Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pepemario escriba una noticia?

Instalar lámpara de araña

12/07/2016 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pasos para montar una lámpara de araña del hogar

La Iluminación de nuestro hogar es importantísima porque gracias a ella podremos realizar tareas, dependiendo de en qué estancia nos encontremos, o bien crear un ambiente agradable y confortable, en el que nos encontremos cómodos. Al igual que los muebles se pueden cambiar de lugar, o a veces compramos unos nuevos que sustituyen a los más antiguos, también la iluminación constituye un elemento decorativo más, que podemos modificar a nuestro antojo. Así, podemos incorporar nuevas luces, o cambiar de lugar las existentes, hasta que la iluminación quede completamente a nuestro gusto.

Existen múltiples lámparas que pueden encajar perfectamente en un salón. Pero sin duda una de las más típicas para este tipo de estancias es una lámpara de araña, que resulta atractiva, sofisticada y muy decorativa. Instalar una lámpara de estas características no es una tarea excesivamente complicada. Necesitaremos alrededor de una hora para llevar a cabo el trabajo, más un tiempo adicional para instalar un soporte adecuado si la lámpara es especialmente pesada.

Cómo instalar una lámpara de araña

Si usted quiere ahorrarse quebraderos de cabeza innecesarios, o busca un resultado cien por cien profesional, o le parece una tarea engorrosa o difícil, en vez de realizar la instalación usted mismo puede solicitar la ayuda de los electricistas autorizados, quienes acudirán a su domicilio con la máxima celeridad para acometer el trabajo y proporcionarle un resultado a la altura de sus expectativas.

Si finalmente decide realizar la instalación usted mismo, el primer paso que debe hacer es desconectar la corriente eléctrica de la zona en donde va a realizar la instalación. Otra opción es destornillar el fusible para dispositivo que vayamos a reemplazar. Si no tiene los circuitos debidamente etiquetados lo más conveniente es ir probando hasta que el dispositivo de iluminación actual se apague, utilizando el sistema de prueba y error. En estos casos, resulta conveniente incorporar una nota a la caja de disyuntores con cinta adhesiva para comunicar a otras personas en la vivienda que estás trabajando con cableado eléctrico y que el circuito no debe encenderse. Cualquier medida relacionada con la seguridad nunca está de más.

A continuación, y tras cerciorarnos una vez más que la corriente eléctrica está apagada encendiendo y apagando el interruptor unas cuantas veces en la zona donde vamos a instalar la lámpara, procederemos a usar un medidor de voltaje o un probador de circuitos sin necesidad de contacto para probar cada cable, siempre que no haya un dispositivo instalado con anterioridad en la ubicación que hemos elegido. También se puede usar un multímetro para esta tarea, pero resultará más complicado, especialmente si no se tiene experiencia en este tipo de trabajo. Si finalmente decide probar el voltaje con un multímetro, hay que seguir escrupulosamente las indicaciones del fabricante, pues de no hacerlo así podríamos dañar el aparato o conseguir una lectura falsa que nos pondría en peligro.

El siguiente paso, si hay un dispositivo antiguo en el lugar elegido para la instalación de la araña, es retirar todas las partes desmontables del antiguo dispositivo. Entre las partes que se pueden retirar se encuentran las bombillas, las cubiertas de vidrio y otras partes que veamos que son desmontables. Lo haremos con cuidado, para no dañarlas, pues de esta manera siempre las podremos volver a utilizar.

Una vez hemos retirado estas piezas pasaremos a desmontar el antiguo dispositivo utilizando una llave inglesa o un destornillador para retirar tornillos o contratuercas, que son los sistemas con los que estará fijado el dispositivo al techo. Este paso es mucho más fácil si contamos con la ayuda de una persona que sujete el dispositivo mientras nosotros retiramos los tornillos, porque no deberíamos dejar el dispositivo antiguo colgando de los cables, ya que podría dañarse el dispositivo o el cableado.

En cualquier caso, no debemos desconectar los cables. Debe haber dos o más conectando el dispositivo al sistema eléctrico. En ocasiones están codificados por colores, aunque lleven un aislamiento blanco o negro, y otras veces están identificados por algún otro sistema. Si necesitamos hacer un diagrama de dónde está conectado cada cable es el momento de hacerlo, y si los cables no se distinguen fácilmente, tal vez deberíamos marcarlos con una cinta adhesiva de color, para facilitar la tarea.

Una vez tengamos identificado claramente el cableado procederemos a desconectarlo. Para ello destornillamos los conectores de plástico de los cables, en sentido contrario a las agujas del reloj. Después, retiramos el dispositivo antiguo.

Procederemos ahora a instalar un soporte para la araña, suponiendo que la necesite. Si no tenías ningún dispositivo de iluminación antiguo, probablemente no habrás apagado la corriente eléctrica y deberías apagarla en este momento. Para ello hay que dirigirse al panel eléctrico y apagar el disyuntor o retirar el fusible que esté asociado al circuito en el que vas a trabajar. Para asegurarte totalmente de que la corriente está apagada, puedes apagar la corriente de toda la casa, o bien utilizar un probador de circuitos.

¿Pesa la araña que vas a instalar más o menos de 22 kilogramos? Te lo preguntamos porque las cajas de montaje típicas para techos suelen soportar hasta 22 kilogramos. Por eso, si estimas que la lámpara que vas a instalar pesa más, tendrás que pensar en la instalación añadida de una abrazadera o una caja para ventilador que soporte el peso de la lámpara.

El siguiente paso es retirar la caja de montaje existente, que será de plástico o metal y estará unida al techo o a una barra de soporte mediante tornillos o clavos. Para retirarlos y separar la caja del techo utilizaremos un destornillador o un martillo.

