su vez del actual líder Kim Jong Un). Este hombre había luchado contra los japoneses en los frentes de Manchuria. Al volver a Corea se hizo con el control del país eliminando a los grupos que no le interesaban, incluidos comunistas que llegaban del sur, y haciendo que huyeran al sur las personas más afines al capitalismo. Fue inteligente porque en vez de adoptar las ideas comunistas tal cual lo que hizo fue adaptarlas a la forma de pensar confucionista coreana. Basada en el paternalismo, las jerarquías sociales, etc. Con estas bases creó la idea Juche, que es una ideología socialista con tintes confucionistas y que es lo que hoy explica que en Corea del Norte haya tanta unidad nacional y devoción hacia su líder. Mucha gente se sorprende cuando ve las muestras de afecto del pueblo hacia su líder y enseguida piensan en manipulaciones, gente pagada, actores contratados, etc. Esto es fruto de la ignorancia de nuestra mentalidad occidental por no entender lo que significa el confucionismo en la sociedad oriental, por no entender el concepto de colectividad frente al individualismo occidental.

En el sur, en cambio, el liderazgo fue para Syngman Rhee. Al igual que su compatriota del norte se hizo camino quitando de su paso a aquellos que le podían hacer sombra, gentes de izquierdas, activistas políticos o sospechosos de colaborar con el norte. Hasta 1950 la situación en el sur era muy inestable y se sucedieron diversas masacres que acabaron con la vida de miles de personas contrarias al presidente Syngman Rhee, o favorables a ideologías de izquierda. Como dato interesante la masacre de Jeju donde murieron cerca de 70.000 personas a manos del ejercito surcoreano.

Las potencias extranjeras, EEUU y la URSS habían acordado que, cinco años después de la división, Corea tendría un gobierno unificado pero esto no pudo llevarse a cabo debido a la nueva situación del momento: la guerra fría. En este contexto los líderes del norte y del sur ya hablaban continuamente de invadirse para unificar la península. Sin embargo, los ejércitos de EEUU y URSS se retiraron dejando la península a su suerte, lo que provocó el inicio de la Guerra de Corea. Aunque oficialmente se dice que la guerra de Corea empezó cuando el norte invadió al sur, lo realmente cierto es que un año antes ambos bandos ya llevaban muchas confrontaciones y víctimas a sus espaldas debido, precisamente, a la inestabilidad y debilidad fronteriza y las aspiraciones de ambos bandos por conquistarse.

Cuando Corea del Norte lanzó su gran ofensiva, los miltares del sur y los pocos estadounidenses que quedaban no pudieron hacer otra cosa que replegarse hacia la zona de Busan, y hasta que el general McArthur no hizo su desembarco en Incheon y el ejercito norcoreano quedó dividido en dos partes, no se pudo retomar el control de la zona por parte del sur. A partir de ahí la guerra cambió su escenario y los americanos y surcoreanos empujaron a los norcoreanos hasta casi la frontera con China. En ese momento, Corea del Norte pidió ayuda a China y estos respondieron con un ejercito que retrasó a los americanos y surcoreanos hasta la zona del paralelo 38 en la que el frente de guerra ya no se movió mucho más.

imageLas bombas de napalm en Vietnam. EEUU utilizó napalm por primera vez de forma masiva en la guerra de Corea contra los norcoreanos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta otra cosa importante. EEUU bombardeó y destrozó el 75% de las instalaciones materiales de Corea del Norte en un intento de borrar del mapa a los norcoreanos, usó por primera vez napalm en grandes cantidades. Murieron alrededor de 700.000 personas entre civiles y soldados, y tres millones de ciudadanos huyeron al sur para librarse de los bombardeos americanos. En 1953, los Estados Unidos bombardearon las presas de irrigación y el muro de contención del embalse Toksan, que hizo que se inundaran ciudades y se redujera la capacidad de los norcoreanos para cultivar alimentos. En un país que ya de por sí es difícilmente cultivable debido a su geología montañosa. Las acciones despreciables de guerra de los estadounidenses son varias, pero especialmente significativa la masacre de Nogun-ri donde un grupo de cientos de refugiados surcoreanos fueron asesinados vilmente por el ejército de los EEUU y su famoso séptimo de caballería. Ese 7º de caballería famoso desde el s XIX y frecuentemente idealizado como un grupo de héroes de película que lo que hicieron realmente fue masacrar gran parte de población india nativa americana en Washita y Wounded Knee.

