Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blancamiosi escriba una noticia?

Hijo del pasado: ¿Son válidos los comentarios de amigos?

10
- +
18/04/2019 08:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hoy Jueves Santo, tranquila en casa, entro a Facebook y veo que mi querida amiga Krina Ber me ha etiquetado en un comentario. Me causa regocijo y a la vez asombro, pues aunque sé que es lectora de mis libros es la primera vez que habla de ellos por escrito. Se trata de mi novela Hijo del pasado, publicada recientemente.

Sé que es difícil y comprometido escribir opiniones de los libros de los amigos porque uno los conoce, los quiere y no siempre nuestra visión de su narrativa tiende a ser objetiva, y veo que a Krina le sucede igual que a mí. Copio lo que leí en Facebook:

"Por regla general no suelo hablar aquí de libros escritos por mis amigos de corazón... porque eso no se hace, es difícil mantener un juicio objetivo. Pero no temo exagerar con la última novela de Blanca Miosi , "Hijo del pasado": es realmente deliciosa para quienes disfrutamos de leer una buena historia bien contada (y me cuento entre ellos como amante que soy de Elena Ferrante, Fred Vargas, Joel Diecker, y pare de contar...)

"El hijo del pasado" combina elementos de misterio de un thriller, pero sobre todo a personajes nada típicos que el azar lleva a encontrarse en la misma casa, persiguiendo cada uno su destino. Es fabuloso sobre todo el protagonista, un hombre que llegó por su propia valentía y habilidad desde un campo de sobrevivientes de Auschwitz a las cimas de la alta sociedad de Los Angeles, que ha sido un gran neurocirujano, cinturón negro y caza-nazi, pero siempre fue indefenso ante las mujeres que amaba. La novela intercala elementos de acción presente con episodios del pasado, exactamente como me gusta, y todo fluye en el momento preciso en que la historia lo necesita.

Somos amigas desde hace unos diez años y cada vez admiro más cómo Blanca logra fabular tantas ideas, investigarlas, ubicarlas en contextos reales o verosímiles y trabarlas en una trama bien resuelta, puliendo y mejorando la narrativa de una novela a otra. No en vano llega siempre a los primeros puestos en Amazon, y eso, entre decenas de millones de autores independientes que allí publican, no es una hazaña fácil." Es gratificante recibir comentarios tan positivos de lectores que, a la vez que son amigos, son a su vez escritores sobresalientes. En el caso de Krina Ber, una autora premiada y reconocida por la crítica venezolana. Ella es de origen polaco y vive en Venezuela desde hace muchos años. Su página Web: http://krinaber.com/

Otro comentario, esta vez publicado en su página Web es del conocido escritor y empresario venezolano Heberto Gamero, autor de una variada bibliografía y también premiado por la literatura de este país:

"Cuidado con Hijo del pasado porque es una novela adictiva y cuyas consecuencias pueden afectar su salud y relación de pareja. Lo digo porque anoche se me olvido cenar, me robó varias horas de sueño y, cuando finalmente pude dormir, tuve pesadillas. Soñé que mi mujer (la copiloto) me había sido infiel con un joven que se presentó en nuestro apartamento diciendo que el piso era suyo, que lo había heredado de su abuelo y que debíamos desalojarlo de inmediato porque guardaba un secreto ancestral que solo a él le había sido develado. Cuando le grité que estaba loco y que se fuera de mi casa, la copiloto, inexplicablemente, corrió hacia él, se aferró a su brazo y me dijo que lo amaba y que le devolviera su propiedad. Enfurecido me abalancé sobre ellos para hacerles pagar su osadía. Él entonces sacó una maleta llena de dólares, la abrió en el aire y dejó caer al suelo cientos de billetes de diferentes denominaciones, que al pisarlos resbalé y caí cuan largo era golpeándome la cabeza. Al recuperar el conocimiento y me vi flotando en tal cantidad de dinero, lejos de pensar en mi mujer y en su amante, no sé por qué, pensé en el cuadro de Hitler que estaba en el closet. Corrí hacia él y ya no estaba, en su lugar había nueve maletas con un millón de dólares cada una. ¿Habían preferido llevarse el cuadro antes que el dinero? ¿Qué había en ese cuadro que valiera más que los millones en las maletas? Me asomé a la ventana y los vi huir en mi Cherokee gris. Me pregunté entonces cómo haría para transportar todo ese dinero, qué banco lo recibiría sin hacer preguntas y cómo mi mujer había sido capaz de semejante engaño. Al sonar el despertador y verla a mi lado recordé con preocupación parte de la pesadilla y los cabos, al igual que en la novela, comenzaron a atarse como por arte de magia. Me levanté todavía un tanto confuso. Antes del café no se me ocurrió otra cosa que invitarla a tomar un trago de vodka polaca. Me preguntó si ya podía leer el Hijo del pasado y le dije que aún no la había terminado. Mentí. Si desean visitar la página de Heberto Gamero: https://hebertogamero.wordpress.com/

Como podrán imaginar me siento en las nubes. Muchas gracias a Krina y Heberto por los comentarios, el mejor regalo que pueden hacerle a un escritor.


Sobre esta noticia

Autor:
Blancamiosi (310 noticias)
Fuente:
blancamiosiysumundo.blogspot.com
Visitas:
40
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.