Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Contra la incertidumbre: la Bienal de Sao Paulo emerge en días turbulentos

14/09/2016 14:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

¿Qué representa el arte en un mundo de estructuras inestables, angustia y cambios? ¿Un refugio o una provocación? La 32 edición de la Bienal de Sao Paulo abrazó el espíritu de su tiempo, con el lema "Incertidumbre Viva".

Un total de 81 artistas presentan hasta el 11 de diciembre en la capital económica de Brasil creaciones que hablan de muerte y lucha por la tierra, de espiritualidad, de la energía que emana de la descomposición o de suelos que, de pronto, tiemblan bajo los pies.

Todo para representar una época de transformaciones, de grandes flujos migratorios o de relatos sobre el fin del mundo. Y para ser también un reflejo de la propia actualidad de Brasil, que acaba de asistir al término de una era con la destitución de Dilma Rousseff, sucesora de Lula da Silva, quien llegó a encarnar las esperanzas de todo un continente.

"La incertidumbre es una sensación que todos estamos viviendo actualmente, en varias dimensiones, tanto individuales como de política global: de cambio climático, migraciones o xenofobia", dijo en una entrevista con la AFP el curador de la Bienal, el alemán Jochen Volz.

"Y aunque estemos insertos en ella, no hay espacio para hablar de esa sensación. Los políticos generalmente hablan de certezas, mientras que la Bienal puede ser ese espacio de debate, porque de hecho el arte siempre se alimenta de incertidumbre", añade.

- Nadar en el diluvio -

La mayoría de las cerca de 340 obras de 33 países expuestas en el amplio edificio del Parque Ibirapuera fueron encargadas específicamente para esta exposición. La invitación era a "abrazar" la incertidumbre, más que a mostrar un único camino.

image

"Hay que buscar transformaciones materiales o de conocimiento, otros estados espirituales porque el pragmatismo de nuestro mundo ya no es suficiente. Y el arte tiene el privilegio de intentar, de equivocarse y volver a buscar", plantea Volz, que reside desde hace años en Brasil.

Una de las primeras obras al inicio del recorrido es una especie de parque de esculturas hecho de troncos provenientes de bosques quemados, una creación del polaco afincado en Brasil Frans Krajcberg, para alertar sobre el cuidado del planeta.

Más adelante, un laboratorio de creación de hongos, de los lituanos Nomeda y Gediminas Urbonas, reflexiona sobre la posibilidad de nuevos materiales y conocimientos acerca de un reino que no es el de las plantas ni de los animales.

La alemana Hito Steyerl estudió la letra de las canciones más famosas de la última década y descubrió que las palabras en inglés "Hell, yeah, we, fuck, die" son las que más se repiten. Y las transformó en esculturas para debatir sobre sexo, violencia y muerte.

"Hay muchos niveles, pero la violencia está en todas partes. Ya no pisamos tierra firme, estamos nadando en un diluvio", dice la artista.

image

Como la obra de la colombiana Carolina Caycedo sobre la devastadora avalancha de barro y desechos mineros que enterraron un pueblo entero en el sureste de Brasil, cerca de la pequeña ciudad histórica de Mariana.

Y la muerte, quizás la única certeza que tenemos los humanos, queda plasmada en el video-ficción del brasileño Jonathas de Andrade, que muestra a rudos pescadores curtidos por el sol abrazando y consolando a los peces agonizantes que acaban de capturar.

- Arte y política -

Cuando la muestra se inauguró la semana pasada, un grupo de artistas entonó el grito de guerra de los defensores de Rousseff: "¡Fuera Temer!", dedicado al exvicepresidente Michel Temer que ahora tomó las riendas del poder.

El mismo que, en su primer discurso como nuevo presidente el 31 de agosto, había declarado que en Brasil "la incertidumbre llegó a su fin".

"Decir eso es absurdo. O, al menos, pretencioso", comenta Jochen Volz.

En la Bienal hay obras de contenido político explícito como la del chileno Amilcar Packer, que vive y trabaja en Sao Paulo, titulada "Taller de Imaginación Política", destinada a propiciar debates y encuentros durante los tres meses de duración de la muestra.

En grandes pizarras, el público ha anotado reclamos sobre violencia policial, derechos sexuales y aborto, entre muchos otros.

Hay obras que plantean la problemática indígena, con una serie de videos elaborados por miembros de pueblos originarios que narran sus desafíos y dramas en la lucha por resguardar sus formas de vida. Otra artista recuerda el horror de la esclavitud en África.

Y otra, como "Suelo" del brasileño José Bento, pone en alerta a los sentidos en esta época de cambios, con una estructura de madera que ocupa un área de 627 m2 en la que se puede caminar tranquilamente.

Hasta que el piso tambalea sobre una cama de resortes que a primera vista no se ve.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2701
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.