Considero todo esto importante por la idealización que se tiene de los EEUU y la negativización de todo aquel que se le opone. Importante a la hora de entrar a valorar el siguiente punto del texto sobre quién es el malo de la película.

Una vez terminada la guerra ambas Coreas intentaron reconstruirse. Corea del Sur obró, hasta los años ochenta y de la mano del presidente Park Chung Hee, lo que se conoce como el "milagro coreano". En el momento en que el presidente Park llega al poder por medio de un golpe de Estado militar, Corea del Sur estaba en la miseria. Con su política autoritaria hizo de la población una esclavitud al servicio de las grandes empresas coreanas -chaebols- y del gobierno, lo que le ayudó a progresar de manera rápida llegando a situar a Corea del Sur a los primeros puestos de los países desarrollados. Ese "milagro" trajo consigo esclavitud ante el Estado, ausencia de libertades, persecución política y la ley marcial. Hoy en día mucha gente ve sólo el logro conseguido tras ello y por eso en Corea hay gente que ha elegido a su hija Park Geun Hye como actual presidenta de Corea del Sur.

Por su parte, Corea del Norte adoptó la idea Juche para sacar adelante el país. Esto hizo posible la creación de un sistema de clases. Una clase que es la llamada "clase central" y que ocupa un tercio de la población. Es la clase adaptada plenamente al sistema y que goza de todas las facilidades. La "clase oscilante" es la de los trabajadores de fábricas y campesinos que no tiene las mismas oportunidades del Partido ni las condiciones de mejora profesional o social. Y por último, los "incorregibles", que se dedican a los trabajos menos deseados e intentan no ser enviados a los campos de trabajo. La idea del Líder como algo cuasi religioso se fue conformando con los años. El Líder de la nación, visto como un padre, como un Dios al que hay que servir, le ayudó para conformar la homogeneidad politico-ideológica actual. La idea de Corea del Norte se basa en la autosuficiencia y la de vivir por ellos mismos hasta donde sea posible. Incluso en las décadas de los sesenta y setenta llegó a estar por encima de Corea del Sur en cuanto a progreso.

Corea del Norte y del Sur se miraban como un espejo donde desde la autoridad y la mano dura se intentaba llegar a un objetivo propio desde dos puntos de vista político-económicos que tanto daño han hecho y están haciendo a la sociedad: comunismo y capitalismo.

Durante todo este tiempo los conflictos entre Corea del Norte y Corea del Sur han seguido existiendo. En esta entrada de Eurowon podéis ver una lista cronológica con todos los conflictos existentes hasta ahora. Como podréis observar hay dos cosas muy importantes. Que la frontera marítima del oeste de Corea siempre ha estado en conflicto continuo y que desde 1998 hasta 2010 con el hundimiento del buque Cheonan los conflictos se habían hecho mucho menores. Esto se debe, sin duda alguna, a las intenciones de paz y reunificación coreana del presidente Kim Dae Jung con el que ganó el Nobel de la paz.

imageKim Dae Jung y Kim Jong iL

Kim Dae Jung fue un presidente de Corea del Sur que instauró la llamada "Sunshine policy". Una política de ayuda a Corea del Norte, muy dialogante, que ayudó a levantar los embargos y sanciones que tenía el régimen norcoreano. Gracias a estas medidas hubo una reunión histórica entre Kim Dae Jung y Kim Jong iL que hacía vislumbrar un posible acuerdo de paz definitivo y, a la larga, una posible reunificación del país. Kim Dae Jung ganó el premio Nobel de la paz por esta política. Con la llegada del presidente Roh Moo Hyun, hasta 2008 se continuó con la política existente. Hay que entender que los analistas decían que una reunificación coreana sólo sería posible con el paso de décadas y con una política en la que ir paso a paso cediéndose cosas, desmilitarizándose y respetándose ambos países.

