Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Guerra digital y del petróleo, coronavirus la clave de un arma biológica

19
- +
28/02/2020 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se mueven los mercados y casas de cambios, el petróleo es el nuevo enfoque digital y el dólar, Trump y Putin asumen su liderazgo, mientras Xi revolotea las páginas de la historia política de China. Venezuela incomoda al comunismo mundial

Asidero

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros y su equipo de gobierno no han logrado adecuarse a los niveles de desarrollo a nivel internacional, donde su emplazamiento entre el mundo del capital y el mundo del trabajo resulta irreal.  Muchas veces irrespetando las economías plurales, es decir, lo referente a la economía cooperativista y mutualista que define junto a la del mercado, el crecimiento de los Estados- Providencias. El sistema de dominación en el mercado occidental se ha desviado y retomado por un grupo de militares que conforman su propio núcleo de poder y son un enlace para la exportación de productos alimenticios, pero la responsabilidad sigue en manos de civiles. Los cuerpos militares se están negando a la globalización y detestan una invasión hegemónica del discurso comercial de parte de los norteamericanos, quienes son los que manejan el sistema de dominación hacia el mundo occidental.

Hay muchas incidencias y propuestas en el mundo comercial, pero, el sentido de identidad territorial refleja un conjunto de contradicciones que, en el manejo del discurso resulta muy pesimista y, se suele decir que los pueblos no están maduros.

El gran problema comercial en occidente es la cultura.  Esto, ha traído indignación, a la vez poco coraje, necesitamos una solución a la crisis del valor monetario, sin presencia militar.  Romper con el monopolio en occidentes es una tarea ejemplar de Donald Trump para lograr romper con el terrorismo ciego. El sistema capitalista constituye una jungla piramidal, donde hay una efigie con una tarjeta perforada, donde hay una significación histórica y el petróleo es el signo de la nueva tecnología occidental.

Estamos en un juego político, donde hay un sistema globalizado que se intercala en los bitcoins, jamás en un Petro, que es algo falso porque estimula la inflación porque hay que colocar más dólares en cada devaluación y los productos adquieren más valor y se hace inalcanzables para los pobres, llegando a niveles de miseria.

Ahora bien, los países inestables en su economía llaman todo terrorismo y se crean cuerpos de seguridad para combatir este espectro falso, porque el terrorismo lo crea la misma base burocrática del Estado, que crea en su territorio niveles de desfalco que determinan la pobreza del pueblo allí asentado.

Se trata del poder del mal como regenerador del poderío divino. Donde los militares buscan el poder político como forma de control y quienes estimulan el miedo para ejercer sus influencias, muchas veces utilizando la sociedad civil, como Venezuela, sin garantía alguna.

Los planes de los monopolios no se limitan al África, extendieron sus tentáculos hasta el Asia, el cercano Medio Oriente y América Latina, donde las potencias coloniales juegan con su experiencia, haciéndose fuerte y   buscan ahora, controlar todo el sur africano, luego de la muerte de Muhammad Gadaffi y que la ex Secretaria de Estado, Hillary Clinton tiene gran responsabilidad y, que le costó a nivel de los colegios electores ser presidenta de los Estados Unidos de Norteamérica.

Hoy la ofensiva de EEUU, en la esfera del comercio exterior busca persuadir a los países euro- occidentales para repartir con Washington, los recursos del petróleo en caso de una crisis mayor los suministros necesarios para conciliar los intereses de sus colonias y controlar los monopolios de dividendos financieros provenientes de los derivados del petróleo, gas y agua potable.

Así que la lucha por el petróleo tiene un valor cibernético y científico.  Donde cada comunidad debe tener un verdadero registro de sus miembros para la defensa verdadera en seguridad y no dejarse matraquear por funcionarios civiles o militares.

Estamos, frente a una lógica capitalista.  La cual es tan fuerte que invade diferentes ámbitos. Ahora lo biológico, donde los países gobernados por la izquierda son los más sucios y cuyos habitantes lanzan los desperdicios a plena calle o terrenos baldíos, donde se necesita una conciencia ecologista.

El coronavirus, es un acontecimiento único que exige una reacción única, inmediata e  e inapelable. El brote ha generado alta preocupación, no solo por su expansión, también porque puede terminar con la vida de una persona en tan solo 48 horas.

La guerra bacteriológica presente, junto a la diseminación de virus que busca al final, un control inevitable de la sociedad

Hasta el momento, los expertos desconocen cuál es la enfermedad que está causando el brote. Se ha informado que los síntomas son: dolor de cabeza, diarrea, vómito, malestar, pérdida de fuerza y estómago hinchado.

Estamos frente a una guerra digital.

Las publicaciones afirmaban que el Wuhan-400 formaba parte de un desarrollo de armas biológicas de China, generando una avalancha de estados relacionando el libro de Koontz  y el nuevo coronavirus, como si se tratara de una «predicción» o un complot premeditado.

La página 333 del mencionado libro ha sido difundida miles de veces, debido a que relata un escenario en que un mortífero virus diseñado por científicos es usado como arma biológica para causar neumonía en las personas. Además, muchos usuarios de las redes sociales también difundieron dudosas reseñas del libro, en que se refieren a que el Partido Comunista de China habría creado el mortal virus llamado Wuhan-400 en un laboratorio furtivo en los suburbios de Wuhan en Hubei, China.

El libro puede ser consultado parcialmente online, y justamente en algunas páginas se indica que «Wuhan-400 es el arma perfecta». La siguiente imagen muestra una página del capítulo 39 que hace mención a la ciudad de China donde el virus apareció en la realidad.

Aunque la novela de Koontz existe, los hechos difundidos no son necesariamente reales. Uno de los factores que hacen cuestionar esto es que en realidad fueron los soviéticos quienes crearon el virus (en el libro) y fue llamado Gorki-400, por lo que la mención dada a Wuhan sería algo totalmente falso.

Otro factor determinante es que la edición del libro que circula en redes es del año 2008, por lo que se cree que se trata de una actualización que explicaría el cambio de nombre del virus.

También existen diferencias entre las características del supuesto virus Wuhan-400 y el nuevo coronavirus o COVID-19, principalmente en la letalidad o la incubación del mismo. Cabe mencionar que el virus del libro posee una letalidad del 100 por ciento y «mata» en tan solo 24 horas.

Sin embargo, la editorial no ha desmentido la versión, lo que ha llevado a que cada vez más usuarios asuman que se trata de algo totalmente real o una «predicción» con toques de conspiración. Incluso muchos sitios la han tomado como válida y lo han usado como argumento para sugerir una posible guerra biológica desarrollándose en estos momentos en el mundo.

Hasta ahora se desconocen las verdaderas razones de resurgir esta obra como una versión «profética» del problema sanitario que golpea al mundo. ¿Una poco ética campaña de marketing? ¿la idea de alguna mente desocupada?

En Latinoamérica, vemos dos procesos, uno que es el dominante y aquel que lo parasita y ambos son controlados por el liberalismo. Venezuela, no es la excepción, hemos entrado de una manera abierta al sistema capitalista, dejando atrás lo socialista y la cepa del coronavirus es inducido y se propaga hacia los países que traicionaron el ideal socialista, comenzando por China. Repito, el mundo científico y tecnológico gira en torno al petróleo, oro y agua potable.

 

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

Venezuela, una clave que desequilibra la internacional socialista por no acatar orientaciones globalizadas de los mercados financieros

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1414 noticias)
Visitas:
136
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Políticos

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.