Si observamos una barra de metal en la parte superior del techo, usaremos una sierra de arco para espacios reducidos con el fin de cortarla por la mitad. Entonces tiramos los dos trozos a través del agujero formado y los retiramos.

Si el dispositivo está entre las vigas del techo, lo más conveniente es utilizar una abrazadera para ventilador que soporte más peso que el que tenga la lámpara, si bien suelen sostener, generalmente, hasta 68 kilos.

A través del agujero del techo colocamos la abrazadera para ventilador y la rotamos de forma que quede encima del techo. Extendemos sus brazos hasta sentir que los extremos entran en contacto con las vigas del techo. Con la ayuda de una llave inglesa ajustaremos la abrazadera, pero teniendo la precaución de no poner tensión sobre las vigas. Los extremos puntiagudos deben enterrarse en las vigas de madera. Por su parte, la barra rectangular debe terminar con los lados paralelos al techo.

Entonces colocamos el soporte del kit de la abrazadera para ventilador sobre la parte superior de la misma y pondremos los pernos a través de los agujeros. Después introducimos la caja de montaje sobre los pernos y ajustaremos las tuercas.

Por su parte, si el dispositivo de iluminación está bajo una viga del techo, utilizaremos una caja estilo panqueque, que es una caja de conexión reforzada, que pueda soportar el peso de la araña. La montaremos en la viga del techo utilizando los tornillos de gran capacidad de carga, porque con tornillos estándar la lámpara podría no estar segura y soltarse. Hay que tener en cuenta que debe ser fácil acceder a los cables una vez que la caja esté instalada. Para ello nos aseguramos de que los cables estén introducidos a través del agujero a un lado de la caja antes de unir ésta al techo.

Ya sólo nos queda fijar la araña. Para ello, atornillamos todas las partes de la lámpara excepto el dosel que la une al techo. Para hacer esta tarea más segura lo mejor será que la araña aún no lleve bombillas. Además, si la cadena es más larga de lo que necesitamos abriremos los eslabones con un alicate justo en la altura deseada. De esta manera, dejaremos la cadena justo con la medida que nos conviene, teniendo en cuenta que las lámparas deben estar situadas al menos a 75 centímetros por encima de la superficie de una mesa para proporcionar una excelente iluminación y reducir la posibilidad de que nos choquemos con ellas. Por el contrario, si la araña se va a situar en un vestíbulo, al menos estará a dos metros por encima del suelo y alejada de las puertas de gran altura.

El siguiente paso es instalar una banda de montaje en la caja de montaje. Esta pequeña barra de metal que tiene un par de agujeros a cada lado quizá venga en el kit de la lámpara, pero si no es así podremos comprarla en una ferretería o una tienda especializada. Instalarla es muy fácil. Solo debemos atornillarla a la caja de conexiones en los agujeros existentes para tornillos, pero debemos asegurarnos de que utilizaremos unos del tamaño adecuado.

Los cables de la araña los enredaremos a través de los eslabones de la cadena y del dosel de metal que cubrirá la caja eléctrica, del sujetador de la cadena y de la boquilla metálica, extendiéndose por completo a través de ésta, pero siempre de manera que podamos trabajar con ellos cómodamente. A continuación montaremos la araña y para ello necesitemos que esté cerca del techo, por lo que si una persona puede sujetarla en su lugar, sería perfecto. Si no, siempre podremos colgar la cadena o el sujetador de la cadena de un gancho lo suficientemente consistente que cuelgue de la banda de montaje.

El siguiente paso es envolver cada cable denudo de cobre alrededor del tornillo de conexión a tierra unido a la caja de conexiones, asegurándonos de que ambos cables están en contacto. Estos cables de conexión a tierra se encargan de enviar el exceso de corriente a tierra.

Pelaremos los extremos de los cables aislados de la araña usando un alicate pelacables. Debemos retirar algo más de un centímetro del aislamiento, de manera que veamos el cable. Después, hay que colocar el extremo desnudo del cable neutro que lleva la corriente a tierra junto al extremo del cable blanco aislado que pasa a través de la caja de conexiones. Los giramos y unimos usando un conector de cables, o bien utilizamos cinta eléctrica para este fin.

El cable negro aislado del techo debe unirse al cable aislado de la araña que no tenga marcas de identificación. Ambos son los cables que pueden transmitir corriente eléctrica a la araña. Repetiremos el proceso de unión con un conector de cables de plástico. En cualquier caso, si hay más cables o el número de cables de la araña y la caja de conexiones no encaja, lo mejor es dejar este trabajo en las manos de un electricista para instalar la lámpara correctamente, quien lo realizará de una forma segura.

El penúltimo paso, después de montar y cablear la araña, es atornillar la lámpara en su lugar a través de los pernos o contratuercas dispuestas para este fin. Sigue las instrucciones del fabricante al respecto para asegurarte un buen trabajo. Ya sólo queda probar qué tal funciona la araña que hemos instalado. Para ello debemos instalar las bombillas, encender la corriente y probar la araña. ¿No se enciende? Quizá sea porque has conectado los cables equivocados. Si es así y quieres corregir el error no olvides apagar la corriente eléctrica antes de cambiar las conexiones. Si no funciona una segunda vez, lo mejor es que no sigas intentándolo y derives el trabajo a un profesional, que puede encontrar el problema que impide el normal funcionamiento de tu lámpara rápidamente.

Esta noticia puede interesarte: Modelos de persianas de seguridad


Sobre esta noticia

Autor:
Pepemario (8 noticias)
Visitas:
9902
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.