En el año 2000 la secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright visitó a Kim Jon iL y parecía que las relaciones entre ambos países iban por buen camino. Corea del Norte, en palabras de Kim Jong iL, comentó que sería la última vez que harían ensayos nucleares, y todo parecía indicar que se llegaría a un estado de buenas relaciones sin tensiones importantes. Pero en 2001 George Bush llegó al poder en EEUU y la política en relación a Corea del Norte cambió por completo. Para añadir más leña al fuego, en 2008, Lee Myung Bak, de ideología ultraconservadora llegó a la presidencia de Corea del Sur, con lo que las relaciones, hasta ese momento bastante cordiales y de ayuda, con el norte, se congelaron.

Desde esa época la tensión fue en aumento. En 2010 ocurrió el incidente del buque Cheonan, y el ataque de la isla de Yeonpyeong. La tensión se paralizó un poco por la muerte de Kim Jong iL y el cambio presidencial pero se ha vuelto a poner hoy en día de manifiesto con las últimas pruebas nucleares y la postura que han tenido Corea del Sur, EEUU y hasta China, condenando la acción de Pyeongyan, haciendo que la ONU imponga unas duras medidas económicas.

image La nueva presidenta Park Geun Hye vestida de militar

Ya dije, cuando mucha gente se alegraba de que la presidenta de Corea era una mujer, que lo más importante era la relación que tuviera con Corea del Norte, y que nos esperaban por delante 5 años de dificultades. A primera vista, se esperaba que Park Geun Hye iba a ser más dialogante que el expresidente Lee Myung Bak, pero hasta día de hoy no conocemos ninguna postura oficial que hable clara y detalladamente de diálogo o paz, tan sólo que se forma parte de la continua escalada de violencia verbal y la postura inamovible de contestar bélicamente ante cualquier ofensa norcoreana.

La última declaración de "estado de guerra" por parte de Corea del Norte, no es otra cosa que el punto culminante de la escalada de tensión existente.

¿Quién es el malo de la película?

Recuerdo cuando decía que me iba a vivir a Corea y me preguntaban a modo de broma: "¿A qué Corea te vas, a la buena o la mala?" a lo que yo siempre solía contestar "¿Es que hay una Corea buena?". Y no me refería a modelos económicos, estilos de vida, libertades o demás cosas que podamos pensar, sino a que en un estado de conflicto como el actual donde en ambos países piensan en un posible conflicto bélico, perdonad que os diga pero, no hay buenos en ninguna parte y todos son malos y muy malos.

Es normal que, en una sociedad influenciada directamente por los medios de comunicación occidentales que a su vez están dirigidos de forma directa o indirecta por las grandes fortunas capitalistas y EEUU en particular, se vea a Corea del Norte como un país de locos, con un dirigente loco, que se ha vuelto loco con sus bombas atómicas y al que sería bueno arrasar, matar y colgar -como a Sadam Hussein- por el bien de la humanidad.

image

Os aseguro que no pensaríais lo mismo, a quienes penséis de esta manera, si fuerais norcoreanos en un país que actualmente está amenazado por la mayor potencia mundial del planeta, que ya arrasó gran parte del país en los años 50, y que es el único que ha hecho uso de la bomba atómica en dos ocasiones cuando no ha tenido otra forma de solucionar su conflicto.

Os aseguro que pensaríais de otra manera si tuvierais al lado un país que es una gran base militar norteamericana pendiente todo el día de vuestros movimientos porque en el fondo no les gusta vuestro sistema político que, además vosotros como población norcoreana no habéis elegido y si vais en contra de él podríais acabar en un campo de trabajo.

Y más preocupados estaríais si vivierais en la incertidumbre de saber qué pasará cuando a las grandes chaebols, y empresas del capitalismo decidan que una reunificación coreana "a su manera" (¿guerra?) es lo más adecuado para una mejora económica, y que los ciudadanos norcoreanos sólo sois muñecos en este juego de dinero y grandes potencias mundiales.

Bueno, vosotros, como buenos súbditos comunistas, esclavos del sistema comunista y de la dictadura de turno no sabríais realmente nada, al igual que desconoceríais casi todo del exterior y sólo veríais en TV aquello que os dejan que vean. Pero creerme cuando digo que los grandes dirigentes y generales norcoreanos tienen motivos suficientes como para tener miedo, y que su desarrollo nuclear, igual que otros países que también tienen bombas nucleares como Rusia, China, Francia, Israel, EEUU, o India, es todo para su propia defensa previniendo una invasión al más puro estilo Iraq, como le gusta a los EEUU.

En esta situación no os equivoquéis. Aquí no hay buenos o malos, como decía, son todos malos o muy malos.

Malos los norcoreanos por su desarrollo nuclear mientras tienen grandes hambrunas y necesitan de la ayuda humanitaria. Malos por llevar a su pueblo a la miseria aunque no les quede otra.

Malos los surcoreanos por acabar con la "Sunshine policy" y cualquier intento dialogado de reunificación. Malos por hacerse más beligerantes con su propio pueblo (los norcoreanos y surcoreanos son EL MISMO pueblo). Malos por preferir hacerse fuertes militarmente y hablar de guerra cuando 14 millones de surcoreanos han votado lo contrario.

Pero peores aún los estadounidenses que tienen sus bases, que mueven sus bombarderos y submarinos nucleares. Malos los que tienen más armas de destrucción masiva que nadie, los que tienen guantánamo y otras bellezas. Muy malos los que tienen a la cabeza a un premio Nobel de la paz que todavía no ha dicho NADA de paz en todo este asunto. Muy malos, no, horribles, los que controlan militarmente todo Asia pacífico en nombre de la paz y la libertad pero siempre con el uso de las armas, de las bombas atómicas o del napalm. Horribles no, deleznables los que crean conflictos lejos de su país donde su población nunca sufre y donde los que sufren siempre son los inocentes de otros países. Desalmados que ponen en primera linea de la muerte a los ejércitos del lugar para luego llegar ellos como salvadores. Malos unos y malos otros, el panorama no es muy favorable que digamos.

Cuando me preguntan si me da miedo Corea del Norte siempre digo que realmente me dan más miedo los EEUU, ya que ellos solos son capaces de provocar guerras. Porque ellos son responsables directos e indirectos de muchas guerras y muertes y porque yo sí sé lo que quieren los norcoreanos, su tranquilidad y su libertad de vivir en su mundo con sus misiles para defenderse de ellos. Pero no sé cuáles son los intereses reales de EEUU en todo esto, aunque puedo intuirlos, sobretodo después de que China haya condenado a Pyeongyang por los ataques y los haya dejado con el culo al aire, dando a entender que no le importa lo que suceda con Corea del Norte aunque siempre diga que la situación está bien como está porque no quiere una reunificación coreana. Miedo, porque ya sabemos que siempre que ocurre algo triste como una guerra los que más sufren son los civiles, los niños, las mujeres, la población más débil y sobretodo, los más inocentes que no tenemos culpa de nada, que hacemos nuestra vida al margen de todos estos politicuchos, que nos dan igual sus ideas materialistas de riqueza, explotación y dinero aunque sea a costa de la vida de inocentes, que no tenemos nada que ver con su terrorismo mundial, y que sobrevivimos como podemos en los sistemas de mierda que ellos dirigen robando dinero al pueblo, sea aquí o allí arriba en Corea del Norte, porque al final la casta política que dirige los destinos del mundo no se diferencia ni en el color de las heces. Todos son iguales.

¿Qué puede suceder a partir de ahora?

Puede suceder cualquier cosa. Aunque obviamente los escenarios posibles son dos: que haya guerra o que no la haya. No me gusta jugar a pitoniso, pero si he de decantarme por algo diría que el hecho de que haya una guerra, pese a la alta tensión existente actualmente me parece algo difícil de creer, pero pasar, puede pasar, al fin y al cabo es algo que no depende de los ciudadanos porque si por los ciudadanos de Corea del Norte y del Sur fuera, estoy segurísimo que nadie, absolutamente nadie, querría tal majadería.

Si hay guerra. En este contexto pueden ocurrir dos cosas. Que Corea del Norte ataque sin precedentes las bases americanas en Corea del Sur, Hawai y Guam. Algo que se me antoja difícil de creer por la consiguiente respuesta contundente que recibirían desde el primer momento. Es algo que ni ellos mismos desean hacer ya que siempre dicen que tiene que haber un motivo que desencadene todo. El problema puede venir con "ese motivo". Suponiendo que esto sucediera es el peor escenario posible y los daños serían irreparables. La única solución para la gente sería intentar huir del país y refugiarse donde se pueda, quien pueda. Pero como digo, es algo que resulta difícil de creer, y es algo que nadie en Corea del Sur espera.

El otro contexto en caso de guerra es que EEUU se invente "un motivo" para atacar ellos primero sin precedentes. Teniendo el visto bueno de la ONU en una situación incluso forzada podrían entrar, cual elefante en una cacharrería, y arrasar Corea del Norte con total impunidad. Con lo lamentable que sería dicho acto para la población civil norcoreana. ¿Alguien ha pensado realmente en la población civil norcoreana? Hay mucha gente que estaría de acuerdo con que se llevara a cabo esta acción. Me imagino que es gente sin corazón, sin escrúpulos y sin miramientos. Gente que quiere acabar con el enemigo aun a costa de víctimas inocentes es gente que me merece el mayor de los desprecios. Normalmente siempre lo he oído decir a gente que no vive en Corea, es lógico por otra parte, ponerse a pontificar cuando tu culo no está en peligro.

Si no hay guerra. Pueden ocurrir hasta tres situaciones. Una primera situación que llevaría a una escalada de conflictos y desembocara todo en otro ataque a otra isla, en otro buque hundido, y se rompan relaciones totalmente sine die hasta que se llegue a algún tipo de acuerdo, como ha pasado desde 2010 hasta ahora. O que se vuelva al armisticio y hasta que no haya una coyuntura política mejor no se retome la idea de una paz real.

La segunda situación es que a través de la escalada de conflictos se llegue a un diálogo definitivo para poner fin a la situación y conseguir así una paz duradera. Esto sería lo más deseado por todo el mundo. Que los norcoreanos desmantelaran su armamento nuclear a cambio de que los militares de EEUU se vayan de Corea del Sur, mediante un pacto que aseguraría la continuidad del régimen norcoreano y caminando juntos hacia una reunificación muy a la larga. Y yo creo que esto es lo que quiere toda la población de cualquier país. Los EEUU, la clase dirigente y los grandes empresarios no lo creo.

La tercera situación es la que puede darse y no sé. Quizá una mezcla de ambas, o cualquier otra sorpresa que pueda depararnos la vida.

Por supuesto, ni que decir tiene, para mí la mejor propuesta es que toda esta tensión sirva para llegar a un acuerdo de paz indefinida. Que se ayude a la población de Corea del Norte, que se respete su derecho a existir como país, aunque sea un régimen que no guste. Porque el único medio de conseguir y cambiar las cosas es mediante el razonamiento y la palabra. No hace muchos años atrás se podía viajar a Corea del Norte desde el Sur, a dos puntos concretos. Se abrió el complejo industrial de Kaesong. El líder norcoreano dio su palabra de terminar con sus intereses nucleares. Incluso se llegó a estar juntos en unas olimpiadas y en un campeonato de tenis de mesa bajo un mismo himno y una misma bandera. (Korea As One, de lo que hablaré otro día). Y se respiraba paz y tranquilidad en ambas Coreas y el resto del mundo. Era así hasta que llegaron Bush yLee Myung Bak, y todo acabó. ¿Por qué no podríamos volver a ese camino lento pero de respeto y paz hacia una futura reunificación? Por desgracia es algo que no está en nuestras manos, sino en las de unos locos.

Para los que quieren saber cuál es la situación actual en Corea puedo decirles que es de total tranquilidad. Tal y como ya escribió Ivan en Korea en su entrada, y a no ser que suceda algo que realmente sea un acto bélico, la escalada de violencia verbal es algo a lo que el pueblo surcoreano está acostumbrado.

También mucha gente me pregunta sobre venir a Corea de viaje o a estudiar en los tiempos que corren. Yo vuelvo a repetir que dudo mucho que pase algo, pero hay cosas que no se pueden descartar que ocurran, así que eso debe entrar en la conciencia de cada uno y en su propia libertad.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en